Un indetenible misil supersónico ruso reaviva el ambiente de la Guerra Fría

De un lado está Rusia, del otro Estados Unidos. Ambos con sus aliados, ambos con sus armas nucleares. Ya no estamos entre 1945 y 1989, pero el ambiente de la Guerra Fría cada tanto reaparece desde que Donald Trump manda en la Casa Blanca.

Este miércoles, el presidente ruso, Vladimir Putin, supervisó el último ensayo del misil hipersónico intercontinental Avangard, en el Centro Nacional de Mando de su país.

«El ensayo ha sido un completo éxito. Este es un importante acontecimiento. Somos los primeros en tener este tipo de arma estratégica. En 2019 el nuevo sistema estratégico intercontinental Avangard entrará en servicio en las Fuerzas Armadas», destacó el Mandatario.

El mensaje para Washington es claro: el Avangard es imposible de interceptar y «es invulnerable ante los sistemas de defensa antiaérea y antimisiles, modernos y del futuro, de un enemigo potencial».

Moscú ha reiterado que solo apelará a estos sistemas si es atacado con armas nucleares o con armamento convencional que ponga en peligro la supervivencia del Estado, reseñó EFE.

Lo que sí es cierto es que Putin se viene preparando ante las decisiones con las que Trump se aleja cada vez más de los acuerdos y tratados internacionales que buscan preservar la paz, en claras muestras de su política guerrerista,.

El más reciente zarpazo lo dio el Mandatario estadounidense en octubre, cuando anunció que se retirará del tratado de las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por su sigla en inglés) que mantiene con Rusia, esgrimiendo un supuesto incumplimiento de éste último.

El acuerdo lo firmaron, el 7 de diciembre de 1987, el presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, y su homólogo norteamericano, Ronald Reagan, para ayudar a poner fin a la Guerra Fría. Con la firma se prohibieron todos los misiles nucleares y no nucleares de corto y mediano alcance, refirió BBC Mundo.

Tras el anuncio de Trump, se incrementaron las tensiones y la semana pasada, en su rueda de prensa anual, Putin acusó a EE.UU. de aumentar el riesgo de una guerra nuclear en el mundo por dar la espalda a varios tratados de desarme.

En este tablero de ajedrez, siguen siendo piezas claves del juego la denominada «trama rusa» y la imposición de sanciones por parte de Washington, estas últimas por el tema de Ucrania, pues cada tanto complican las relaciones entre ambas naciones y enfrían los posibles acercamientos entre los dos mandatarios.

Hasta donde se conoce, EE. UU. no tiene no tiene defensas contra las armas hipersónicas y Rusia comenzó a trabajar en este tipo de armamento en 2003.

Fuentes militares rusas indicaron que la producción en serie comenzó en julio, después de que Putin presentó ese sistema en su discurso sobre el estado del país en marzo. En ese momento,  dijo que su nación había desarrollado armas «sin parangón», capaces de alcanzar cualquier punto del globo.

Según los diseñadores, el Avangard está compuesto por un cohete balístico intercontinental equipado con una o varias ojivas hipersónicas, capaces de maniobrar libremente antes de alcanzar su objetivo.

Actualmente, hay alrededor de 14.500 armas nucleares en el mundo, en manos de nueve naciones. EE.UU. y Rusia tienen la mayor parte de las armas nucleares con un total combinado de aproximadamente 13.350 armas, reseñó El Mundo.

Rusia lanzó misil hipersónico capaz de alcanzar cualquier blanco en el mundo

Rusia aboga por preservar el Tratado INF con EE. UU. sobre misiles

4,208,903FansMe gusta
130,508SeguidoresSeguir
289,343SeguidoresSeguir
16,414SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -