sábado, octubre 19, 2019

Alan Leslie Cooper: El terrorista de ultraderecha que amenazó con balear a los Mapuche por la muerte de su prima

schneider_cooper
El nombre de Allan Leslie Cooper Allan ha estado vinculado a tres hechos de notoriedad pública.
El primero, sus destempladas, e infortunadas amenazas, de “balear” a todos los mapuche que se acerquen a su casa, a partir del hecho de que era primo y vecino de Vivienne MacKay, una de las dos personas fallecidas en el incendio de Vilcún. Mejor no hubiera destapado esa caja de Pandora.
El segundo, la desaparición de su hija Francisca, en el tsunami de Tailandia, en diciembre de 2004.
Y el primero, su participación en el asesinato del general René Schneider, el octubre de 1970, hecho por el cual fué condenado a 541 días, en grado de complicidad.
Por algun misteriosa razón, varios de los hilos pendientes de explicación en la convulsionada historia de los últimas cuatro décadas, confluyen en este personaje.
Vea una completa reconstrucción del asesinato del Comandante en Jefe del Ejército, René Schneider, y el contexto de la época.Primo de mujer que murió en la Araucanía: “Los voy a balear a todos si llegan acá”
Alan Cooper, vecino del fundo de propiedad de Werner Luchsinger y primo de su esposa, Vivian MacKay, manifestó en una entrevista todo su enojo con el atentado incendiario que cobró la vida de sus dos familiares la madrugada del viernes y amenazó con balear a cualquier persona que intente atacar su casa.
“Él (Werner) dejó a uno herido (el detenido, Celestino Córdova Tránsito) y lo bueno es que ya sabemos quiénes son. Ahora sabemos dónde nos vamos a tirar, porque estos huevones no se la van a llevar pelá”, dijo Cooper al diario El Mercurio.
“Han sido re valientes hasta ahora matando gente, así como lo hicieron ahora. A mi prima Vivian la quemaron viva y uno de aquí para adelante, ¿qué piensa?.
Si llegan a mi casa yo les voy a disparar a todo dar”, dijo el hombre, que según el diario es padre de Francisca Cooper, la joven chilena que murió durante su luna de miel en Tailandia, durante el maremoto de diciembre de 2004.
“Los voy a balear a todos si es que llegan acá.
No les tengo ningún miedo. Éste no es problema de los mapuches, estos son unos delincuentes, algunos son mapuches, hasta andan con extranjeros. Nosotros queremos agarrar a los tipos que están haciendo este tipo de cosas.
Son una minoría entre el pueblo mapuche”, afirmó el propietario.
A juicio de Alan Cooper, por este caso “debiera renunciar el intendente, los gobernadores… todos los que están en el sistema. Esta cuestión es ridícula, andan 20 gallos quemando y matando y nadie les hace nada. Al menos hoy tenemos claro de dónde son y la cuestión va a cambiar, porque la gente tomará medidas”, insistió.
Por su cercanía, Cooper fue uno de los primeros en llegar a la casa que se estaba incendiando. “Había hablado muchas veces con él (Werner) y estaba claro que podía tener un problema”, recordó.
Fuente:Cambio 21
Participación de Alan Cooper en el asesinato del General Scheneider
Conforme a su costumbre secular de lanzar la piedra y esconder la mano, la derecha siempre ha utilizado el argumento de la “violencia” para justificar el golpe de Estado, la violación de los derechos humanos durante la dictadura, y el aislamiento político del Partido Comunista, durante esta interminable “transición”.

Relacionado:  Metro recuerda que hoy domingo se dejarán de vender los tradicionales boletos
Pero repárese que el asesinato de un Comandante en Jefe del Ejército, expresión máxima de “violencia” y “terrorismo”, fue perpetrado aún antes de que Salvador Allende fuera ratificado como Presidente de la República, por el Congreso Pleno.
Pero antes de reconstruir la historia, dejemos establecida la participación de Cooper en el asesinato del general Schenider, en grdo de complicidad, según rola en la sentencia de la “Causa 2446-70 por el delito de homicidio en la persona del general de Ejército René Schneider Chereau, y de los delitos de daño y hurto de material de guerra”.
Previo a eso, hay que decir que Cooper se mantuvo prófugo de la justicia, al igual que la mayoría de los implicados, y que se presentó voluntariamente en 1974, ya con la dictadura en el poder, cuando supo que Pinochet había ordenado amnistiar o favorecer proceslmente a los encausados, de forma que no tuvieran que pasar un día en la cárcel, a los implicados en el primer asesinato de un Comandante en Jefe del Ejército que haya registrado la historia de Chile.
________________________

Ayúdanos!

4,253,558FansMe gusta
187,484SeguidoresSeguir
295,162SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos