Comentario de disco – June or July – vol.1 y vol.2

vol1

Hace un tiempo leía el comentario de un colectivo de músicos chilenos, que señalaba que en estos tiempos tocar música electrónica con “máquinas”, es decir, prescindiendo de laptops, era pertenecer a una especie de elite. Ellos lo connotaban positivamente, dado que ellos mismos así lo hacían con sus producciones musicales. Yo no sé hasta qué punto tocar con máquinas te ubique dentro de una “elite”, lo dudo y si fuese así sólo tendría que ver con el costo de los aparatos; no obstante, comparto que el sonido análogo, “el sonido de las máquinas”, despliega una materialidad sonora  –¿un espíritu?- que no está presente en las producciones en cuya génesis y resultado el factor digital es constituyente.

Este “espíritu” en la sonoridad puede apreciarse claramente y de manera muy estimulante en los dos volúmenes autoeditados en los últimos meses por el músico chileno afincado en Barcelona, José Jünemann, quien antes tocó la batería en Mota y Familea Miranda, y también en solitario como Zigarettenpause. June or July es su actual vehículo de expresión y en estos dos volúmenes entrega miradas distintas, pero complementarias, de una electrónica que indaga de manera lúdica, pero minuciosa, en las diversas posibilidades de la maquinaria tangible.

Si bien un halo etéreo recorre ambos volúmenes, el primero podría considerarse más sicodélico, principalmente, por su desarrollo sobre motivos circulares en la senda del minimalismo de Terry Riley, aunque con una sensibilidad más pop (o menos mística): “Playful perfection environments” y “ Burnout syndrome” dan cuenta de esto de manera brillante. Sin embargo, también hay espacio para la ciencia ficción (“People who dress with paint”), la exploración de timbres y texturas (“Memorial”) y bellos acercamientos a la canción (“Looking for the next exit”).

El volumen 2, si bien continúa la misma senda, dotado del mismo espíritu que el antecesor, en cierto sentido desarrolla más profundamente las composiciones, incluyendo sampleos de voces y baterías reales, moviéndose, referencialmente, entre el kraut ambiental tipo Cluster y la postindustrialidad del tipo Coil.

Si bien estos dos volúmenes podrían pasar por ejercicios de estilo determinados por la instrumentación, hay demasiadas ideas y sensaciones tras estas piezas. Jünemann no está inventando nada, sin embargo, ha cargado de vitalidad y buenas vibras un puñado de momentos que, por poco pretenciosos, se hacen grandes  y nos conectan con el cielo. Para los meses siguientes, está anunciado un tercer volumen que promete continuar y cerrar esta etapa.

June or July

“Drones, impros & scapes” vol.1/vol.2

Autoedición

2013/2014

Escucha AQUI

vol2

 

Por Cristóbal Cornejo

El Ciudadano

Publicado en «Onda Corta: sonidos locales», El Ciudadano,  julio 2014

4,225,177FansMe gusta
144,175SeguidoresSeguir
288,916SeguidoresSeguir
16,468SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -