Columnas

La maravilla de ser las nuevas putas brujas: poliamor y feminismo

El poliamor es un neologismo construido como discurso a principios de los noventas, pero el amar como una propuesta colectiva, consensuada, honesta, y libre de las ataduras sociales impuestas, es un constructo que ya se le había llamado amor libre


Disculpen la molestia: armados contra los pobres

¿Por qué son intocables las cinco potencias que tienen derecho de veto en Naciones Unidas? ¿Ese derecho tiene origen divino? ¿Velan por la paz los que hacen el negocio de la guerra? ¿Es justo que la paz mundial esté a cargo de las cinco potencias que son las principales productoras de armas? Sin despreciar a […]


La lucha por un espacio en el dial

En el nuevo marco regulatorio, que es motivo de debate en el Congreso, las radios comunitarias se potencian


La Crisis se extiende en Chile

1


¿Pasamos la transición o estamos todavía en la Restauración?

Desde los años 90’ un pequeño grupo de chilenos se ha empecinado en prohibir todo lo que tenga que ver con la sexualidad y la reproducción


Candidaturas de Arrate y Navarro: ¿ Dividir más o construir?

En momentos críticos en que el país la necesita, la izquierda electoral y política se achica ante los desafíos y sus adversarios liberales presentándose con dos candidaturas de ex socialistas


Para crecer ahora: diálogo

Cuando la izquierda chilena habla de la unidad, es porque tiene incontables argumentos, muchas razones para hacerlo, pero la más importante es la necesidad que tenemos de volver a recuperar la capacidad de construir juntos, de dotarnos férreamente de la aspiración de poder, de convencernos que podemos cumplir con las grandes alamedas


Mostrando la hilacha en 10 pasos

Como sabrán, soy testimonio viviente del eclecticismo chileno


Derrumbe

Las exportaciones chilenas cayeron un 40,4 por ciento durante el primer semestre del 2009, comparado con el mismo período del 2008, en dólares corrientes


Lecciones, elecciones y erecciones democráticas

Algunos políticos sostienen que la única manera de hacer seguro a un revolucionario es darle un escaño en el parlamento