es Spanish

Por la lucha contra el narcotráfico

¿Las islas Galápagos se convertirán en un portaaviones de EE.UU. en Ecuador?

Los ministros ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, y de Ambiente, Marcelo Mata, respectivamente, deberán comparecer ante la Asamblea Nacional para explicar los avances de este convenio.

Ecuador firmó un acuerdo binacional con los Estados Unidos (EE.UU.), para que Washington coopere en las Islas Galápagos en la “lucha contra el narcotráfico”. En este sentido, el Parlamento ecuatoriano instó a los ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, y de Ambiente, Marcelo Mata, a comparecer ante la Comisión de Soberanía y Relaciones Internacionales, sobre los avances de este convenio.

Específicamente, el alcance del acuerdo incluye la ampliación de la pista de aterrizaje en el aeropuerto de la isla San Cristobal, la más oriental del archipiélago de Galápagos, lugar donde operarán los aviones estadounidenses Orión P3 y Awaks.  

La decisión de la Asamblea Nacional de Ecuador se anunció tras las recientes declaraciones del titular de Defensa, Oswaldo Jarrín, quien dijo en una conferencia de prensa que Galápagos es un «portaaviones natural».

“Yo he mencionado que las Islas Galápagos son para Ecuador, como nuestro portaviones, nuestro portaviones natural; porque nos asegura permanencia, rebastecimiento, facilidades de interceptación y está en 1.000 kilómetros de nuestras costas”, aseguró Jarrín.

Según un reporte del portal RT, la postura del representante del Gobierno de Lenín Moreno, despertó una gran polémica y preocupación en la población del país latinoamericano.

Los habitantes ecuatorianos se preguntaron: ¿Se tratara de una verdadera intención en la lucha contra el narcotráfico? o ¿Este acuerdo esconde otro interés? reseñó el medio.

¿Base militar?

La parlamentaria por Galápagos, Brenda Flor, fue la encargada de presentar la resolución en la Asamblea Nacional, quien destacó que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró Patrimonio Natural al archipiélago y que es una Reserva de la Biosfera.

«Por ninguna razón se puede considerar a Galápagos como un portaaviones natural, ya que esa no es su característica intrínseca. Galápagos nació desde la naturaleza como un laboratorio vivo y único que debemos proteger», explicó.

Recordó que durante la Segunda Guerra Mundial, la isla de Baltra fue una base militar de EE.UU. que «dejó como resultado muy pocas especies de flora y fauna».

No obstante, el Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos informó, mediante un comunicado, que «no hay ni habrá base militar extranjera» en el archipiélago.

“El acuerdo alcanzado con EE.UU. es exclusivamente para el mejoramiento de la pista del aeropuerto de San Cristobal y permitir el reabastecimiento de combustible para dos aeronaves de monitoreo de actividades ilegales de la extensa reserva marina, a fin de precautelar la soberanía nacional frente a esas amenazas», reza el comunicado.

Te interesa leer:

4,225,626FansMe gusta
152,539SeguidoresSeguir
288,651SeguidoresSeguir
16,456SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -