Pillaron al párroco de Paredones mandando mensajes sexuales y fotos con desnudos a menor de edad

Una nueva denuncia contra un sacerdote de la Iglesia Católica fue dada a conocer este viernes, luego que Canal 13 difundiera un reportaje donde se denunció al párroco del pueblo de Paredones, ubicado en un sector rural de la Región de O’Higgins, Luis Rubio Contreras, de cometer abusos a menores de edad.

La denuncia es encabezada por Elisa Fernández, quien participó por cerca de 14 años en la iglesia, asistiendo incluso encuentros internacionales de jóvenes. “No sé si llamarlo cofradía, secta o grupo de sacerdotes” señaló la mujer al referirse a las prácticas que presenció por parte de varios sacerdotes, como cuando se hacían “bromas” entre ellos diciendo “a este le gustan verdecitos, le gustan recién criaditos”.

Fernández se reunió hace un año y medio con el Obispo Goic, a quien entregó una denuncia escrita y firmada con un listado de 13 sacerdotes, entre los que habían varios que ya habían mostrado abiertamente su preferencia sexual por menores de edad. Como no tuvo respuesta, la denunciante quiso buscar más pruebas y se hizo pasar por un menor de edad en Facebook, contactando a Luis Rubio, quien a los días le respondería con imágenes desnudo y pidiéndole actos sexuales.

Ante esto, el equipo de periodistas del Canal 13 encaró al sacerdote, que reconoció solamente algunos de los hechos: “Sí, es cierto, pero yo también corté todo eso”, explicó el sujeto.

“Es un día de mucha tristeza y lamento lo que hecho. Siento mucha vergüenza”, añadió Rubio, anunciando que a la comunidad le pedirá “nada más que perdón y humillación de mi parte”. Además, dijo que comunicará su situación a monseñor Goic.

Justamente, de acuerdo con la nota, el obispo de Rancagua, Alejandro Goic, habría recibido la denuncia hace un año, pero aún no se ha tomado ninguna resolución al respecto. Cuestionado por esta irregularidad, Goic respondió: “Yo no estudié para detective, yo estudié para ser pastor y para servir a la gente”.

Otros detalles del reportaje presentado fue que el sacerdote denunciado pertenece a una cofradía de gente de la iglesia, liderada por alguien catalogado como “la abuela”. y seguida por varios otros curas, que se denominan «tías, hijas y nietas».

Finalmente, desde el Obispado de Rancagua informaron que el párroco de Paredones fue suspendido de sus funciones.

4,223,566FansMe gusta
139,648SeguidoresSeguir
289,171SeguidoresSeguir
16,445SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Maduro: A los revolucionarios del mundo nos conmueve la partida física...

Como autora, Marta Harnecker publicó más de 80 libros entre los que figura “Conceptos Elementales del Materialismo Histórico”, escrito en 1969...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -
x