«Comenzaré una vida nueva»: Australia otorga asilo a joven saudí que huyó de su familia por maltratarla

«Estoy muy feliz, comenzaré una nueva vida», fueron las primeras palabras que emitió la joven saudita al conocer que Australia le concedió el asilo luego de huir a Tailandia por temor a que su familia la matara por renunciar al Islam, según reveló Daily Mail Australia.

Rahaf Mohammed al-Qunun apareció en los titulares a principios de esta semana después de que comenzó a tuitear desde el área de tránsito del aeropuerto de Bangkok. La joven de 18 años dijo que se había escapado de Kuwait y que su vida correría peligro si se la obligara a regresar a Arabia Saudita.

En pocas horas, acumuló una gran cantidad de seguidores en Twitter cuando se negó a tomar un vuelo de regreso al reino conservador y se atrincheró dentro de una habitación de un hotel.

La joven de 18 años fue detenida en Tailandia luego de su llegada al país. Estuvo en una habitación de un hotel del aeropuerto para evitar la deportación.

Las autoridades tailandesas le permitieron ingresar al país el lunes por la noche y la agencia de la ONU para los refugiados remitió a Rahaf a Australia para su consideración para el reasentamiento de refugiados.

Este jueves la ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, se encontraba en Bangkok después de que Canberra dijera que consideraría darle asilo a la joven de 18 años. Payne dijo que no había un marco de tiempo para la evaluación del caso.

En una entrevista exclusiva con Daily Mail Australia, Rahaf afirmó que su caso ha sido exitoso, aunque el gobierno australiano ha dicho que «considerarán» su referencia del ACNUR.

«Me aceptaron», dijo ella. ‘¡Estoy tan feliz! Comenzaré una nueva vida ‘», expresó. 

Al-Qunun estaba programada para someterse a controles australianos para obtener una visa humanitaria, incluidas evaluaciones de carácter y seguridad.

Agregó que no le está permitido revelar dónde está en Bangkok. «Estoy en un hotel, hay policías y guardias para mi seguridad», dijo.

La joven desconoce cuándo partirá a Australia ni tampoco dónde vivirá exactamente.

«Me dijeron que me habían dado un apartamento, pero no pregunté dónde», agregó Rahaf.

‘Es como por tres meses’. Ella describió los últimos días sin saber su destino como «tan difícil».

«Sobreviví de la muerte», dijo, y agregó que había evitado por poco el destino que le había ocurrido al periodista Jamal Khashoggi.

«Tengo miedo de que me maten como él», dijo. «Desde el comienzo del caso de Jamal, estaba pensando en él y triste por él».

Khashoggi fue asesinado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul en octubre.

Rahaf también habló de vivir con su familia en Arabia Saudita, describiéndolo tan difícil como que no tenía libertad. ‘Fue tan malo. Quiero decir, claro que hay días buenos pero me lastimaban mucho. No tenía elección para elegir lo que quiero'», relató.

Una de las personas que extraña es su hermana menor Joud, quien cumple 12 años este viernes. «La extraño, traté de llamarla y decirle ‘feliz cumpleaños’, pero ella no puede acceder a un teléfono», dijo.

Junto a su hermana menor que tanto extraña.

También criticó a los trolls en línea que están difundiendo rumores en las redes sociales de que está mintiendo sobre su situación.

«Ellos no saben de mi vida y no saben cómo me trata mi familia», dijo. Quiero la vida. Quiero ser independiente. ¿Cómo pueden decir esto solo porque hago algo que no les gusta? Quiero convertirme en una mujer fuerte, quiero libertad de expresión, de religión y política. Quiero vivir una vida normal», aseguró.

Rahaf llegó a Tailandia el sábado y tenía la intención de volar a Australia para buscar asilo.

Pero después de que inicialmente se le negara la entrada a Tailandia, su uso inteligente de Twitter provocó una campaña masiva con llamadas de todo el mundo para que le concedieran asilo.

Su situación también llamó la atención sobre las estrictas normas sociales de Arabia Saudita, incluido el requisito de que las mujeres tengan el permiso de un «guardián» masculino para viajar.

También se produce cuando Riyadh se enfrenta a un intenso escrutinio por parte de Occidente sobre el asesinato de Khashoggi y sobre las consecuencias humanitarias de su guerra en Yemen.

Un portavoz del Departamento de Asuntos Internos dijo: «El ACNUR ha enviado a la Sra. Rahaf Mohammed Al-Qunun a Australia para su consideración para el reasentamiento de refugiados».

«El Departamento de Asuntos Internos considerará esta referencia de la manera habitual, como lo hace con todas las referencias del ACNUR», dijo el portavoz. «El gobierno no hará más comentarios sobre este caso».

 

Continúa leyendo…

La joven saudí que huyó de su familia podría obtener refugio en Australia

Australia: Mujeres en toples expresan su apoyo a joven saudita

 

 

4,199,685FansMe gusta
127,598SeguidoresSeguir
289,502SeguidoresSeguir
16,406SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Comité por la Defensa de Paine acusa uso de glifosato en...

El Comité por la Defensa de Paine denunció el uso del nocivo glifosato en la comuna, por lo que exigieron a las autoridades...

Edición Impresa El Ciudadano