Consejo Nacional de Televisión registra un récord de denuncias de televidentes durante 2017

Un récord histórico de denuncias realizadas por contenidos «inadecuados» registró este año el Consejo Nacional de Televisión (CNTV). Según consigna El Mercurio, el organismo había recibido hasta noviembre un total de 4.867 reclamos, cifra que supera el anterior récord de 4.331 reclamos registrado en 2014.

De acuerdo al reporte, el espacio con más reclamos es el matinal «Bienvenidos» de Canal 13 con 1.693 quejas, de las cuales la mayoría se refirieron a la publicación del informe ginecológico de Nabila Rifo -que recibió más de mil denuncias en un sólo día- y a la cuestionada recomendación del doctor Ricardo Soto sobre el clorito de sodio.

El otro programa que concentró gran cantidad de denuncias fue el reality de Mega «Doble Tentación», con 1.511 reclamos, el más denunciado en su género hasta hoy. En este caso, los televidentes apuntaron en su mayoría contra los episodios de violencia física y verbal hacia la mujer que se vieron en pantalla, especialmente por parte de una de sus participantes, Oriana Marzoli.

En tercer lugar, con 143 denuncias, aparece «Mentiras verdaderas», de La Red, debido a la entrevista a Loreto Iturriaga, hija del subdirector de la DINA, Raúl Iturriaga Neumann -actualmente preso en Punta Peuco-, donde entre otras polémicas declaraciones, negó la existencia del centro de detención conocido como «La Venda Sexy».

Otros espacios que aparecen en la lista de los más denunciados son el Festival de Viña del Mar, por la retransmisión de la presentación de la comediante Daniela «Chiqui» Aguayo en horario de protección a menores; «Primer Plano», por las homofóbicas declaraciones realizadas por el personaje «Arenito»; e «Informe Especial», por el polémico reportaje de la periodista Paulina Allende-Salazar, que intentó relacionar las reivindicaciones del pueblo mapuche con el narcotráfico.

Al respecto, Oscar Reyes, presidente del CNTV, dijo a El Mercurio que «hay una sensibilidad mayor hacia temáticas referidas a eventuales transgresiones a la intimidad, vulneración de la honra e imagen pública, denigraciones y humillaciones públicas de personas, estigmatización y actos discriminatorios, entre otros».

«Hoy, la ciudadanía exige mayor calidad y contenido en televisión. Además, como está más informada y empoderada, pide que se resguarden los derechos fundamentales de todo individuo y que no se vean vulnerados, menos por la TV, que es un medio socializados de alto consumo y que se ve a través de distintas plataformas», concluyó Reyes.

4,223,566FansMe gusta
139,648SeguidoresSeguir
289,172SeguidoresSeguir
16,445SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -
x