La «operación libertad» de Guaidó surgió de un manual de la USAID

Estados Unidos y el titular de la Asamblea Nacional en desacato de Venezuela, Juan Guaidó, han dado varios pasos «decisivos» para acabar con el Gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro.

Tras la autoproclamación del opositor como «presidente interino» el pasado 23 de enero, colocaron todas las cartas sobre la mesa. Luego, plantearon varias fechas para dar «la estocada final»: el 23 de febrero cuando intentaron forzar el ingreso de la «ayuda humanitaria» y, lo más reciente, el 6 de abril cuando comenzó la denominada «Operación Libertad».

Según Guaidó, con esa cruzada arrancaría «la fase de máxima presión» para «lograr el cese de la usurpación del poder en el país» y, gracias a ella, aspira llegar al Palacio de Miraflores.

Lo que no contó, ni asumirá, es que esa estrategia, como todas las que ejecuta el opositor, se la diseñó Washington y así se evidencia en un documento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) que se publicó en febrero.

Guaidó quería ingresar la «ayuda humanitaria» a través de la USAID. Foto: Web.

¿Qué plantea el manual de la USAID?

La instrucción de Guaidó a sus seguidores fue constituir «Comités de Libertad y Ayuda» para dirigir la operación a través de la creación de «células de libertad» en todo el país. El objetivo: intensificar las protestas contra Maduro.

Casualmente, en el documento de la USAID, titulado «Equipos de Desarrollo de Expedición Rápida (RED): Valoración de Demanda y Viabilidad«, se desarrolla el tema de la creación de redes de pequeños equipos o células con un funcionamiento similar a las del opositor venezolano, reseñó el portal Misión Verdad. 

El documento tiene 75 páginas y lo elaboraron para el Laboratorio de Desarrollo Global de los Estados Unidos, una rama de la USAID.

Recoge las recomendaciones de muchos oficiales militares, de inteligencia y de desarrollo, quienes consideran que «el USG [Gobierno de Estados Unidos] es lamentablemente desaprovechado en ambientes no permisivos y contrarios”, entre ellos Venezuela.

En resumen, lo que parece ser la hoja de ruta de Guaidó plantea:

  • La creación de Equipos de Desarrollo de Expedición Rápida (RED) cuyo objetivo es desplegarse para ejecutar «una combinación de operaciones ofensivas-defensivas y de estabilidad en condiciones extremas«.
  • Los equipos se asignarán a socios «no tradicionales» de la USAID, los cuales son las Fuerzas Especiales de Estados Unidos (SF) y la CIA.
  • «Los miembros del Equipo RED serían actores catalizadores, que realizan actividades de desarrollo junto con las comunidades locales, mientras coordinan con los socios interinstitucionales».
  • «Se prevé que la competencia prioritaria de los oficiales de desarrollo del Equipo RED propuestos sería la teoría del movimiento social (SMT, por sus siglas en inglés)».
  • «Los miembros del Equipo RED serían ‘súper facilitadores’, observando las situaciones en el terreno y respondiendo de inmediato diseñando, financiando e implementando actividades a pequeña escala».

En resumen, lo que se buscará con estos equipos es promover las protestas desde todas las comunidades.

Las letras pequeñas

Y como la opción militar es una de las que tiene sobre la mesa la Casa Blanca, en los apéndices del manual de la USAID se recogen varias sorpresas.

Uno de ellos establece que los miembros del Equipo RED también recibirían capacitación en «manejo y uso de armas» y otro plantea que ayudarían a «identificar aliados y movilizar pequeñas cantidades de efectivo para establecer la aceptación/relación de la comunidad», es decir, sobornos, y beneficiarían particularmente a la CIA al ofrecer una forma de «acción encubierta de transición en actividades de participación comunitaria».

Aunque en el documento no se diga expresamente que la estrategia se implementará en Venezuela, hay otra «coincidencia» que hace que se conecte aún más con la estrategia golpista que se aplica en la nación sudamericana.

Brasil figura en el manual como una potencial locación para un estudio piloto del Equipo RED. Casualmente, este país, junto a Colombia, son los dos grandes aliados de Washington contra Maduro.

Un oscuro historial

Para más sorpresas, el informe lo escribieron miembros del Frontier Design Group (FDG), una contratista de seguridad nacional.

«Desde nuestra fundación, Frontier se ha centrado en los desafíos y oportunidades que conciernen a las «3D» de Defensa, Desarrollo y Diplomacia e intersecciones críticas con la comunidad de inteligencia. Nuestro trabajo se ha centrado en los problemas perversos y, a veces, superpuestos, de fragilidad, extremismo violento, terrorismo, guerra civil e insurgencia. Nuestro trabajo en estos temas complejos ha incluido proyectos con el Departamento de Estado y Defensa de los Estados Unidos, USAID, el Centro Nacional de Contraterrorismo y el Instituto de la Paz de los Estados Unidos”, dicen sobre su misión en su página web.

Washington exige a la ONU violar sus principios para “salvar” a Guaidó

La nueva jugada de la OEA para “rescatar” a un Guaidó en declive

 

4,207,661FansMe gusta
130,131SeguidoresSeguir
289,387SeguidoresSeguir
16,412SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -