¿El DDlg es una desviación de la conducta?

En los últimos años, algunos estudios han revelado el frecuente desarrollo de lo que parece ser una actividad sexual, pero que resultó un estilo de vida: el DDlg. Estas siglas corresponden a “Daddy Dom/little girl” (Papi Dominante/niña pequeña).

Esta actividad es una variación del BDSM (Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo), en la que los hombres cuidan de sus «pequeñas niñas», a través de cariño, juguetes y mucha disciplina (en esta parte es donde entra el BDSM), mientras que el trabajo de la mujer es simplemente “aportar una alegre inocencia a la relación”.

Se ha detectado que las mujeres que aceptan formar parte de estas prácticas sexuales aseguran que asumen un rol de niñas de «entre 3 y 13 años de edad mental, pero físicamente desarrolladas». Otras indican que son mujeres adultas y maduras que simplemente tienen momentos de “little space”: un estado en el que entran de vez en cuando y se permiten ser niñas otra vez.

Cuando hablamos de «ser niñas» o de que los «daddy dom» cuidan a sus «niñas» obsequiándoles juguetes, es algo totalmente literal en muchas de las parejas.  De hecho, muchas mujeres suelen tener un cuarto de juegos repleto de muñecas, peluches, juegos infantiles, chupones y hasta pañales; mientras que otras se limitan a determinadas cosas de éstas.

Estas conductas no deben confundirse  con la autonepiofilia o infantilismo parafílico, en las que el individuo que la padece tiene la necesidad de vestirse y actuar como un bebé, con la intención de ser tratado como tal. Esta parafilia se da en la mayoría de los casos en varones heterosexuales.

Para muchas personas, la práctica del DDlg es «una desviación» y una «aberración» ya que puede promover la pedofilia.

La Dra. Margaret Squires (terapeuta de pareja y de víctimas de abusos sexuales en la infancia) no cree que haya nada especialmente pedófilo en llamar «papi» a la pareja durante el sexo.

Si usted decide poner en práctica alguna de estas cosas, tenga mucha precaución en poner límites consensuados con su pareja,  porque estas actividades despiertan el morbo y si las ideas no son bien canalizadas podrían causar desajustes en su relación y en su forma de ver el sexo, creando trastornos que puedan dañar su vida y la de otros.

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Conocer más >
4,286,282FansMe gusta
320,815SeguidoresSeguir
353,819SeguidoresSeguir
17,100SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos

Informe del Parlasur devela graves violaciones de DD.HH. en Bolivia

El informe preliminar da cuenta de reiteradas violaciones a los derechos humanos que van desde asesinatos hasta amenazas y hostigamientos a líderes políticos, sociales,...