Corea del Sur legaliza el aborto tras una prohibición de 66 años

El aborto es uno de los temas más delicados y espinoso a la hora de abordarlo y discutirlo en muchos países del mundo, existen opiniones a favor y en contra, que más allá de las posiciones individuales, es un asunto que genera debates polémicos desde el plano moralista a nivel familiar o colectivo.

Activistas a favor de la legalización de este procedimiento contranatura continúan día a día haciendo campañas para lograr despenalizarlo, mientras otros ya lo consienten.

Corea del Sur, una de esas naciones más conservadoras y desarrolladas del Asia Oriental, ha dado un nuevo paso en el área. Este jueves, el Tribunal Constitucional de ese país dictaminó que la prohibición del aborto es inconstitucional y ordenó la modificación de la Ley que tiene 66 años en vigencia.

La prohibición del aborto limita el derecho de las mujeres a asumir su propio destino y viola su derecho a la salud al restringir el acceso a procedimientos seguros en el momento oportuno”, señaló el ente judicial en un comunicado.

Se considera que los embriones dependen completamente para su supervivencia y desarrollo del cuerpo de la madre, por lo cual “no se puede concluir que sean seres vivos separados e independientes con derecho a la vida”.

Este asunto se trató en 2012 y ahora siete de los nueve jueces del Tribunal Constitucional apoyaron el fallo para anular la prohibición, que aunque seguirá siendo ilegal durante al menos 20 semanas, sigue suponiendo un logro para muchas mujeres que consideraban la medida como “injusta”.

Con todo esto sobre la mesa de discusiones, los legisladores tienen como fecha tope el 31 de diciembre de 2020 para ejecutar su revisión.

Antes de este fallo por parte del Tribunal, el procedimiento era legal sólo si la persona había resultado víctima de violación, incesto o si el embarazo comprendía un riesgo para la vida de la madre, como ocurre en buena parte de los países que ya han superado estos intensos debates.

Fuera de esos casos, la interrupción voluntaria del embarazo representaba un acto criminal en esa nación, lo que conducía a una pena de hasta un año de cárcel y una multa que equivale a 1.780 dólares para la mujer, y hasta dos años de cárcel para el médico tratante o personal médico involucrado.

Una encuesta publicada este año por el Instituto de Salud y Asuntos Sociales de Corea, indicó que una de cada cinco mujeres encuestadas dijeron haber recurrido al proceso pesar de ser ilegal y que sólo el 1 % lo hizo por las causas que amparaba la ley.

El llamado a legalizar el aborto ha crecido cada vez más los últimos años, y aunque en Corea del Sur rara vez se ha procesado a personas o médicos por interrumpir embarazos por causas fuera de lo permitido, la clandestinidad y las malas condiciones sanitarias a las que se han enfrentado las mujeres con pocos recursos han ocasionado que algunos casos terminen en la muerte, lo que sirve de argumento a muchos que exigen la legalización del aborto.

“La decisión de hoy se tomó porque innumerables mujeres no cesaron de luchar por sus derechos durante muchos años. Merecemos la atención y el reconocimiento del mundo”, dijo a la AFP la militante feminista Bae Bok-ju.

Independientemente de estar a favor o en contra, asumir una postura firme y radical sobre este tema resulta comprometedor, pero conservadores y religiosos son algunos de los cuales mantienen campañas contra el aborto.

Película de un estudio cristiano desata polémica antiaborto en EE. UU.

HRW solicita a Ecuador despenalizar el aborto en casos de violación

4,209,193FansMe gusta
130,599SeguidoresSeguir
289,351SeguidoresSeguir
16,412SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

«Toque de queda» para menores: Defensora de la Niñez anunció acciones...

La defensora de la niñez, Patricia Muñoz, anunció que el organismo que encabeza cuestionará judicialmente cualquier medida que busque restringir el libre tránsito de...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -