es Spanish

(Video) La represa de Hidroituango redujo en 80 % el caudal del río Cauca

El río Cauca, el segundo más importante de Colombia, está irreconocible para muchos que lo vieron en su esplendor y hoy observan reducido su caudal a apenas el 20 %.

Esta disminución del caudal esta asociada, por una parte, a la temporada de sequía en la región, pero la principal causa señalada por los expertos y los pobladores de la zona es el cierre de las compuertas de la  represa de Hidroituango.

El 5 de febrero se decidió cerrar la única compuerta que quedaba abierta de la represa de Hidroituango, lo que impidió que el caudal del río Cauca siguiera su paso a través de ella.

La decisión fue tomada por Empresas Públicas de Medellín (EPM), entidad que es socia del proyecto hidroeléctrico junto a la gobernación departamental de Antioquia, ante el riesgo de que la presión del agua comprometiera la resistencia de la estructura de la represa.

Bastaron menos de 24 horas desde que se hizo efectivo el cierre del paso de agua para que los pobladores de las zonas aledañas denunciaran que “el Cauca se está secando” y que los peces agonizaban sobre las rocas por la reducción del caudal.

Crimen ambiental

“Jamás lo vimos así, en ninguna temporada de ningún año. El río tenía profundidades de varios metros y ahora hay lugares en los que apenas te mojas los zapatos como nunca antes. Nunca un río tan caudaloso y grande como el Cauca estuvo así“, lamenta Jorge Guisao, líder social del municipio de Ituango y uno de los afectados, entrevistado por Caracol Radio.

“Estamos asistiendo a un crimen ambiental en Colombia. Nunca habíamos presenciado que se mate un río con la complicidad de las instituciones sin que se haga nada y que se diga que es por beneficiar a las comunidades”, afirmó Isabel Zuleta, del Movimiento Ríos Vivos de Antioquia desde Puerto Valdivia, en las orillas del Cauca.

La activista añade a Caracol Radio que el río en la actualidad no se parece en nada al que conocieron y que las poblaciones de la zona no fueron consultadas sobre el tema.

Puerto Valdivia, en el norte de Antioquia, es una de las poblaciones más afectadas por la drástica reducción de la vertiente del río, porque sus habitantes viven de la pesca.

Mientras EPM, por su parte, sostiene que el caudal comenzará a normalizarse a partir de este fin de semana.

“Tal como se había previsto desde el punto de vista técnico, son dos días y medio para iniciar el vertimiento y otros dos días para que se normalice después del cierre de la compuerta que se realizó el martes al mediodía; todo de forma gradual”, indicó la empresa pública en un comunicado.

De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), el nivel del río Cauca en Puerto Valdivia el 4 de febrero, un día antes del cierre de la compuerta, era de 1,96 metros y dos días después alcanzaba apenas 42 centímetros.

Expertos señalan que el caudal del río tardará más tiempo en recuperarse que el señalado por la empresa responsable de Hidroituango, mientras el profesor de geociencias, Modesto Portilla  añade que la muerte de peces no será la única consecuencia.

“Esto produce la afectación drástica de la flora y fauna que habita esta zona: la vegetación se seca y los cultivos pierden sus frutos, la fauna se desplaza o muere”, indicó el experto en una entrevista con Caracol Radio.

Durante ese tiempo, los pobladores de la región perderán capacidad de trasladarse, porque no podrán navegar por el Cauca y eso los afectará también en el ámbito económico, ya que por allí también trasladan sus productos agropecuarios.

Líderes sociales como Jorge Guisao sostienen que la obra les trajo problemas desde el inicio por los riesgos de rebalses de agua y ahora la sequía del Cauca.

Imponen millonaria multa a Hidroituango por fallas ambientales

Crisis de Hidroituango afecta 12 poblados indígenas

Facebook Comments

4,251,235FansMe gusta
174,718SeguidoresSeguir
292,344SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -