Bolívar desnudo: Emblema de la ciudad colombiana de Pereira

En una verdadera insignia que identifica la ciudad colombiana de Pereira, se ha transformado la escultura del “Bolívar Desnudo”, que llegó hace 55 años a esa urbe en ocasión de celebrar su centenario.

Su autor fue el maestro colombiano Rodrigo Arenas Betancourt, que nació en Antioquia en 1919 y falleció en Medellín el 14 de mayo de 1995.

La pieza fue elaborada entre 1958 y 1962, tiene 14 toneladas de peso y fue fundida en bronce en el taller de Abraham González Holguín , en México. Posteriormente se transportó en barco desde el puerto de Acapulco. 

En el libro “Historia de Pereira”, de Hugo Ángel Jaramillo, se relata así el hecho: “Cuando se habló por primera vez de que el Bolívar de Pereira se iba a representar desnudo en la estatua que trabajaba laboriosamente en México el destacado escultor colombiano Rodrigo Arenas Betancourt, una hemorragia de papel escrito se desató en contra del artista”.

La escultura más fotografiada de la urbe cafetalera colombiana, es símbolo de libertad, pluralismo y librepensamiento. Foto Web.

Agregó que “pocas personas sensatas defendieron la portentosa obra que desde el momento de su erección en 1963, está constituida como el principal símbolo de nuestra ciudad”, se destaca en el texto.

“La polémica candente llegó a provocar hasta injurias contra el escultor y quienes habían prohijado esta irreverencia contra nuestro gran Libertador y connotado americano”, prosigue el relato de Jaramillo.

Señaló que “con el correr de los días y la admiración de las gentes propias y extrañas, se fueron apaciguando los enconados ánimos y Pereira, como siempre noticia en Colombia, mostró todo el orgullo de la obra del artista colombiano y lo dignificó erigiendo su primera y monumental estatua en la Plaza de Bolívar, la misma que a la vez venía a constituirse en la puerta de entrada a su país del menospreciado escultor hasta entonces, Rodrigo Arenas”.

Arenas describió esta obra en bronce como un “Bolívar-Prometeo”, un símbolo de libertad. Es la única representación de Simón Bolívar sin ropa, espada, o medallas que existe en todo el mundo.

 La Plaza de Bolívar ya recibía el nombre del Libertador, al igual la gran mayoría de plazas centrales de Colombia, pero carecía de una escultura, se lee en el portal  pereiraculturayturismo.

Como un “Cristo a caballo” lo definió su autor. Foto Web.

Antes de la llegada de la obra que le daría identidad a la ciudad, conocida por pertenecer a la región del eje cafetero, se pensó en ubicar en la Plaza de Bolívar una escultura tradicional ecuestre del libertador con vestido militar.

La escultura hace eco de diferentes discursos que circulaban en Pereira entorno a la idea de libertad: El Bolívar evoca el pluralismo y el librepensamiento que marcaron la historia de la ciudad.

También alude a los deseos de los pereiranos de conseguir mayor autonomía administrativa y de consolidar una identidad diferente. Y por último, al haber sido concebido durante la etapa final del régimen militar de Gustavo Rojas Pinilla, la escultura representó una crítica a los abusos de poder.

Además de significar la libertad, el cuerpo desnudo daba también un mensaje de igualdad, hecho que generó una amplia controversia.

Algunas Academias de Historia y la Sociedad Bolivariana consideraron la desnudez de la pieza como una afrenta al buen nombre del prócer de la independencia, puesto que se le representaba como un ser humano igual a cualquier otro.

Hoy en día se han dejado de lado los debates sobre la desnudez del Bolívar y la obra, en cambio, sigue siendo insignia del espíritu de libertad de Pereira. No en vano, es la escultura más fotografiada de la ciudad.


En una verdadera insignia que identifica la ciudad colombiana de Pereira, se ha transformado la escultura del “Bolívar Desnudo”, que llegó hace 55 años a esa urbe en ocasión de celebrar su centenario. Foto Web.

En entrevista concedida al periódico El Espectador de Bogotá, el 30 de agosto de 1963, Rodrigo Arenas Betancourt expresó lo siguiente sobre su polémica escultura:

“No fue fácil encontrar la composición, la forma que expresara por sí misma la libertad, el vuelo, el incendio…Los bocetos se sucedían unos a otros depurando y concretando la idea. Por este camino llegué a la maqueta, a la concepción final que se ha realizado definitivamente y trasladado al bronce”.

Señaló: “Quedó desnudo el hombre, tal vez un Cristo a caballo. Desnudo el caballo, desnudo el fuego – como en las manos de Prometeo— desnudas las banderas. Nada más, nada menos que un prometeo: el hombre volando con el fuego sobre la bestia y sobre las montañas en donde los hombres duermen y engendran.

Ciegos que buscan la luz. Esclavos que buscan la libertad Bolívar-Prometeo. Bolívar-tempestad. Bolívar-incendio. Tal es mi estatua. No otra cosa fueron las guerras de independencia…un anhelo de libertad para conocer, para vivir, para crear.”

 Otras notas de interés:

Sobrepoblación de palomas amenaza a la plaza Bolívar de Bogotá

El “septembrino” el peor de todos los atentados contra la vida de Simón Bolívar

4,223,566FansMe gusta
139,796SeguidoresSeguir
289,171SeguidoresSeguir
16,446SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -
x