Derrame de petróleo en Colombia amenaza a ríos y comunidades rurales

La Empresa Colombiana de Petróleo (Ecopetrol) confirmó que se presentó una nueva acción terrorista contra el oleoducto Caño Limón Coveñas, en la vereda El Consuelo, zona rural del municipio de Saravena, en el departamento de Arauca.

Advirtió que la situación provocó la activación de un plan de contigencia por parte de Ecopetrol, junto con las autoridades municipales y coordinadores de la unidad de gestión de riesgo, para tratar de frenar el desplazamiento de la mancha y evitar la llegada a los afluentes y su consecuente contaminación.

El atentado produjo el derrame de crudo en la capa vegetal y suelo sin afectación a fuentes de agua y alcanzó a llegar a un tramo de una vía terciaria que sirve de acceso alterno desde Saravena hacia al municipio de Tame.

En la zona delinquen guerrillas y grupos paramilitares. Hasta el momento, ningún grupo al margen de la ley se ha adjudicado la autoría del hecho violento que obligó a paralizar la operación del Oleoducto Caño Limón Coveñas.

La empresa petrolera rechazó esta acción terrorista que ocasiona una grave afectación ambiental, además del riesgo que significa para las comunidades que viven en la región.

“Ecopetrol rechaza enfáticamente estas acciones ilícitas que ponen en riesgo la integridad de las personas, afectan el medio ambiente, alteran la vida normal de la fauna y flora, e impiden el bienestar de las comunidades y el normal desarrollo de las actividades petroleras”, manifestó la compañía a través de un comunicado.

4,197,988FansMe gusta
127,240SeguidoresSeguir
289,513SeguidoresSeguir
16,405SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano