Pagarán 6.000 euros por cada inmigrante acogido por Estados miembros de la UE

La Comisión Europea planteó pagar 6.000 euros por cada inmigrante desembarcado en cualquier punto de la Unión Europea, que alguno de los Estados miembros esté dispuesto a acoger, con el objetivo de garantizar un financiamiento que permita brindar la atención adecuada.

Con esta propuesta inmediata y de carácter voluntario, Bruselas ensaya de nuevo la fórmula del cheque para fomentar el reparto de migrantes en la región e intentar aplacar el malestar de los países del sur, como Italia.

Asimismo, se tiene previsto que el Ejecutivo comunitario apoye económicamente los llamados centros controlados para evaluar con celeridad a los recién llegados y confía en que la lluvia de fondos apacigüe un problema más ligado a las agendas políticas que a las estrecheces presupuestarias.

En un comunicado difundido este martes, detallan que a través de esta medida, estiman «cubrir los costes de infraestructura y operativos», así como «distinguir entre personas que necesitan protección internacional», de los extranjeros «irregulares que no tienen derecho a permanecer en la UE» y que deberían ser devueltos a sus países.

Los países voluntarios contarían además con un equipo de funcionarios europeos, de las agencias de asilo, control de fronteras e incluso de cooperación policial Europol, para ayudarlos en las tareas de identificación, acogida o devolución, refiere El Economista.

Tras el mandato que le dieron los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre de junio, ni los centros controlados, dentro de la UE, ni las plataformas externas, pensadas para terceros países del entorno del Mediterráneo, disponía de candidatos.

Ante ello, presentaron las líneas maestras de esos dos tipos de instalaciones para refugiados que se dirigen a Europa. Consciente de que los detalles se demorarán, diseñaron un proyecto piloto que permita testar rápidamente la idea de disociar el desembarco de los náufragos de la gestión de sus expedientes.

Sin embargo, el dilema de la propuesta es si ese reparto de personas solo afecta a quienes tengan perfil de asilado o también a los llamados migrantes económicos cuyo futuro más probable es una orden de expulsión.

Gobiernos discuten el plan

Los gobiernos discuten este miércoles la fórmula, reunión en la que probablemente Italia exija que el reparto, aunque voluntario, incluya a todos los llegados, de manera que sea el lugar de acogida el que  evalúe si tienen o no derecho al asilo. Otros países más reacios (previsiblemente los del norte) insistirán en recibir solo a los potenciales refugiados, publica El País.

En el encuentro también abordarán lo relacionado con los centros controlados. La Comisión renuncia a definir si tienen que estar cerrados y lo deja a criterio de los Estados que los pongan en marcha.

En la práctica, un tipo de centros controlados ya existe en muchos países europeos, incluido España. Las novedades serían la agilización de los procesos, para que los candidatos a entrar en esos centros no pasen más de ocho semanas.

(+FOTOS) Rescatada inmigrante que sobrevivió 48 horas aferrada a un bote en el Mediterráneo

4,225,167FansMe gusta
143,768SeguidoresSeguir
288,920SeguidoresSeguir
16,465SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

¿Hacia dónde va China? (I)

Hace aproximadamente un mes publiqué dos artículos titulados “Mucho más que una guerra comercial. El conflicto de Estados Unidos contra China” en...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -