Dejan en libertad, con arraigo nacional y firma quincenal, a carabinero que asesinó a malabarista en Panguipulli, tras considerar que hubo «legítima defensa»

Durante la audiencia de este miércoles y por dos votos contra uno, el tribunal de alzada resolvió modificar la medida de arresto domiciliario total, por la de arraigo nacional con firma quincenal y prohibición de salida del país para el carabinero imputado por el homicidio del joven malabarista Francisco Martínez en Panguipulli , tras considerar que hubo "legítima defensa".

Este miércoles la Corte de Apelaciones de Valdivia acogió la solicitud de la defensa del sargento segundo de Carabineros, Juan Guillermo González Iturriaga, imputado por el homicidio del joven malabarista Francisco Martínez en Panguipulli.

Durante la audiencia, y por dos votos contra uno, el tribunal de alzada resolvió modificar la medida de arresto domiciliario total, por la de arraigo nacional con firma quincenal y prohibición de salida del país para el funcionario, tras considerar que hubo «legítima defensa».

“Atendido el mérito de los antecedentes que se han expuesto por los intervinientes en esta audiencia y a la luz de las evidencias disponibles, se puede afirmar actualmente que el imputado actuó al amparo de la hipótesis de legítima defensa, de manera que el tribunal señala que concurren todos los elementos del artículo 10 N° 4 del Código Penal, por lo que se REVOCA la resolución apelada de fecha ocho de febrero de dos mil veintiuno y se hace lugar a la petición de la defensa, en el sentido de aminorar la medida cautelar y en su lugar se sustituye por el arresto domiciliario decretado por firma quincenal en dependencias de Fiscalía local, en el lugar donde se encuentre desempeñando sus servicios y arraigo nacional”, señaló la corte.

De este modo, el uniformado que aún se encuentra detenido en la Tenencia Los Jazmines de Valdivia, podría quedar en libertad durante las próximas horas. Las cautelares regirán por un periodo de cuatro meses, que es lo que se estableció para la investigación.

Esta decisión se da a pesar de que la Fiscalía solicitó arresto domiciliario total para González Iturriaga, y los querellantes, entre ellos la familia del malabarista y el INDH pidieron que el imputado quedara en prisión preventiva.

Cabe señalar que en la audiencia inicial se determinó que el carabinero disparó en múltiples oportunidades contra Martínez, durante elprocedimiento de control de identidad efectuado el viernes de la semana pasada.

El fiscal regional de Panguipulli, Juan Agustín Meléndez, explicó que el el unoformado percutó seis disparos contra el joven malabarista, siendo “el último innecesario en la parte torácica”, el que le causó la muerte de forma instantánea“.

«El disparo letal es el último, el cual, cuando se describa, le puedo señalar en un lenguaje no médico que es uno que da en el corazón”, afirmó.

También salió a la luz un video en que se observa como un carabinero le dispara a Francisco Martínez en las piernas, mientras otro uniformado lo remata cuando ya estaba en el suelo.

Por su parte, el fiscal adjunto, Marcelo Leal, mencionó que el Servicio Médico Legal consignó cuatro orificios de entrada y tres de salida en el cuerpo del malabarista, los que fueron provocados todos por los disparos.

Pese a los detalles proporcionados, la Fiscalía calificó el hecho sólo de “homicidio simple”con arma de fuego, pidiendo inicialmente arresto domiciliario para el aún uniformado, mientras durara la investigación para la que la justicia otorgó un plazo de cuatro meses.

#JusticiaParaFranciscoMartinez

La decisión de la Corte de Apelaciones de Valdivia de modificar la medida de arresto domiciliario total por la de arraigo nacional con firma quincenal para el carabinero causó indignación y rechazo en la ciudadanía.

A través de mensajes publicados en las redes sociales, cientos de usuarios exigen justicia para el caso del asesinato de Francisco Martínez en Panguipulli y condenan que el poder judicial una vez más sirva a los intereses de la policía.

Compártelo

Comentarios