Un nuevo obstáculo entorpece el TLC entre Europa y Mercosur: Bolsonaro

El Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE) llevan casi 20 años, desde 1999, intentando alcanzar un Tratado de Libre Comercio (TLC). A la compleja pugna entre lo que una parte y la otra están dispuestas a ceder, se suma un nuevo obstáculo: la llegada a la presidencia de Brasil del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Durante un encuentro con parlamentarios, la canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió que cuando asuma su cargo el 1º de enero de 2019, Bolsonaro hará «más difícil» el camino para concretar el pacto.

Desde el bloque europeo ya se había pronunciado el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien sostiene una postura contraria a la firma si Bolsonaro se retira del Acuerdo de París. «Brasil suscita preocupaciones fuertes. Es probable que tenga repercusiones sobre las discusiones comerciales entre el Mercosur y la UE», dijo Macron.

Las dudas las sembró el mismo Bolsonaro, porque durante su campaña fustigó el multilateralismo y defendió posturas más cercanas a las de su ídolo, el presidente Donald Trump, quien siempre apuesta por los intereses de su país en detrimento de los de las organizaciones multilaterales.

Merkel manifestó que el camino para la firma puede tornarse más complejo. Foto: Web.

Brasil culpa a los europeos

Después de la declaración de Merkel, el ministro de Agricultura de la nación suramericana, Blairo Maggi, salió al paso y responsabilizó a los países del bloque europeo de la demora en la firma del acuerdo.

«El Mercosur y la Unión Europea no tienen un acuerdo, pero no porque el Mercosur no quiso, sino porque la Unión Europea no quiso», expresó el funcionario.

Además, reiteró que su país flexibilizó lo que podía, «incluso en detrimento de unos sectores aquí internamente».

Lo integran  Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela (suspendida). Foto: Web.

Intereses vs. negociación

El camino para dar forma a este pacto comercial ha estado lleno de trabas y, en varias oportunidades, se ha acusado a los países europeos de ventajismo. Aunque en 2017 el presidente saliente de Brasil, Michel Temer, apostó a lograr el acuerdo, cuando asumió la presidencia pro témpore del bloque, la situación en la actualidad está casi en los mismos términos.

Trascendió que este año se lograron avances importantes en dos de los aspectos espinosos, el de los automóviles y la agricultura, pero las reglas de origen de los productos ponen un freno a las discusiones, reseñó La Nación.

Esta semana se reunieron nuevamente los jefes negociadores en Montevideo, Uruguay, después del encuentro que sostuvieron los cancilleres del Mercosur el pasado 6 de diciembre. Esa vez, el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa informó que las negociaciones podrían concluirse en marzo de 2019.

La última ronda de negociaciones entre la UE y el bloque suramericano, que integran Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y la suspendida Venezuela, se llevó a cabo en Bruselas, del 12 al 20 de noviembre.

En ese encuentro debatieron sobre el comercio de bienes, vinos y licores, obstáculos técnicos al comercio (incluido el anexo sobre vehículos de motor), propiedad intelectual, comercio y desarrollo sostenible, empresas de propiedad estatal, subvenciones y transparencia, entre otros, refirió Sputnik.

Por los resultados obtenidos hasta el momento, 2018 no será el año en el que se cierre el pacto comercial.

Cumbre G-20: Bolsonaro tensiona el Mercosur en medio del conflicto entre Comunidad Europea y EEUU

Familia Bolsonaro, acusaciones de corrupción marcarán la toma de poder en Brasil

4,223,566FansMe gusta
139,796SeguidoresSeguir
289,171SeguidoresSeguir
16,446SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -
x