Inventos que nunca se hicieron realidad

El futuro ha sido entendido como la promesa de un desarrollo en el que el hombre podría, finalmente, dominar las fuerzas meteorológicas, superar sus habilidades físicas y quizá detener o posponer la llegada de la muerte. En este ejercicio, realizado en diversas postales que se vendían en 1900, se expresaba que el hombre contaría con sus propias máquinas para volar, podría cubrir ciudades enteras para resguardarlas del mal clima, produciría “pavimentos rodantes” para evitar la fatiga al caminar y construiría buques anfibios que cruzaran el mar y se reincorporaran a los rieles en tierra. Si bien las predicciones estuvieron lejos de la realidad que hoy vivimos, nos sirven como parámetro para conocer las cuestiones que ocupaban la mente de nuestros antepasados y, quizá, los más profundos anhelos de la humanidad.

Esta patente corresponde a un diseño de Alexis Mantelet, quien ideó una máquina para lavar los senos de una mujer.

Además de las predicciones que se hacían como mero ejercicio de una incipiente mercadotecnia, las patentes de los inventos también reflejaban las ocupaciones de una humanidad en constante desarrollo. La oportunidad de tener una idea brillante que pudiera solucionar una necesidad primaria de la humanidad podía traducirse en una gran fortuna para el inventor, o bien para aquel que lograra patentar la idea. Por esta razón, a finales del siglo XIX y principios del siglo XX se generó una intensa carrera entre los inventores y buscadores de grandes fortunas. Cientos de hombres y mujeres pasaban horas encerrados para idear un producto que pudiera hacer la vida más fácil y más cómoda. Basta que recordemos cuántos inventos no se desarrollaron en dicha época y que fungieron como una catapulta para la carrera de los inventos. ¿Qué inventos? El teléfono, el fonógrafo, el automóvil, el ascensor eléctrico, los rayos X, la radio, el motor Diesel, el televisor, entre otros.

Sin embargo, otros inventos sólo pasaron a la historia porque hoy los recordamos por proponer soluciones ilarantes a problemas cotidianos, inventos que parecerían ilógicos y absurdos por atender “necesidades” que realmente nunca existieron.

A través de estos prototipos de inventos que fueron patentados pero que nunca se comercializaron, también observamos grandes preocupaciones de la humanidad, problemas que en su momento se convirtieron en verdaderos situaciones comunes como impedir la intoxicación en un incendio, pues en ese tiempo eran muy  frecuentes, o presentar una solución al peligro de ser enterrado vivo. Sería por demás interesante conocer qué prototipos de hoy pasarán a la historia como los más ridículos y absurdos dentro de cien años.

Patent-unicycle_3302458k

Patent-submarine_3302490k

Patent-life-Grave_3302469k

Patent-chicken_3302415k

Patent-rowBike_3302465k

Patent-smoke-mask_3302474k

Patent-ladder_3302406k

Patent-anti_3302422k

Patent-tinman_3302419k

Patent-cork-suit_3302477k

Patent-crawl_3302453k

Patent-rat-trap_3302495k

Patent-mask_3302466k

Patent-monkey-grey_3302432k

Patent-fire-mask_3302437k

Patent-fire-escape_3302480k

Patent-baseball-ma_3302402k

Patent-goat_3302440k

Patent-double-bike_3302443k

Vía CulturaColectiva

4,198,265FansMe gusta
127,302SeguidoresSeguir
289,510SeguidoresSeguir
16,406SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano