La FIFA aprueba 1.500 millones de dólares para salvar al fútbol del impacto económico de la pandemia