es Spanish

Nuevo caso de racismo se registra en el fútbol de Colombia

Un nuevo caso de racismo se produjo en el fútbol colombiano, en el que la víctima fue el arquero del Santa Fe Miguel Solís, en el encuentro que culminó 1-1 ante el Millonarios, disputado en el denominado clásico de Bogotá, el guardameta denunció haber recibido insultos por parte de la hinchada azul.

“Estaban gritando cosas feas como simio, mico y creo que aquí en Colombia eso no puede suceder. No sé qué educación recibieron, pero nunca lo había escuchado en un estadio de acá. Fue la tribuna”, dijo el guardameta luego de culminado el encuentro entre ambas oncenas.

Sin  embargo, para algunos medios neogranadinos, este caso no es nuevo en el fútbol colombiano y ya son reiteradas las veces en la que este tipo de acciones deforman uno de los espectáculos más seguidos por los colombianos.

«No deja de ser paradójico que un país con el 10,5 por ciento de su población total de origen negro, con 4.273.722 afrocolombianos, según el último censo del DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), siga presentando casos de intolerancia por motivos de raza. Pero la triste realidad es que ocurre y, no por casos aislados, en un gremio con fuerte presencia de este grupo étnico», reseña el diario El Espectador.

Sin embargo, hay que destacar que al parecer la actitud sólo vino del lado de los aficionados, debido a que los jugadores de Millonarios, que jugaban en su patio, no se sumaron a este tipo de insultos. “Los jugadores de Millonarios fueron muy respetuosos y ninguno se metió con nosotros”, comentó el arquero.

Vale destacar que luego de lo ocurrido a Solís, ninguno de los clubes se ha manifestado al respecto.

No es la primera denuncia

Sin embargo, el medio neogranadino recordó que hechos de racismo como el que afectó a Solís ya han sido denunciados en ocasiones anteriores; siendo una de ellas en el año 2012, cuando los afectados fueron los jugadores de La Equidad, Dahwling Leudo y Carmelo Valencia.

En ese entonces, recuerda el rotativo, » reportaron ante el juez Juan Carlos Gamarra que eran víctimas de insultos racistas de parte de hinchas del Deportivo Pasto, en el estadio Libertad. Dimayor sancionó con una multa de $11.334.000 pesos al club local al considerar que hubo discriminación e irrespeto a la dignidad humana».

Otro caso de racismo ocurrió el pasado 10 de septiembre, donde también estuvo involucrado otro arquero, del club Rionegro, Lucero Álvarez, pero esta vez fue él quien agredió al entonces técnico del Once Caldas, Hubert Bodhert, lo cual fue constatado por el árbitro Nolberto Ararat.

«Fue sancionado por ocho partidos y fue objeto de una multa de $31.249.680 pesos, la más alta impuesta hasta el momento, por  ‘emplear lenguaje ofensivo, discriminatorio, racista’, recuerda el medio.

Si deseas conocer más información, te invitamos a leer:

Arquero uruguayo es amenazado de muerte en Colombia

Federación Alemana de Fútbol condena insultos racistas contra Sané y Gündogan

4,225,522FansMe gusta
151,522SeguidoresSeguir
288,691SeguidoresSeguir
16,463SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Imágenes impactantes: Así vivió Indonesia un terremoto de 7.3 este domingo

Las autoridades locales confirmaron que luego del terremoto han ocurrido un total de un total de 8 réplicas de magnitudes entre 4,9...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -