viernes, octubre 18, 2019

Tras el fracaso de las negociaciones para formar Gobierno

Incapacidad política lleva a España a sus cuartas elecciones generales en cuatro años

La falta de acuerdos entre los partidos políticos ha provocado que ningún candidato tenga la mayoría suficiente para ser investido presidente del Gobierno y que, por ello, el país se encamine a sus segundos comicios del año tras los celebrados el 28 de abril


El presidente en funciones del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció este martes que “el país se ve abocado a la repetición de elecciones” el próximo 10 de noviembre, después de que el rey Felipe VI concluyera la ronda de consultas y constatara que no hay apoyo suficiente para ir a una nueva investidura.

Sánchez precisó que estas consultas han arrojado un resultado “claro” y es que no hay mayoría en el Congreso que garantice la formación de un Gobierno.

Lo que desde hace semanas parecía un hecho irremediable, terminó por confirmarse este martes, cuando Felipe VI finalizó la ronda de contactos sin un acuerdo y sin proponer candidato a la presidencia. Foto EFE.

Por tal motivo, se realizarán las segundas elecciones generales en siete meses y las cuartas en cuatro años, un caso inédito en Europa que marca el fracaso de los líderes políticos españoles y también el de la monarquía como ente mediador para forjar un acuerdo de gobierno tras las elecciones de abril.

La lucha de poderes, presiones, reproches y el interés personal sobre el colectivo marcaron el ritmo de las negociaciones que duraron cinco meses y que finalizaron sin resultado alguno, tal y como muchos daban por hecho desde la fallida investidura del pasado julio.

Según reseña la prensa española, hubo intentos con llamadas hasta el último momento, pero al final no se logró ningún acuerdo  Tras el segundo día de consultas, en la que los líderes de los cuatro principales partidos desfilaron por La Zarzuela para explicar sus planes a Felipe VI, la suerte quedó echada, cuando el Rey anunció en un comunicado que no había apoyos suficientes para convocar otra sesión de investidura.

Minutos después, Sánchez compareció en La Moncloa, sede del Gobierno, para anunciar la repetición electoral.

Teóricamente, aún habría dos días para buscar un acuerdo, pero el presidente en funciones fue tajante: “No creemos falsas expectativas a la gente”. “Lo he intentado por todos los medios, pero me lo han hecho imposible”, señaló el líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Los líderes políticos españoles han sido incapaces de llegar a acuerdos y obligan a los españoles a volver a votar
Los líderes políticos españoles han sido incapaces de llegar a acuerdos y obligan a los ciudadanos a volver a votar el próximo 10 de noviembre. Foto: Web.

Fracaso de las negociaciones

En las elecciones del 28 de abril, el PSOE  de Sánchez obtuvo la victoria, pero no logró una mayoría suficiente en el Congreso. Durante los meses siguientes, los socialistas fueron incapaces de concretar un acuerdo con Unidas Podemos (UP).

Antes de la fallida investidura de julio, ambos partidos debatieron la formación de una coalición, pero Sánchez solo ofreció una vicepresidencia del Gobierno y tres ministerios, una oferta que la tolda izquierdista consideró insuficiente.

Por su parte, los derechistas Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs)  no aceptaron abstenerse en una votación sobre Sánchez.

Pedro Sánchez: “Lo he intentado por todos los medios, pero nos lo han hecho imposible”. Foto: La Vanguardia.

Sánchez culpa a Podemos, el PP y Ciudadanos por su fracaso

El hecho de que España tendrá nuevas elecciones el 10 de noviembre despertó la batalla por el reparto de culpas.

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, Sánchez no aceptó su derrota y responsabilizó al izquierdista Unidas Podemos por haber “impedido” la formación de un Gobierno progresista.

“Van camino de récord: es el cuarto bloqueo a la investidura de un Gobierno del PSOE”, dijo, al señalar a  la formación de Pablo Iglesias de pretender que hubiese “dos gobiernos en uno” con su propuesta de Ejecutivo de coalición.

Indicó también que había ofrecido hasta “cinco fórmulas” de entendimiento con Unidas Podemos, desde un Gobierno en solitario hasta uno basado en un acuerdo programático, pasando por la coalición que planteó en julio y que Pablo Iglesias rechazó. “A todas dijo que no”, se quejó.

También acusó al PP y a Ciudadanos por no abstenerse y, en cambio, “bloquear” su investidura,  a sabiendas de que no había “alternativa”, empujándole a buscar la abstención de las fuerzas independentistas para luego acusarle de caer en sus brazos.

Según el líder del PSOE, el problema radica en que ninguna de las tres grandes fuerzas asumió los resultados de los ciudadanos en las elecciones generales del 28 de abril y en las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo, en las que su partido salió victorioso.

“Desgraciadamente dos fuerzas conservadoras y una de izquierdas han preferido bloquear lo que dijeron las urnas”, dijo, citado por El Mundo.

“Lo he intentado por todos los medios, pero nos lo han hecho imposible. He procurado conformar un Gobierno para España, un Gobierno no cualquier Gobierno, sino el que a mi juicio necesita España ante los desafíos que tenemos por delante”, recalcó.

A su juicio, se necesita un gobierno “estable” para afrontar retos como la desaceleración económica global, las consecuencias del “brexit” o la reacción a la sentencia -prevista para octubre- del Tribunal Supremo en el juicio contra doce líderes catalanes por el referendo independentista de 2017.

¿La culpa es de Sánchez?

El líder de UP, Pablo Iglesias, acusó por Twitter a Sánchez de cometer “un error histórico de enormes dimensiones forzando otras elecciones”, y de tener “una obsesión con acaparar un poder absoluto que los españoles no le han dado”.

En tanto, el presidente del conservador Partido Popular, Pablo Casado, señaló que Sánchez estaba decidido desde el principio a forzar la repetición de los comicios y durante estos meses se ha dedicado a prepararlos en vez de esforzarse en las negociaciones.

Lo acusó no haber querido acuerdos con nadie, ni con los regionalistas que le podían haber completado los escaños en el Congreso, ni con Ciudadanos, pese a que hubieran sumado mayoría absoluta, ni con el propio PP que le ofreció pactos.

Quería elecciones y lo ha conseguido. Espero que no le salga gratis. Había cuatro sumas alternativas. Pedro Sánchez es sinónimo de bloqueo. A nosotros nos ha tratado con gran soberbia y displicencia pese a tener solo 123 diputados”, expresó.

El líder de Ciudadanos afirmó que “Pedro Sánchez” es el problema. Foto La Vanguardia.

A juicio del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, “Pedro Sánchez es el problema“,  porque “ni quiere una coalición con sus socios de Podemos”, ni aceptó las condiciones que ofreció su partido para facilitar su investidura con la abstención.

Relacionado:  “El verdadero acontecimiento que tuvo lugar en el mundo árabe no es ISIS, sino las revueltas del 2011”

El dirigente destacó que esta es la primera vez que un candidato tiene dos sumas posibles para ser presidente del Gobierno y “no las quiere aceptar y prefiere ir a elecciones”

“Si no se mueve y no rectifica, España, en vez de soluciones, tendrá un problema y el problema será Sánchez”, dijo.

Un sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) señala que 29,7% de los encuestados dice que votará al PSOE. Imagen: Web.

¿Quién ganará las elecciones?

Las encuestas de los últimos días apuntan a un Congreso con una correlación de fuerzas semejante a la actual. Aunque el PSOE no lograría la mayoría absoluta, podría sumar escaños.

Relacionado:  Chomsky: “Se está produciendo un cambio histórico en América Latina”

Según un sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), 29,7 % de los encuestados dice que votará al PSOE en caso de volver a las urnas, lo que supone un ligero avance respecto al 28,67 % de votos que esta formación obtuvo en las elecciones del pasado abril.

Resultado de imagen para elecciones españa

El segundo partido más votado sería el conservador PP, con 11,6% de los votos, por lo que descendería en cinco puntos del 16,6 % de votos recibido en los pasados comicios. En tercera posición se situaría la izquierdista Unidas Podemos (8,9 %) y en cuarto lugar Ciudadanos (7,4 %).

En las filas del PSOE son muchos los que sostienen que los números que manejan no les hacen albergar ningún temor sobre la posibilidad de un mal resultado. Incluso, sin ningún tipo de reflexión autocrítica, Sánchez insiste en que los españoles se pronuncien con más claridad en las urnas para los demás partidos entiendan y respeten su voluntad.

“El 10 de noviembre tenemos una oportunidad. La oportunidad de decir las cosas más claras, mucho más claras, para que se escuche el mandato de los votantes y que el resto de formaciones tendrá que atender, para construir un Gobierno “moderado, progresista, que tienda puentes, no construya frentes y haga frente a los desafíos que tiene España”.

Sin embargo, el escenario con más probabilidades según los analistas, es que el PSOE gane, pero no logre la mayoría absoluta, por lo que  seguiría necesitando a Unidas Podemos.

Iglesias ya le advirtió que continuará reclamando una coalición y no permitirá que vete  la  entrada de las fuerzas de izquierda en el Consejo de Ministros. 

Otras voces recuerdan que resultado de abril estuvo por debajo de las expectativas del PSOE, al obtener solo 123 escaños, y temen que los derechistas del PP y los ultraderechistas de Vox sumen votos y escaños, lo que podría complicar aún más la situación para las ambiciones de Pedro Sánchez.

El bloqueo a la formación de Gobierno sumerge a España en un tiempo incierto y turbulento. Foto: Web.

Bloqueo enquistado

La incapacidad de los partidos para llegar a acuerdos en la formación de Gobierno sumerge a España en un tiempo incierto y turbulento.

Para el periodista José Antequera, la parálisis institucional se ha convertido en un problema endémico y en un bloqueo enquistado que amenaza el funcionamiento de la democracia española.

“Los cuatro principales partidos políticos han mostrado su ineficacia para llegar a acuerdos que tengan en cuenta el interés general del país y se han movido por intereses personalistas, electoralistas y estratégicos (…) Ni Sánchez, ni Casado, ni Rivera, ni Iglesias han sabido dar la talla ante una situación de tal gravedad. Todos ellos se han comportado como niños jugando con algo tan trascendente como el futuro del país”, condenó en un artículo publicado por Diario 16.

Señaló que la política de la nación europea se mueve con otras coordenadas y parámetros distintos al bipartidismo que por décadas protagonizaron el PP y el PSOE alternando la presidencia.

Cuestionó en especial la actuación de Sánchez, al descartar tajantemente el Gobierno de coalición con Unidas Podemos, y desperdiciar así la oportunidad de construir una alternativa a las políticas neoliberales que avanzan en toda Europa.

También sostuvo que el sistema de monarquía parlamentaria mostró graves deficiencias de funcionamiento, ya que quedó en evidencia la nula eficacia del papel del rey Felipe VI, “en lo que se refiere a las funciones de arbitraje para resolver conflictos institucionales, intermediación y moderación entre las fuerzas políticas”.

Para el analista, la peor parte es que los graves problemas del país vuelven a ser aparcados por la falta de Gobierno y una actividad parlamentaria casi nula.

“Leyes tan necesarias como la de presupuestos, la de reforma laboral, la derogación de la ley mordaza y la de eutanasia quedarán aplazadas. Por otra parte, la inestabilidad institucional influirá en la economía, siempre sensible a las turbulencias políticas”, alertó.

El PP y el PSOE responden a los intereses de las clases privilegiadas españolas, herederas del franquismo. Imagen: Web.

¿Democracia o Franquismo en España?

Para el profesor y político vasco, Eneko Compains, España nunca ha logrado vivir en una verdadera democracia, sino en un modelo político que se mantiene secuestrado por el mandato de la dictadura de Francisco Franco, así como también por los privilegios de la monarquía y el reducto de familias que controlan el poder económico.

En  conversación con El Ciudadano, durante el Foro de Sao Paulo realizado en Caracas, Venezuela, a finales de julio pasado, recordó que después de 40 años de supuesta democracia, puede verse como los que mandan en la nación europea “son los mismos grandes ricos del franquismo, la misma burguesía que se hizo rica a costa del franquismo, son las mismas familias adineradas con poder y eso ha venido continuando”.

“En España gobierna siempre la misma élite. Da lo mismo que sea Mariano Rajoy del PP o que sea Pedro Sánchez del PSOE, son lo mismo. Si gobierna en España la élite de la derecha o la supuesta izquierda es lo mismo, ellos no tocan lo intocable y lo intocable no se toca porque no se permite”.

Con relación al llamado “socialismo español” indicó que es un espejismo, ya que es un socialismo impuesto que renunció al marxismo, que se configuró como ‘socialdemocracia’, y  es un modelo continuista del régimen franquista.

Eneko Compains: “Millones de trabajadores españoles siguen creyendo que el falso socialismo del PSOE es la alternativa para enfrentar al Partido Popular” . Foto: Web.

Señaló que aunque millones de trabajadores españoles siguen creyendo que el falso socialismo del PSOE es la alternativa para enfrentar a la derecha conservadora del PP, es un partido “patrocinado por el mismo sistema dictatorial como una supuesta izquierda”.

“Tras la muerte de Franco se creó la derecha reformista que es el Partido Popular y la izquierda reformista, el PSOE”, explicó.

No obstante, destacó que en la actualidad ha surgido una izquierda verdadera en España, que está representada en Podemos, y una derecha aún más radical y ultraconservadora agrupada en Ciudadanos, “un conglomerado que integra a las 35 empresas españolas más adineradas e importantes, y que decidieron hacerse partido político por los escándalos de corrupción de Rajoy y el PP, en pocas palabras, para cuidar sus intereses y no perder el poder político”.

Resultado de imagen para aburrimiento españoles
La desconfianza y el aburrimiento, en ese orden, son los sentimientos principales que despierta la política entre la población española. Foto: Web

Desconfianza y aburrimiento hacia la política

La democracia no funciona como debería, es lo que piensan los españoles, quienes le otorgan una nota de 4,6 puntos sobre 10 al sistema de gobierno.

La incapacidad de los políticos actuales para solucionar los problemas que afectan a la sociedad, dejando a un lado las divergencias de fondo y sus intereses personales en beneficio del país, sumado a los escándalos de corrupción son las causas principales por las que existe una fuerte desafección de los ciudadanos respecto a la clase política, según revela el Estudio Europeo de Valores 2019 de la Fundación BBVA.

Asimismo, la última encuesta difundida por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), revela que la desconfianza y el aburrimiento, en ese orden, son los sentimientos principales que despierta la política entre la población española.

El sondeo coloca en primer lugar la desconfianza como el sentimiento principal que cita el 34,2 % de los encuestados cuando se les pregunta por la política. 

Le siguen el aburrimiento (15,8 %) y la indiferencia (13,3 %) como emociones negativas, y solo una positiva, el interés (12,4 %), se sitúa entre las cinco primeras, por delante de la irritación (9,2 %).

El estudio del CIS se elaboró a partir de una encuesta a más de 9.000 personas hecha entre el 17 de junio al 16 de julio, lo que significa que aún no recoge si la larga e infructuosa negociación para formar Gobierno ha hecho todavía más mella en la desafección de los ciudadanos con sus dirigentes.

Resulta significativo que en el sondeo la gestión de ningún líder político logró ser aprobada por la ciudadanía. Antes de su investidura fallida, Pedro Sánchez obtuvo la nota más alta que tan solo llega a  4,7 puntos sobre 10.

Te interesa leer…

Comentarios

Ayúdanos!

4,253,511FansMe gusta
186,567SeguidoresSeguir
294,854SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos