¿Por qué algunas personas tienen suerte y otras no?

Aunque la suerte puede ser definida por algunos como el resultado positivo de ayuda divina o espiritual. El autor venezolano Carlos Saúl en su obra «no es cuestión de leche si no de actitud» revela su historia personal plena de episodios triunfantes  y exhorta a los lectores a transformar su estilo de vida. Otros son más directos y te explican que el éxito es la conclusión de la congruencia de las acciones con el pensamiento. 

«La gente crea su propia buena y mala suerte«, dijo el psicólogo Richard Wiseman, quien en un estudio acerca del papel de la suerte y el impacto que tiene en la vida de las personas, evidencia la diferencia existente entre las personas que se consideran afortunadas y a las que se sienten desafortunadas.

Durante la investigación, el experto mostró que la suerte no es una habilidad mágica o el resultado del azar. Se trata de cómo pensamos y nos comportamos. Además, agregó que las personas a las que solemos llamar «afortunadas» en realidad están haciendo cuatro cosas bien, entre ellas: aprovechar las oportunidades, hacer caso al instinto, confiar en que todo saldrá bien y mantenerse positivo.

Nada ocurre por casualidad

La oportunidad

Para aprovechar las oportunidades hay que ser capaz de detectarlas en el momento adecuado e indicado y saber tomar la decisión de adentrase en un nuevo camino, para transitarlo sin dudas. En cambio, la gente que se considera con mala suerte, ocurre lo contrario.

«Viven fijados en una rutina. Así que, aunque se les presente una oportunidad, tienen mucho miedo de aprovecharla», resaltó Wiseman.

El instinto

Cuando una persona aprovecha las oportunidades que se le presenta, es porque escucha y ha aprendido a vivir y sentir sus instintos. Además, no tienen miedo de atraverse a dar el paso y sabe que si algo no resulta como esperaba, forma parte de la decisión y no de los lamento.

También si el momento les da buena sensaciones lo convierten en un acto de fe y se lanzan a ello sin pensarlo, entiendo que las vicisitudes se resuelven en el camino.  A diferencia de las personas desafortunadas, analizan todo y piensan demasiado en la situación, apegándose  a la idea de qué ocurrirá si lo hace y esto genera desventaja, porque el tiempo pasa rápido.

Para Wiseman, «les lleva más tiempo decidir las cosas y, a menudo, su forma de pensar no es muy útil».

Cuatro actitudes debes tener para ser más exitoso

La confianza

Los seres que se optimista siempre esperan los mejores resultados, por lo que los llevará a ser exitosos en todos los planes que emprenda y eso es una convicción que nadie puede cambiar, ya que se ha vuelto un decreto afirmativo.

«Esperar que las cosas salgan bien, se convierte en una profecía autocumplida«, sostiene Wiseman, al tiempo que reitera que ser optimista funciona, pero tener una actitud positiva, da el impulso para seguir adelante en los momentos controversiales, generando un efecto dominó que atre a otras personas con buena vibra, como dicen por allí.

No obstante, las personas con mala suerte, su naturaleza pesimista los domina y la gente optimista «tiende a evitarlos porque siempre están muy apagados», expresó el especialista.

Tragaperras.
El pesimismo destruye tus planes

Ser positivo

Aunque no lo crea la clave es mantenerse positivo, usted no es la única persona  a la que le suceden cosas «malas», sin embargo los afortunados se recuperan fácil de esas experiencias, debido a que los tropiezos en la vida, son visto como la oportunidad de hacer las cosas mejor, aprenden y continuan su rumbo.

«Esta es una poderosa y (a menudo) invisible razón por la que gente con poco talento tiene éxito en la vida. Aprenden de las situaciones y siguen adelante. Esto transforma la mala suerte en buena», manifestó el psicólogo.

Los que se consideran «desafortunados» se dejan arrastrar incluso por las cosas negativas más banales y se enganchan con el hecho recordándolo una y otra vez, a causa de su convicción de que el futuro será sombrío y de que no merece la pena intentar cambiarlo.

Chica con sombrero en el campo.
Disfruta más de lo que te rodea y agradece cada momento

Cambiar la realidad

Estas decidido a dar el paso y cambiar tu realidad de ser una persona desafortunada o con mala suerte, entonces debes empezar por creer que siempre hay esperanza y comienza a transformar ciertas técnicas para conseguir el éxito.

En ese sentido, enfócate en pensar y comportarte como una persona con suerte. Elabora un «diario de la suerte», para ser más afortunados escribe lo positivo y afortunado que eres cada día, sin importar lo trivial, recomienda él terapeuta.

«Esto contribuye a reducir la negatividad y ayuda a centrarse en los aspectos positivos de la vida», acotó. Wiseman

Chica en el campo.
El «diario de la suerte» es para visualizar que cada día hay momentos que giran a tu favor

Luego, comienza a comprender que ciertos hechos que suceden o nos pasan están fuera de nuestro control, pero el diario transitar puede ayudar a construir una actitud de resistencia frente a las adversidades. El proceso de adaptabilidad de la mente y actitud puede tardar, pero todo dependerá de ti.

«Puede que no sea inmediato. Pero después de una semana, más o menos, comienza a tener un impacto real en la gente» y serás transformado en una persona con mala suerte a una afortunada y con éxito.

Con texto BBC Mundo

Seguir leyendo…

Estos son los 5 signos que peor suerte tienen en la vida

Mujer se duerme dentro de un ataúd para atraer la suerte y se muere

 

4,205,000FansMe gusta
129,193SeguidoresSeguir
289,451SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

«Omisión grave»: Critican que Gobierno haya marginado a Aysén y Atacama...

Tras conocerse este miércoles que las regiones de Aysén y Atacama habían sido marginadas de la implementación del Programa Nacional de Abdominoplastías...

Edición Impresa El Ciudadano