es Spanish

Por qué las personas con bajo rendimiento escolar suelen ser más exitosas

Como muestra la realidad, las buenas calificaciones no siempre te dan el boleto a un futuro feliz y no siempre los que eran malos en la escuela, después de la graduación, se quedan sin trabajo. Entre los mediocres, hay personas ricas y famosas, con el éxito y la perseverancia que podrían ser asunto de envidia para muchos.

La inteligencia es un concepto abstracto, y el rendimiento académico no necesariamente es la mejor manera para medirla. El éxito de un graduado se define sobre la base de lo que haya logrado fuera de la institución, y la escuela no siempre es una verdadera preparación para lo que nos espera en la vida independiente.

Steve Jobs, por ejemplo, nunca se graduó en una universidad. Mark Zuckerberg y Bill Gates, tampoco. Sergei Korolev, quien lanzó el primer satélite artificial al espacio, era bastante malo en la escuela. Vladimir Mayakovsky estudiaba tan mal que no pudo terminar de leer Anna Karenina. Y Joseph Brodsky fue uno de los más ignorantes en su escuela, lo cual no le impidió recibir un Premio Nobel de Literatura.

El éxito requiere pasión, persistencia, emoción, la capacidad de sobrevivir y, especialmente, entender el valor de un fracaso. Por eso, muchas personas de las que nadie esperaba ningún logro debido a su bajo rendimiento escolar, ahora gobiernan el mundo. Ellos entienden qué significa luchar porque, a diferencia de los estudiantes excelentes, desde su infancia aprenden a manejar y superar sus fracasos. Por el contrario, a diferencia de estos, a aquellos no le da miedo tomar riesgos, ir en contra de las reglas y, por ello, pueden crear algo original.

El estudiante con bajo rendimiento escolar, por lo común, es un líder en su círculo, está dispuesto a guiar a los demás eludiendo el sistema escolar. Entre este tipo de individuos, se encuentra el porcentaje más alto de las personas creativas que piensan de manera no trivial. Los psicólogos están seguros de que a estos niños simplemente no les interesa el conjunto de las disciplinas escolares. En la escuela nos enseñan que «solo puede ser así y de ninguna otra manera», nos quitan las ganas de pensar fuera de «la caja» y de solucionar los problemas de forma distinta. Muchos ricos son ricos porque piensan fuera de «la caja». A ellos, nadie les dice que esto es imposible. Siempre hacen las cosas a su manera y, como resultado, ganan.

Sin embargo, esto no significa que tener calificaciones bajas en la escuela te garantice un éxito en la vida, y tampoco quiere decir que las calificaciones perfectas no son una garantía de que vas a llegar lejos. Las calificaciones solo son unas cifras en el papel. Al final de cuentas, nuestra vida está definida por el carácter, experiencia y conexiones, y no solo por las calificaciones escolares.

Por lo tanto, si te graduaste de la escuela o la universidad de manera no tan perfecta, no te desesperes. La vida tiene una serie de altibajos. Estudiamos muchas cosas útiles en la escuela, pero el conocimiento verdadero lo recibimos después de dejar el aula de clases.

Facebook Comments

4,235,294FansMe gusta
163,880SeguidoresSeguir
290,316SeguidoresSeguir
16,455SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Usuarios de Instagram podrán reportar contenido falso

Para evitar hacerse eco de información falsa, Instagram permitirá identificar material falso o engañoso a través de una nueva opción.
- Advertisment -