es Spanish

Encuesta CEP: Los cuestionamientos que dejó la última entrega

El pasado viernes se hicieron públicos los resultados de la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), el oráculo de la política electoralista. Si bien los números de la medición inciden en las estrategias de los candidatos presidenciales, el sondeo no ha estado inmune a las críticas, en particular, por la forma en que evaluó las preferencias de los encuestados sobre la elección presidencial de noviembre.

Fueron dos las preguntas que evaluaron el escenario presidencial. Como es tradicional en este y otros sondeos, se consultó a los encuestados sobre quién creen que será el próximo Presidente de Chile. Sebastián Piñera encabezó las respuestas con un 44,7%; mientras que Alejandro Guillier obtuvo un 11,9%. Más atrás quedaron Beatriz Sánchez (1,5%) y Manuel José Ossandón (1,3%).

Los reparos vinieron con esta otra pregunta: «¿Quién le gustaría a usted que fuera el próximo Presidente de Chile?», puesto que no mide la intención de voto. Aquí los resultados también fueron liderados por Piñera (23,7%), seguido de Guillier (12,8%), Ossandón (5,4%), Sánchez (4,8%), Carolina Goic (2,1%) y Marco Enríquez Ominami (1,5%). De todas formas, la opción «no sabe/no contesta» alcanzó el 41,6%.

Marta Lagos, directora de MORI, planteó en una columna de opinión en El Mostrador que ambas preguntas «no dicen nada sobre el voto».

Marta Lagos

«Como encuestadora estudiosa desde 1988 de los procesos electorales en Chile, no puedo dejar de señalar la preocupación de que se pueda creer que dos preguntas abiertas que no son intención de voto, que no calculan el votante probable, sin estimación de los que pueden votar, puedan ser un sustituto de lo que harán los electores», afirmó.

Y remató señalando que «es inexplicable que la llamada ‘madre de todas las encuestas’ (CEP) realice algo tan incompleto y se haga pasar por algo que no es».

En el programa Mejor Hablar de TVN, Raphael Bergoeing, investigador del Centro de Estudios Públicos, se hizo cargo de los cuestionamientos a la medición. Dijo que la pregunta «quién cree usted que será…» es un mejor predictor del resultado de las elecciones y justificó la ausencia de una pregunta por la intención de voto.

«La explicación que dieron fue que hay demasiados candidatos y todavía no estaba definido cuando empezó el trabajo de campo. En abril no estaba definido mucho de lo que se empezó a definir en las últimas semanas, sobre todo con la participación de Beatriz Sánchez y el Frente Amplio (FA)», argumenta Bergoeing.

La ausencia del Frente Amplio

En la CEP también se proyectaron dos escenarios para segunda vuelta, en los cuales Alejandro Guillier (Nueva Mayoría) y Carolina Goic (DC) desafían al ex Presidente Sebastián Piñera. En ambos casos gana el empresario, quien alcanza un 32,9% frente al 28,7% del senador por Antofagasta y un 36% frente al 14,2% de la senadora por Magallanes.

Sin embargo, las candidaturas del Frente Amplio, Beatriz Sánchez y Alberto Mayol, no figuran en los cálculos del CEP, sobre todo la primera, quien supera en todas las mediciones a la candidata democristiana.

Una razón para esta ausencia podría corresponder a la desarticulación entre la fecha de recolección de datos (26 de abril al 22 de mayo) y la definición del Frente Amplio de participar en las primarias legales (6 de mayo), aunque la inscripción de la candidatura de Goic fue unos días después (11 de mayo).

Más allá de las fechas, la exclusión del Frente Amplio también ha concentrado críticas. Pepe Auth, diputado y experto electoral de la Nueva Mayoría, calificó en La Tercera como «muy tímida» la última encuesta CEP.

«Pregunta poco. Revisé la de noviembre de 2012 y hacía 18 preguntas presidenciales, sobre atributos, distintas hipótesis de elección cerrada. Y ahora pregunta quién le gustaría y quién cree que va a ser Presidente. Pregunta por dos hipótesis de segunda vuelta y no la tercera con Beatriz Sánchez, no entiendo esa ausencia y no entiendo por qué no preguntan por preguntas cerradas. Si hicieras preguntas cerradas la proporción de 40% que no responde se iría a 20% y te entregaría una fotografía más cercana a lo que va a ocurrir», comentó en entrevista con el matutino de Copesa.

Alberto Mayol

Para Alberto Mayol, candidato a las primarias del FA, «hay una resistencia a medir al Frente Amplio. Eso es evidente, porque la encuesta CEP está hecha por el ministro de Educación de Piñera. La encuesta Adimark está hecha por un asesor de Piñera, la encuesta Cadem es de un funcionario de Palacio de Piñera… desgraciadamente, las encuestas en Chile también tienen dueño».

En diálogo con El Ciudadano, Mayol añade que las encuestas tienen mucha resonancia para conservar el sistema y que generan un clima que oculta los cambios. «Eso es normal, pero nosotros creemos que vamos a revertir. Las herramientas que usan los grupos conservadores son muchas, entre ellas las encuestas, pero no importa, estamos en condiciones de enfrentarlo», asegura.

Las dudas de Engel

En La Tercera, el director de Espacio Público, Eduardo Engel, señaló que «algo no calza al comparar las encuestas de Adimark y el CEP», ambas conocidas durante la semana pasada.

«La primera da un 21% de las preferencias para Guillier; la segunda, solo un 13%. La primera indica una aprobación del gobierno de un 31%; la segunda, de solo un 18%. Las diferencias anteriores son demasiado grandes si se considera que las dos encuestas reportan un margen de error de un 3%», escribió el economista.

Las observaciones de Engel obedecen a la baja tasa de respuesta en las encuestas telefónicas, que «no llega al 30% y a veces ni siquiera al 10%». Esto quiere decir que la mayoría de los encuestados no respondió cuando fueron contactados, por tanto, el investigador se pregunta por el valor que tienen las respuestas de quienes sí contestaron.

Eduardo Engel

«Si la mayoría de los encuestados optó por no responder cuando fueron contactados, ¿qué valor tiene la respuesta de quienes sí respondieron? O dicho de otra forma, ¿qué asegura que los que respondieron piensan igual a quienes guardaron silencio? La verdad es que requiere de un optimismo casi irresponsable suponer que quienes responden representan preferencias similares a aquellos de quienes no lo hicieron. Y sin ese supuesto, el margen de error probablemente crece tanto que la mayoría de las encuestas sirve de poco».

«Tasas de respuesta muy por debajo del 100% son un motivo para no creerles a los márgenes de error que reportan las encuestas», sentenció el doctor en economía.

4,226,330FansMe gusta
153,424SeguidoresSeguir
288,623SeguidoresSeguir
16,457SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Foro de São Paulo (I): El gran tanque de pensamiento de...

En 1990, dos líderes de la izquierda latinoamericana, Luiz Inácio Lula da Silva y Fidel Castro, estrecharon sus manos y crearon...
- Advertisment -