El ambicioso proyecto de China con Latinoamérica que excluye a Trump

El «patio trasero» le quedó grande a Estados Unidos y, ante su política de restricciones e imposiciones comerciales, los países de América Latina centran su mirada en las alianzas con China.

El gigante asiático apuesta a desarrollar el proyecto Cinturón y Ruta, conocido como Nueva Ruta de la Seda, y para lograrlo ha invitado a más de 70 países.

Esta apuesta presentada en 2013 por el presidente chino, Xi Jiping, plantea el desarrollo de una franja de corredores terrestres desde Asia hasta África, pasando por Europa Oriental e implica cientos de miles de millones de dólares, reseñó BBC Mundo.

La convocatoria a las naciones sudamericanas la extendió el Mandatario chino en enero de 2018, durante un encuentro con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Trump busca aumentar la dependencia de la región, mientras Xi Jiping abraza el intercambio comercial. Foto: Reuters.

Hasta la fecha, 16 países latinoamericanos avanzan en la firma de acuerdos para ser parte del mega proyecto asiático, entre ellos Venezuela, Panamá, Brasil, México, Bolivia, Antigua y Barbuda, Costa Rica, Chile y Guyana.

A este paso se llega tras un historial de convenios entre Pekín y las naciones de América Latina:

  • Datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), posicionan al país asiático como el segundo socio comercial más importante para la región, y el primero para América del Sur, sustituyendo a Estados Unidos.
  • Los proyectos bilaterales se remontan al año 2005, cuando recibieron 4,7 mil millones de dólares en inversiones chinas.
  • Para 2018, esos acuerdos se fortalecieron con un incremento de 425 % en aportes chinos, cerrando en 20 mil millones de dólares.
  • En los últimos ocho años, el intercambio comercial también aumentó 22 veces, excediendo los 280 mil millones de dólares en 2017.
  • Según la base de datos de finanzas China-América Latina elaborada por The Dialogue, existen 150 proyectos vinculados al transporte, de los cuales casi la mitad se encuentran en etapa de construcción.
  • En los últimos años, se han invertido 96,9 mil millones de dólares en la transmisión y generación de electricidad.
  • Por número de proyectos, Bolivia, Brasil y Jamaica son los principales destinos de la inversión china en canales físicos de comunicaciones.
  • China ha puesto especial énfasis en las zonas portuarias tanto del Pacífico como del Caribe y el Atlántico.

En todo este panorama, juegan un papel fundamental Panamá y Chile por los accesos que brindan a la región. Con ambos, Xi Jinping mantiene un buen intercambio.

La ¿despedida? del control estadounidense

Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se concentra en su nuevo intento de derrocar al Gobierno de Venezuela y en librar guerras de aranceles contra la misma China y la Unión Europea (UE), Pekín avanza con prudencia y amplía su alcance comercial en la región.

Incluso, los grandes «aliados» de la Casa Blanca en Latinoamérica no pueden resistirse a las posibilidades económicas que ofrece el gigante asiático y, por ello, mandatarios como Sebastián Piñera viajan sonrientes a la capital china para visitar a Xi Jinping.

Las cartas están sobre la mesa y Washington se queda cada vez más lejos y solo en esta carrera.

«Estados Unidos necesita ferozmente controlar América Latina porque ha perdido, por ahora, la competencia por la gobernanza mundial contra China y contra Rusia», explicó a Sputnik el catedrático de sociología Heinz Dieterich en marzo.

Venezuela no está sola: Rusia, China, India, Turquía y muchos más reconocen a Maduro

China le devuelve una jugada a EE. UU. y provoca un berrinche en el BID

 

4,201,324FansMe gusta
128,132SeguidoresSeguir
289,489SeguidoresSeguir
16,403SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano