es Spanish

La gran estafa

El  hecho que tres de los dirigentes del llamado partido “comunista” de Chile se encuentren entre los diputados electos en las elecciones parlamentarias recientes, está permitiendo que se sostengan diversas especulaciones, algunas desde la ignorancia y de la despolitización, otras del manejo interesado de los medios de comunicación reaccionarios, que no pierden la oportunidad para verter anticomunismo (aunque saben que a quienes están señalando como “comunistas” no lo son), llegando a los propios electos, que sin el más mínimo pudor, hablan de “golpe a la exclusión”, “ruptura definitiva con la exclusión”, que el “parlamento será distinto”, de “triunfo histórico después de 36 años fuera del parlamento”.

Dado que estamos hablando de una agrupación política que aún ocupa el nombre de “comunista” (muy bien y avergonzadamente ocultado durante la campaña electoral), es necesario salir al paso del daño y la confusión que generan en las masas populares del país, y a nivel del Movimiento Comunista Internacional, debemos debelar la estafa política que se nos presenta.

Lo primero, y aunque parezca ya sobrante para el militante revolucionario, el llamado partido “comunista” de Chile NO es un partido comunista, es una agrupación socialdemócrata, oportunista, cuya única razón de existir es tratar de participar de los espacios posibles dentro del Estado capitalista y esto a cualquier costo, incluso, como lo hicieran en estas elecciones parlamentarias y presidenciales, ocultando su nombre, símbolos, para ya no hablar de posición política, ya que sólo han asumido la de los neoliberales de la “Concertación”. Se puede afirmar que para ser electos se negaron por completo, se asumieron como lo más rastrero del oportunismo y del liquidacionismo político.

Hablar del partido “comunista” de Chile es hablar de quienes reniegan del marxismo-leninismo, de quienes hacen coro con todas y las más variadas expresiones ideológicas de la burguesía, a la hora de lanzar las peores acusaciones sobre la construcción del socialismo, sobre la Revolución de Octubre y el Socialismo en la ex Unión Soviética, es referirnos a quienes juegan el papel de apaga fuegos del combate obrero y popular, de quienes han sido responsables de la inexistente y criminal vía “pacífica” y “parlamentaria” al socialismo, al que nunca se ha llegado por ese camino, pero que sí ha conducido al fascismo.

De cualquier manera, es importante observar los siguientes elementos para distinguir la estafa a la que se quiere llevar a los incautos:

1.- El uso del nombre “Juntos Podemos” en la unión del P “C” con la Concertación, o lo que va quedando de ella, los retrata de cuerpo entero. El “Juntos Podemos” dejó de existir hace mas de tres años, cuando éste existió reunía a cerca de 50 organizaciones políticas y sociales, y sostenía como esencial el combate a la “Alianza” y a la “Concertación” por igual, en tanto que son expresiones políticas del neoliberalismo, y denominaba a una como la “vieja derecha” y a la otra de “nueva derecha”. De cualquier manera, es necesario recordar que el verdadero “Junto Podemos” sostenía en su Declaración fundacional que “quedaba excluida toda posibilidad de alianza o pactos con la “Alianza” y con la “Concertación””.

Es importante tener presente que el P “C” abandonó por más de dos años lo que quedó del Juntos Podemos, el que fue sostenido principalmente por el PC(AP), a partir de la segunda vuelta presidencial en la que fue electa M. Bachelet con los votos del P “C” y que éste, incluso, trató de remplazarlo por un patético “parlamento político y social”, cuando ya nadie, ni nuestro Partido Comunista (Acción Proletaria), PC(AP), hablaba del “Juntos Podemos”, cuando éste sólo era un recuerdo, tomaron su nombre para vestirse con ropa ajena y estafar a los electores.

2.- Aquí no hay “ruptura de la exclusión”, más bien se profundiza la misma, toda vez que la elección de los flamantes diputados P “C” se dio dentro de la entrega a la Concertación, de ponerse por entero a su servicio, de jugársela para que ésta mantuviera el número de parlamentarios, cabe recordar que por primera vez el P “C” sólo llevó 4 candidatos a diputados y que, por otro lado, todo fue en el marco del sistema “binominal”.

3.- Tanto en la forma, como en los contenidos, las consignas, propaganda y toda la campaña de los candidatos P “C” se dio destacando los logros “democráticos” de la Concertación, ocultando miserablemente el hecho que ésta ha gobernado para los monopolios, que como nunca los capitalistas criollos y extranjeros han ganado dinero en Chile, que los movimientos populares han sido reprimidos salvajemente por la policía, bajo dirección del Ministerio del Interior concertacionista, que se tiene al pueblo Mapuche y a su justa lucha nacional en estado de guerra, asesinando y encarcelando a numerosos jóvenes luchadores.

4.-De cualquier manera, no se está frente al ingreso de “comunistas” al parlamento patronal y burgués, sino de políticos socialdemócratas, de tres nuevos diputados de la Concertación, que con poses mas o menos “progresistas”, terminarán, como es su naturaleza ideológica, política y de clase, afirmando a la “concertación” neoliberal y pro imperialista.

Ellos, los tres nuevos diputados del sistema electos, deben estar sacando cuentas, viendo cómo se sentarán en los cómodos sillones del parlamento junto a sus hermanos concertacionistas, nosotros, los comunistas, es decir, los militantes del PC(AP), desde la lucha obrera y popular, desde el combate REAL y VERDADERO por una Asamblea Constituyente y una nueva Constitución, estamos codo a codo con los verdaderos demócratas, patriotas y revolucionarios, preparando todas nuestras baterías de guerra contra el parlamento y el próximo gobierno de los monopolios capitalistas y del imperialismo, de quienes nada podemos esperar, a no ser más explotación y opresión.

Por Eduardo Artés

Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) – PC(AP)

17 de diciembre del 2009.

accionproletaria.com

Texto subido por:

Facebook Comments

4,251,090FansMe gusta
174,550SeguidoresSeguir
292,319SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -