domingo, octubre 20, 2019

Carlos de Mesa y su total silencio ante la represión

Elecciones: ¿Qué ofrece Carlos de Mesa a los bolivianos?

Muertos por la represión del Estado, inmunidad para tropas estadounidenses, políticas a favor de su empresa, son algunas de las acciones que acompañan al candidato de Comunidad Ciudadana


Con la campaña ¡Ya es demasiado! Y el argumento que existe mucho autoritarismo, Carlos de Mesa candidato presidencial de la alianza Comunidad Ciudadana (CC) en Bolivia, exhorta al pueblo a votar por su candidatura este 20 de octubre  y no por la del actual presidente, Evo Morales.

Sin embargo, los avances en materia económica que son registrados en la nación suramericana han  convertido la gestión de Morales, en una de las más positivas de los últimos años.

El Banco Mundial estimó en el año 2018 un crecimiento económico de 3.9 por ciento, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI), puso un margen de 4 por ciento, sin embargo la nación boliviana registró un 4.2 por ciento.

Para lograr esta cifra, el actual mandatario ha basado su política en la nacionalización de empresas involucradas en las áreas de  comunicación, hidrocarburos y minería, con lo que ha  fortalecido el mercado interno y ha repotenciado la infraestructura productiva. Ante  las ganancias producidas ha ejecutado una redistribución de los ingresos estatales que ha permitido desarrollar planes sociales para mejorar la calidad de vida de los bolivianos.

Igualmente, ha desdolarizado  la economía y ha invertido un gran capital en procesos industriales como el litio, lácteos y textiles.

Pero, ¿qué ofrece Carlos de Mesa a los bolivianos? Para los analistas Gabriel Villalba y Marcel Rivas, el peor enemigo de Mesa, es su pasado.

Candidato Carlos de Mesa y el actual presidente de Bolivia Evo Morales

Mesa un político de 66 años de edad, quien en el año 2002 fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez  de Lozada, el que renunció a su cargo el 17 de octubre de 2003 luego de un saldo de 60 muertos producto de la represión policial ejecutada por cuerpos de seguridad, tras una ola de protestas registrada en Bolivia.

Muertos por  la represión del Estado, inmunidad para tropas estadounidenses, políticas a favor de su empresa, son algunas de las  acciones que acompañan al candidato de Comunidad Ciudadana.

En un informe de la Organización de Estados Americanos, (OEA)   se señala que para el año 2003 el país sufrió un grave quebrantamiento en el cumplimiento de la función del Estado. Se asegura que no se   garantizó la seguridad a los ciudadanos, el respeto a sus derechos ni protección para sus vidas.

Relacionado:  Presidente Evo condenó indolencia de Almagro ante bombardeo en Siria

El documento resalta que se registraron enfrentamientos armados entre la Policía y las Fuerzas Armadas; al igual que cerca de treinta personas muertas, vandalismo y saqueos en las calles; civiles, soldados y policías heridos y muertos; incendios provocados de oficinas públicas, privadas y de partidos políticos.

Entre los hechos se relató la presencia de francotiradores no identificados, que dispararon contra la población civil provocando varias muertes.

Relacionado:  Fiscalía boliviana pide tener acceso a cartas de exdictador García Meza

Ante ese contexto, los analistas Villalba y Rivas resaltaron que para “El 12 de febrero de 2003 había 33 muertos, pero, el señor Carlos de Mesa no se peleó con Goni ni se alejó del gobierno”.

¿Qué reclamaban para la fecha? Efectivos de la Policía Nacional vestidos de civil y otros  uniformados, así como algunos jubilados y bomberos,  se reunieron  y comenzaron  a marchar para denunciar el plan gubernamental sobre el impuesto a la renta y la falta de salarios adecuados, a este grupo se le unieron estudiantes.

En este sentido, medios registran que para octubre de 2003 se presentó una situación en la que se efectuó un paro cívico con bloqueo de calles al exigir gas y una Asamblea Constituyente.

Ambos analistas, reunidos en el conversatorio sobre el libro ¡Renuncio! Biografía no autorizada de Carlos de Mesa,  también criticaron la propuesta de ley de Hidrocarburos que propuso Carlos de Mesa, presidente desde el 2003 a 2005, al Congreso en abril de 2004.

Críticos señalan que la herramienta jurídica daba continuidad a injustos contratos para la explotación de hidrocarburos, en los que el pueblo no se veía beneficiado.

Ante la política a favor del poder económico se forjó una oposición en la que se encontraba Evo Morales, actual mandatario de Bolivia y que no pudo contener Mesa y terminó renunciando el 7 de julio de 2005.

Continúa leyendo

Comentarios

Ayúdanos!

4,255,016FansMe gusta
196,877SeguidoresSeguir
298,027SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos