El Mundo Mágico de Johnny Bartoms deleitó a los caraqueños

En el marco del Festival Internacional de Teatro de Caracas 2018, “El Mundo Mágico de Johnny Bartoms”,  llevó un espectáculo cargado de magia, ilusionismo y diversión a los adultos y niños que asistieron a la presentación de la obra, en el auditorio de la sede principal de la empresa de telecomunicaciones de Venezuela (Cantv).

Esta pieza es una creación de  la compañía CircusMagic, que relata de manera  divertida las diferentes formas de hacer actos de magia, motivando la participación de niños, jóvenes y adultos, a través de herramientas didácticas.

La magia cómica, magia de salón y cartomagia son los fuertes de esta compañía  que utilizó diferentes elementos como colores, el abecedario y los números, entre otros.

Oswaldo Barreto, alias “Johnny Bartoms”,  tiene 50 años de experiencia en el mundo circense,  y fue el protagonista principal de esta obra, señalando que su objetivo es divertir a los niños con magia.

Para la niña Yamileth Cabello, el show cumplió sus expectativas: “La obra me encantó, es la mejor que he visto en mi vida. Invito a los niños a que vengan a verla, porque tiene muchas cosas creativas”.

La magia ​​​ es el arte con que se producen  actos o palabras inimaginables,  con la intervención de seres extraordinarios, y resultados contrarios a las leyes naturales. Es uno de los artes más antiguos  del mundo  que consiste en entretener y mediante  ilusiones sorprender al público.

Este sábado 5 y domingo 6,  la cita es para toda la familia para disfrutar de  “Un canto a Caracas”, del Núcleo de Profesionales para el Teatro Infantil Venezolano (Nupteiv), a partir de las 3:00 de la tarde, en el auditorio de la sede principal de la Cantv.

4,197,790FansMe gusta
127,218SeguidoresSeguir
289,512SeguidoresSeguir
16,406SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Ejército ordena a militares que «devuelvan» el dinero cobrado ilegalmente en...

El ministro de Defensa, Alberto Espina, confirmó que el Comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, ordenó que los militares devuelvan los dineros cobrados...

Edición Impresa El Ciudadano