Canadá: El segundo país más grande del mundo clama por mano de obra

Un llamado casi desesperado están lanzando los empresarios canadienses, ante la profunda escasez de mano de obra, situación que está colocando en alto riesgo la vida de fábricas y negocios.

La advertencia no es nueva. Viene haciéndose desde hace una década. Y ante tanta alarma surge la pregunta ¿cómo es que el segundo país más grande del planeta, uno de los más industrializados, con evidentes avances tecnológicos y científicos no cuenta con suficiente población para trabajar?

Surgen varias hipótesis al respecto. Una de ellas la jubilación de los llamados “baby boomers”, generación  nacida entre los años 1945 y 1964, cuya vida laboral y productiva entró en declive.

Otra causa gira alrededor de las bajas demográficas producto de la escasa tasa de natalidad, hecho que impide el aumento significativo de la población.

Empresarios canadienses alertan sobre 430 mil empleos vacantes. Foto Web.

Por último, analistas centran su razonamiento en el interés de la clase empresarial canadiense de captar mano de obra barata, con la contratación temporal de inmigrantes de todo el mundo, para lo cual piden la flexibilización de la política y trámites migratorios.

Sea cual sea la razón, el panorama planteado está más vigente que nunca y el gremio empleador continúa reclamando con urgencia personal, principalmente en las áreas de servicios, construcción, agricultura, gas y petróleo.

Los testimonios así lo evidencian. Nathalie Joyal, directora de ventas de Sixpro, empresa ubicada cerca de Drummondville, es portavoz de la consternación de muchas compañías manufactureras, que luchan por encontrar los empleados necesarios para su crecimiento.

“En la región de Drummondville, que cuenta con unas 650 empresas del sector manufacturero, hay 2.000 puestos de trabajo disponibles”, señaló Joyal.

“Al igual que otras compañías, la dificultad de contratar personal obliga a Sixpro, que se especializa en el recubrimiento de pintura metálica, a rechazar contratos importantes”, declaró la ejecutiva a Radio Canadá Internacional. “Para una empresa internacionalmente competitiva, este es un ejercicio antinatural”, agregó.

Mientras las autoridades de Québec discuten reducir la inmigración, los empresarios buscan extranjeros para suplir la ausencia de trabajadores. Foto Web.

Frédéric Albert, representante de otra empresa, Fibrobec, aseguró que la falta de empleados los ha obligado a tomar medidas drásticas como reducir la producción.

No hemos estado acostumbrados a decirle al departamento de ventas que reduzca la velocidad. Esta no es una orientación comercial normal. No tiene sentido, pero es una realidad”.

La profundización de la falta de mano de obra en el país de América del Norte está ejerciendo una importante presión que provoca el alza de los sueldos y salarios.

Se contabilizan más de 430.000 puestos en pequeñas y medianas empresas que no han podido ser ocupados en los últimos cuatro meses, refirió una nota publicada por el portal de noticias Expansión.

La tasa de vacantes de empleo aumentó en un año de 2,9% hasta 3,3% actualmente, dijo en un reporte la Federación de Negocios Independientes de Canadá (CFIB).

Esto está «por encima de los registros establecidos antes de la crisis financiera de 2008, y los negocios están sintiendo verdaderamente la presión», dijo el economista en jefe de la CFIB, Ted Mallett.

Un llamado casi desesperado están lanzando los empresarios canadienses, ante la profunda escasez de mano de obra, situación que está colocando en alto riesgo la vida de fábricas y negocios. Foto Web.

De acuerdo con la agencia de estadísticas del gobierno, la tasa de desempleo cayó 0,1 puntos porcentuales en octubre a un mínimo casi sin precedentes de 5,8%.

Las cifras difundidas surgen mientras el gobierno Federal y el de Quebec discuten sobre objetivos en materia de inmigración.

El primer ministro de Quebec, Francois Legault, ha pedido una reducción de la migración, a pesar de que la provincia de habla francófona es la más afectada por la falta de trabajadores calificados.

«Lo que he escuchado a través de Quebec son empresarios, hombres de negocios preocupados por la falta de mano de obra, entonces no estoy seguro de que sea el mejor momento de cortar la migración» comentó el primer ministro Justin Trudeau. 

Para satisfacer sus necesidades de personal, cada vez más empresas confían en la mano de obra de la inmigración. Algunos de ellas asisten a ferias de empleo en el área de Montreal, donde se encuentra el mayor grupo de inmigrantes.

Sin embargo, sus esfuerzos para tratar de convencer a los recién llegados a mudarse a las regiones no siempre son exitosos.

La otra forma es reclutar trabajadores temporales en el extranjero. Sixpro, que tiene 225 empleados, recurre desde hace un año a trabajadores en Filipinas para realizar tareas básicas de fábrica.

Sin embargo, este es un proceso largo y tedioso con la burocracia federal y provincial. Por cada empleado, las compañías deben invertir varios miles de dólares para traerlos, alojarlos, capacitarlos y asegurar su aprendizaje de la lengua francesa.

Las compañías manufactureras regionales están desesperadas por contratar trabajadores no calificados para satisfacer sus necesidades. Foto Web.

SGT Transport, en Saint-Germain-de-Grantham, cerca de Drummondville, tuvo que reclutar a docenas de camioneros de Europa, de África y del Caribe. A pesar de esto, cincuenta camiones permanecen inmovilizados en su estacionamiento por falta de conductores.

En Quebec, se encuentran con una paradoja migratoria que hace que la clientela inmigrante esté demasiado calificada para las necesidades laborales en las regiones de Quebec, señaló Radio Canadá Internacional.

Las compañías manufactureras regionales están desesperadas por contratar trabajadores no calificados para satisfacer sus necesidades. En el área de Drummondville, en Quebec, la demanda es particularmente urgente.

Jean-Pierre Rabbath, director a cargo de la contratación internacional de SGT Transporte, expresó que “para satisfacer sus necesidades, compañías como Groupe Soucy, que procesa el caucho, recurren a los refugiados sirios que no desean nada más que trabajar para integrarse a la sociedad de acogida”.

“Hasta cierto punto, el hecho de que las empresas den empleos a trabajadores temporales o refugiados es indicativo de las fallas en nuestro sistema permanente de inmigración”, manifestó la vicepresidenta de la Federación Canadiense de Negocios Independientes (CFIB), Martine Hébert.

Otras notas de interés:

Parlamentarios en Canadá exigen parar inmigración ilegal

 

China amenaza con serias consecuencias si Canadá no libera a directora de Huawei

 

4,223,566FansMe gusta
139,648SeguidoresSeguir
289,170SeguidoresSeguir
16,446SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

EE.UU. pide la extradición de Carlos Cardoen por vender material de...

Estados Unidos confirmó a Chile su solicitud de extradición del empresario Carlos Cardoen, acusado de exportar material de guerra a Irak en la década...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -
x