El Papa Francisco le envió un rosario bendecido a Milagro Sala

Enrique Palmeyro es dirigente del Movimiento Misionero de Francisco, director de Schollas Occurrentes -la red mundial educativa que impulsó el Papa-, y fue quien trajo el rosario bendecido que el sumo pontífice le obsequió a la referente social Milagro Sala, quien se encuentra detenida desde hace casi un mes, primero por «instigación al delito y tumulto» y luego por una causa paralela que investiga supuesta malversación de fondos. Ambas acusaciones fueron realizadas por el gobernador jujeño aliado al macrismo, Gerardo Morales. La detención de Sala generó repudio en ámbitos nacionales e internacionales por ser considerada ilegal y persecutoria.

Palmeyro  en declaraciones radiales manifestó: «Le transmití al Papa el pedido de oración por la situación de Milagro Sala y el saludo del movimiento; y él me entrego el rosario bendecido para ella». Y agregó: «El Papa valora el trabajo de los dirigentes sociales, de quienes luchan por cambiar la situación de los muchos que no tienen casa donde vivir o alimentación adecuada».

«Tiene que ver con su clave de relaciones personales. No descartaría que en muchas otras ocasiones haya mandado su saludo y su acompañamiento a quien sufre», contó en diálogo con Radio La Red.

Por su parte, Alejandro «Coco» Garfagnini, coordinador nacional de la Tupac Amaru, es quien tiene en sus manos el rosario y lo llevará el sábado a la celda de Milagro.

Acerca de la situación de la dirigente, Garfagnini informó: «Hace 15 días fui y no pude pasar una imagen de la virgen al penal. La situación actual de Milagro es que la detuvieron por el acampe. La justicia se tomó 13 días en dictar una excarcelación. Metieron una segunda causa por asociación ilícita, que se basa en tres testimonios. Ahora estamos esperando que se cumplan los tiempos para la excarcelación, que creemos que va a ser mañana. Es una locura que siga detenida».

4,204,569FansMe gusta
128,994SeguidoresSeguir
289,441SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano