Cristina Fernández: No recibí dinero para favorecer a ningún empresario

La expresidenta argentina Cristina Fernández respondió públicamente y por primera vez a las acusaciones en su contra, contextualizadas en la llamada «causa de los cuadernos». Fernández expresó que nadie le pagó nunca nada para favorecer con la asignación de obras a ningún empresario, durante su mandato.

La denominada «causa de los cuadernos» es un nuevo proceso judicial que se pretende iniciar contra la actual senadora y se basa en las acusaciones del empresario Gabriel Romero, quien declaró que había pagado sobornos para que le extendiera por decreto presidencial la concesión del cobro de peajes de la Hidrovía del Río Paraná. Romero firmó un acuerdo con la justicia para ser “imputado colaborador” en el caso.

Fernández precisó que con su rúbrica se limitó a ratificar lo actuado por distintos organismos estatales y que fue aprobado por el Congreso de la Nación a través de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Facultades Delegadas al Poder Ejecutivo Nacional. Remarcó que sin esa aprobación legislativa, “no hubiera habido decreto”.

El empresario argentino Gabriel Romero

“Sobre pijamas, dormitorios y decretos en la Argentina macrista arrepentida»

La senadora abordó el tema de la causa en un texto que tituló “Sobre pijamas, dormitorios y decretos en la Argentina macrista arrepentida”. Allí señaló que hay un “evidente manejo extorsivo de la figura del ‘arrepentido’”, que “es sencillamente escandaloso, pero cuenta con el beneplácito de las más altas esferas del Poder Judicial, de los medios hegemónicos de comunicación y de este Gobierno que ha provocado que nuestro país se esté cayendo a pedazos en medio de una verdadera catástrofe económica y social”.

Fernández explicó que era para ella “obligatorio firmar” el decreto, y advirtió que la declaración de Romero se produjo en el marco de “un verdadero menú de `arrepentidos’ a la carta”. “En todo caso, sería muy interesante que el señor Romero indicara a quién y cómo le pagó, porque a mí nunca nadie me pagó nada por firmar ni este ni ningún otro decreto, ni por llevar adelante ninguna de las medidas de mis gobiernos”.

La expresidenta volvió a manifestar que las causas en su contra son producto de una persecución política. “Los problemas judiciales que tengo son por haber afectado intereses económicos concentrados y hegemónicos muy poderosos que siempre trataron de obstruir las medidas que llevé adelante en beneficio de las grandes mayorías populares, de la actividad económica en general y del desendeudamiento estructural de la Nación”, remarcó.

El exjuez Garzón habla de persecución

El famoso exjuez español Baltasar Garzón estimó que las acusaciones e imputaciones a funcionarios vinculados al gobierno kirchnerista son parte de una “selectividad jurídica” que no profundiza sobre los casos de corrupción que salpican al Gobierno nacional. Enmarcó este contexto en “la caza que se abrió contra los líderes populares de América Latina”.

“Veo selectividad jurídica para avanzar contra un espectro ideológico y no contra el otro”, puntualizó el jurista, quien fue uno de los primeros magistrados que investigó el escándalo de corrupción por aportes ilegales y reparto de dinero negro a dirigentes del Partido Popular (PP).

“La Justicia debe ser igual para todos. Lo que ocurre es que hay una tendencia un tanto sectaria hacia determinadas personas”, sostuvo Garzón. Puntualizó que, en ese marco, “se abrió una caza contra los líderes populares de América Latina, respondiendo más a una decisión política que a una exigencia judicial. Vivimos un tiempo complicado”.

4,206,656FansMe gusta
129,820SeguidoresSeguir
289,426SeguidoresSeguir
16,412SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano