Reacciones 10-E: El mundo se divide tras la investidura de Nicolás Maduro

Este jueves Nicolás Maduro, tomó posesión formal como presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el período constitucional 2019-2025, ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) , en medio de una inclemente presión y de gestos de apoyo de gobiernos de todo el mundo.

Maduro logró la reelección  al obtener la victoria en los comicios realizados el 20 de mayo de 2018, en los que logró el el 67,84% de los votos, que se traducen en 6 millones 248.864 electores.

Apoyo a Maduro

Durante su juramentación, Nicolás Maduro contó con el respaldo de miles de venezolanos que salieron a las calles de Caracas y un grupo de mandatarios y representantes de varios países, que acudieron a la cita para manifestar su apoyo al mandatario reelecto en las urnas electorales y reafirmar su compromiso con la defensa de la soberanía y derecho a la autodeterminación de la nación caribeña.

«El mundo es más grande que el imperio estadounidense y sus gobiernos satélites. Aquí está ese mundo», dijo Maduro cuando tomó posesión del cargo .

El jefe de Estado estuvo acompañado por presidentes latinoamericanos como: Evo Morales, de Bolivia; Miguel Díaz-Canel, de Cuba; Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador; y Daniel Ortega, de Nicaragua. Así como por los primeros ministros de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves; y de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris.

También acudieron al Tribunal Supremo de Justicia  los presidentes de Osetia del Sur, Anatoli Bibílov, y de Abjasia, Raul Khajimba.

El gobierno de Rusia estuvo representado por el vicepresidente del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal, Ilyas Umakhanov, mientras que China envió al ministro de Agricultura y Asuntos Rurales, Han Changfu.

También acudieron los vicepresidentes de Turquía y Bielorrusia, Fuat Oktay e Igor Liashenko, respectivamente; el ministro de la Defensa de Irán, Amir Atami; y el canciller de Palestina, Riad al-Maliki.

Además asistieron el encargado de negocios de la embajada de México, Juan Manuel Nungaray; y el de Uruguay, Jose Luis Remedi; así como enviados de distintos países de África y el mundo árabe.Entre estos figuran un representante de la Unión Africana, que agrupa a 54 países y  otro de la Liga Árabe, que reúne a 20 naciones.

Asimismo, acompañó a Maduro el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), Mohammed Barkindo, grupo del que Venezuela es miembro fundador y del que durante 2019 ejercerá la presidencia.

Defensa de la democracia

Frente a la investidura de Nicolás Maduro no faltaron los pronunciamientos de apoyo al mandatario y a la defensa del sistema democrático de Venezuela, que es objeto de las agresiones de Estados Unidos y sus aliados.

«He venido a acompañar al hermano presidente Nicolás Maduro porque compartimos la misión histórica de defender a nuestros pueblos y los procesos revolucionarios, como lo hicieron Bolívar y Sucre», declaró el mandatario boliviano, Evo Morales, a su arribo a Caracas.

Afirmó  que Venezuela no está sola porque ahora hay presidentes, gobiernos y movimientos sociales que acompañan la Revolución Bolivariana.

El presidente boliviano criticó como injerencista la resolución emitida por la OEA contra la investidura del segundo mandato de su homólogo venezolano.

«Resolución de la OEA que no respeta al Gobierno legítimo, legal y democrático de Venezuela, viola el principio de no injerencia de ese organismo y atenta contra la soberanía de un pueblo que votó por el presidente Nicolás Maduro», publicó en su cuenta de la red social Twitter.

«Hemos llegado a Venezuela a traer personalmente la solidaridad con el presidente Nicolás Maduro Moros, democráticamente elegido por su pueblo», expresó, por su parte, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

En un mensaje publicado en su cuenta en Twitter, el mandatario cubano llamó a no subestimar el gran despliegue de recursos de los adversarios históricos para impedir que fuerzas progresistas y populares se mantengan en el Gobierno.

Antes de acudir a Caracas para participar en la ceremonia de investidura, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, le envió una carta a su homólogo Nicolás Maduro, para ratificar su apoyo frente a las agresiones perpetradas por la Casa Blanca y  los países que conforman el cartel de Lima.

«Nicolás, la vergüenza es de ellos, la dignidad es nuestra. Estamos juntos, los pueblos libres y decorosos de nuestra América, asumiendo nuestros derechos y exigiendo, con Bolívar, con Chávez, con Fidel, con Sandino, patria libre”, escribió en el texto.

En el documento, también  plantea que el continente americano “vive tiempos para la gloria, para la victoria, para la humanidad”.

Vamos adelante, con fe y esperanza, con fuerza de amor gigante, venceremos”, subrayó.

Movimientos sociales con Venezuela

El acto de toma de posesión de Nicolás Maduro se produjo en un momento en el que los sectores imperiales  intentan desconocer la voluntad popular expresada en las urnas e incrementan las presiones, la guerra económica, el bloqueo y campañas mediáticas contra la nación suramericana.

Ante esta situación numerosos partidos y organizaciones sociales del mundo cerraron filas para defender el proyecto de la Revolución Bolivariana.

El Partido Vanguardia Popular, de Costa Rica, condenó el hecho de que el Grupo de Lima pretenda convertirse en un poder absoluto, capaz de decidir sobre asuntos propios de otros países.

«Se trata de un demencial intento de golpe de Estado, con el propósito de romper el orden auténticamente democrático y apoderarse de las riquezas que pertenecen al pueblo venezolano», señaló en un comunicado.

La dirección del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC- EP), de Colombia, ratificó su respaldo al Gobierno bolivariano y rechazó la declaración del Grupo de Lima, que catalogaron de cínica e injerencista.

«Nuestro partido reconoce y proclama la legitimidad de Maduro, condena la actitud vergonzante del gobierno colombiano, rechaza de plano la declaración de Lima y apoya sin vacilaciones la Revolución Bolivariana», remarcó en un comunicado el Consejo Político Nacional de la FARC.

El Partido Comunista Paraguayo (PCP) también expresó su respaldo incondicional a Venezuela, en momentos en que se incrementa la presión y la agresión imperialista contra su pueblo con la intención de quebrar su proceso social.

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad real¡izó un llamado a respetar la soberanía del pueblo de Venezuela.

En una declaración suscrita por  600 intelectuales, académicos, artistas, representantes del sector religioso, profesores, diputados, embajadores, abogados, activistas y personas amantes de la paz de todo el mundo, el grupo manifestó que el resultado electoral del 20 de mayo de 2018 «y la respuesta democrática del pueblo venezolano evidencian su determinación de continuar una senda de construcción independiente y democrática de su destino»

Representantes del Movimiento Guevarista, junto a los Profesionales del ALBA, El Partido Comunista de Bolivia, Comité 90 años de Fidel, Café Semilla Juvenil, Juventudes del MAS – IPSP y del Frente Revolucionario Comuna-FREC, se dieron cita este jueves en la sede de la embajada de Venezuela en Bolivia para hacer un llamado a la comunidad internacional a respetar la soberanía de nación caribeña.

Rechazamos con profunda indignación los anhelos intervencionistas de los gobiernos derechistas de la región agrupados en el Cartel de Lima, aliados a la burguesía venezolana que atentan contra la voluntad popular y promueven la desestabilización en Venezuela”, expresaron en un comunicado.

A su vez, la Red Europea de Solidaridad con la Revolución Bolivariana manifestó su respaldo a la voluntad del pueblo de Venezuela al elegir al presidente Nicolás Maduro, para asumir un nuevo periodo que inició este 10 de enero.

La Organización para Liberación Palestina (OLP), la Comisión del Movimiento Nacional de Liberación Palestina (Fateh), el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), la Asociación de Mujeres Trabajadoras Palestinas por el Desarrollo, el Partido Nacional Democrático de Palestina, la Coalición Sindical de Trabajadores Palestinos y la Fundación Alma de la Tierra, también mostraron su respaldo y apoyo a Nicolás Maduro , como parte del inicio del periodo presidencial 2019-2025.

El Comité Ejecutivo del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros de Uruguay publicó  un comunicado oficial para mostrar su apoyo al legítimo gobierno de Venezuela , electo constitucionalmente en los comicios del pasado 20 de mayo de 2018.

En tal sentido, el movimiento de izquierda rechazó las declaraciones del “Grupo de Lima”, calificándolas de ilegales y violatorias de la soberanía venezolana.

Asimismo, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) expresó públicamente su apoyo y respaldo a la toma de posesión de Maduro, ya que fue electo en un acto legítimo y legal, refrendado soberanamente por el pueblo bolivariano de Venezuela.

«El PCPE denuncia la guerra imperialista que desde el triunfo electoral del Comandante Chávez en 1998 se está ejecutando contra la soberanía e independencia de la República Bolivariana de Venezuela, de la cual, esta injerencia sobre la toma de posesión del presidente Nicolás Maduro, es una más en la larga lista de intentos fracasados (incluido el fallido magnicidio de hace unos meses) por destruir el proceso bolivariano«, refiere un comunicado.

Por su parte, el Partido de los Trabajadores de Brasil (PT) condenó al gobierno autoritario de Jair Bolsonaro por no reconocer el nuevo mandato del presidente Nicolás Maduro, lo que constituye una traición a las tradiciones diplomáticas de la nación suramericano.  Asimismo, el PT rechazó las declaraciones  injerencistas del autodenominado Grupo de Lima en contra del pueblo venezolano.

Adicionalmente,  los integrantes del Movimiento del Socialismo Allendista en Chile rechazaron» la declaración suscrita por el canciller Roberto Ampuero en el Grupo de Lima en contra del gobierno y el pueblo Venezolano».

«El Gobierno de Sebastián Piñera y el resto de gobiernos de derecha del grupo de Lima expresan una hipocresía y cinismo sin límites, toda vez, que esos mismos gobiernos rechazan con injerencia los resultados de la elección presidencial de la República Bolivariana de Venezuela, los que fueron transparentes y contaron con una amplia observación y acompañamiento Internacional, y sin embargo, en sus propios países, como es el caso de Chile, no se considera ni se admite la observación internacional en nuestros procesos electorales», expresaron en un comunicado.

Te interesa leer:

No reconocimiento de Nicolás Maduro

Diversos países se pronunciaron para fijar posición contra la toma de posesión presidencial y mantener la estrategia de aislamiento que pretenden aplicar contra la nación suramericana, a través de diferentes decisiones en las que desconocen al primer Mandatario Nacional y lo califican como ilegítimo.

Durante una sesión extraordinaria titulada “Situación en la República Bolivariana de Venezuela” el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó con 19 votos a favor, 6 en contra y 8 abstenciones, una resolución condenatoria,que desconoce y cataloga de ilegítimo el segundo mandato de Nicolás Maduro.

El texto, basado en “el derecho de los pueblos de América a la democracia y la obligación de sus gobiernos de promoverlo y defenderlo”,  que el proceso electoral del 20 de mayo de 2018 en Venezuela “carecía de legitimidad” y sostiene que el proceso comicial que mantiene a Maduro en el poder no contó con la participación de todos los actores políticos venezolanos, incumpliendo estándares internacionales y “sin contar con las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático”.

Igualmente, el documento que alude a la intención del organismo de continuar usando vías diplomáticas para promover el diálogo y resolver la crisis, expresa “no reconocer la legitimidad del nuevo período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019” e insta a los Estados miembro y observadores a “adoptar, de conformidad con el derecho internacional y su legislación nacional, las medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras que consideren apropiadas para contribuir al pronto restablecimiento del orden democrático de Venezuela”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, saludó «el compromiso de los países de las Américas desconociendo al ilegítimo régimen de Nicolás Maduro».

«Nos sentimos honrados de haber asistido a esta sesión y a la aprobación de esta resolución que declara la ilegitimidad absoluta de Maduro«, señaló.

Esta posición concuerda con la del Grupo de Lima, que el viernes pasado emitió una declaración, firmada por todos sus miembros a excepción de México, en la que le pidió no tomar posesión  y transferir el poder a la Asamblea Nacional en desacato, que está controlada por la oposición.

 

EE.UU. aumentará la presión contra Venezuela

Un hecho que no causó sorpresas es que el gobierno de Estados Unidos expresó su rechazo al Presidente Nicolás Maduro, desconociendo su gobierno para el período 2019-2025.

Desde Washington, la administración del presidente norteamericano, Donald Trump, indicó que  reconoce al actual jefe de Estado venezolano y aumentará la presión contra Venezuela.

EE. UU. no reconocerá  la juramentación ilegítima de la dictadura de Maduro. Seguiremos aumentando la presión sobre el régimen corrupto, apoyaremos a la Asamblea nacional democrática y llamamos a la democracia y la libertad en Venezuela”, aseguró el asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, en una publicación realizada en su cuenta en la red social Twitter.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en un comunicado de prensa sentenció que el país norteamericano condena “la ilegítima usurpación de poder de Maduro luego de las elecciones intervenidas e injustas que impuso al pueblo venezolano el 20 de mayo de 2018” y reiteró que continuarán utilizando el “peso total” de su poder económico y diplomático para presionar por la restauración de la democracia.

En tanto el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo que la toma de posesión de Maduro constituye una «farsa»,  y lo calificó de «dictador». 

«La investidura del dictador Maduro es una farsa. Estados Unidos no reconoce los resultados ilegítimos de una elección que fue robada. Vamos a seguir estando junto al pueblo de Venezuela y en contra del régimen corrupto de Maduro hasta que la democracia y la libertad prevalezcan en Venezuela», tuiteó Pence.

A su vez, el embajador de Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, aplaudió la resolución de la institución y expresó que «ya es tiempo de que la democracia retorne a Venezuela«.

«Hoy es un día importante para quienes luchan para preservar lo poco que queda de la democracia en Venezuela y de la credibilidad de la OEA. Esta toma de posesión es resultado de una elección fraudulenta y ese es un paso que se aleja de la democracia por parte de un régimen que socava las instituciones democráticas y viola los derechos humanos», declaró Trujillo.

UE pide nuevas elecciones

Tal y como había advertido, la Unión Europea (UE) se sumó a  Estados Unidos, la OEA y el Grupo de Lima, para desconocer el mandato de Nicolás Maduro.

«Hemos dejado muy claro que las elecciones presidenciales no fueron libres ni justas«, dijo la organización,  al tiempo que llamó a realizar «nuevas elecciones en conformidad con los estándares internacionales».

Derecha rechaza investidura de Maduro

Tras la asunción de Maduro, varios países del continente americano decidieron seguir la estrategia marcada por Washington y desconocer su mandato como presidente de Venezuela.

Perú llamó a consultas a la encargada de negocios  su Embajada en Caracas, Rosa Alvarez Nuñez.

Mediante un comunicado de prensa, el gobierno de Martín Vizcarra detalló otra serie de acciones, como “el impedimento de entrada al territorio nacional a Nicolás Maduro y a 100 miembros de su régimen y personas relacionadas a este” y  reiteró «que las instituciones bancarias peruanas no mantienen relaciones de corresponsalía bancaria con instituciones financieras venezolanas”.

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, anunció el rompimiento de las relaciones diplomáticas, por lo que cerrarán la embajada y retirarán el personal. Sin embargo, aclaró que esto no implica que su país deje de cumplir con los compromisos internacionales ni que desconozca la deuda que tienen con Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa).

Por su parte, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, se refirió al mandatario venezolano como un “victimario” en un mensaje en Twitter en el que volvió a calificar a su Gobierno como una dictadura.

“Maduro se presenta como el presidente perseguido, pero él no es la víctima, Maduro es el victimario”, señaló.

El presidente colombiano, Iván Duque, saludó la decisión de la OEA y aseguró que la misma «es confirmación de denuncias de Colombia y la lucha del Grupo de Lima para restablecer democracia en Venezuela. Es un llamado a comunidad internacional para cercar diplomáticamente la dictadura»

«El deber de los países que somos signatarios y defensores de la Carta Interamericana de los es obrar con la línea que trazó hoy la OEA y que en una votación importante, mostró que estamos todos comprometidos con la defensa de la democracia«, expresó.

En el caso de Chile, el canciller Roberto Ampuero, indicó que con su juramentación Maduro colocará una lápida sobre la democracia en ese país.

Hoy es un día negro para la democracia en Venezuela, un día en el cual Nicolás Maduro va a colocar una lápida sobre la democracia venezolana”, dijo en rueda de prensa.

Afirmó que “no reconocemos a este Gobierno” y agregó que “Maduro ha causado una tragedia que también tiene impacto hemisférico”.

Asimismo, ratificó que Chile reconoce a la Asamblea Nacional como “la única instancia realmente democrática”.

«No queremos tener embajador en Venezuela», dijo al tiempo que señaló que una de las maneras de hacerle frente a la situación de Venezuela es «reforzar la articulación con otros países, en términos de las demandas al régimen de Maduro».

No obstante, confirmó que el gobierno de Sebastián Piñera mantendrá sus relaciones con Venezuela, pero a “bajo nivel”.

“Esto se hace en consonancia con el resto de los países que integran el Grupo de Lima”, añadió.

El Gobierno de Canadá en un comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores, también rechazó la legitimidad del nuevo mandato presidencial.

“Hoy, el régimen de Nicolás Maduro pierde cualquier resto de legitimidad. Habiendo tomado el poder a través de unas elecciones fraudulentas y antidemocráticas (…), el régimen de Maduro es ahora una dictadura consolidada”, escribió la canciller canadiense, Chrystia Freeland.

Nicolás Maduro: “Venezuela posee una democracia sólida”

 

(Video) Grupos violentos arremeten contra la Embajada de Venezuela en Perú

4,224,289FansMe gusta
140,536SeguidoresSeguir
289,140SeguidoresSeguir
16,449SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -