Simulación científica evidencia que 10% de la población mundial podría morir por contagio de nuevo virus

Aunque en Estados Unidos perdió vigencia la normativa de Barack Bbama que impedía crear virus letales, el Gobierno de Donald Trump se ha hecho la vista gorda y ahora los laboratorios están produciendo cepas de gripe desde el 2017 como el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, por sus siglas en inglés) y del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS).

Con este reglamento buscaban frenar las graves fallas de seguridad en instituciones que ejecutaban trabajos relacionados con el ántrax y la gripe aviar. Pero esta luz verde a cada propuesta de investigación con virus letales se convierte en un arma de doble filo, puesto que estas serían usadas como armas biológicas contra las poblaciones, llevando al exterminio o genocidio del 10% de la población.

Sin embargo, esta decisión del nuevo mandatario estadounidense que da luz verde a cada propuesta de generación de virus letales, ha dejado en evidencia que los científicos carecen de herramientas y capacidades sanitarias para crear vacunas en meses y detener nuevo virus que podría matar a 900 millones de personas de todas las naciones del mundo, reseñó The Daily Mirror.

No hay solución por ahora a corto plazo para una enfermedad que se vuelva pandemia

De acuerdo con las informaciones publicadas en el medio, los estudiosos de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore de EE. UU. realizaron unas investigaciones donde simularon la proliferación del patógeno y los hallazgos resultaron fueron adversos, pues no existe posibilidad de controlar una epidemia y el fallecimiento de hasta el 10% de la población a corto plazo.

Eric Toner, especialista explicó que no existe capacidad para producir «vacunas contra un patógeno nuevo en un margen de meses y no de décadas y carecemos de capacidades sanitarias globales que nos permitan identificar y controlar rápidamente un brote antes de que se vuelva pandémico», afirmó el investigador.

El virus con el sobrenombre Clado X, mató en los primeros dos años de la simulación a 150 millones de personas y se esperaba que esta no se convirtiera en pandemia.

Científicos sostienen que no existe peligro de propagación de virus a través de laboratorios

Los participantes en la investigación explicaron que tenían la expectativa de que la epidemia no se agravara ni se convirtiera en un riesgo tangible como el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés).

El SARS culminó con la vida de 10% de las 8 mil personas que fueron infectadas en 2003, cuyos resultados son desfavorables para la humanidad, enfatizó Toner. Las interrogantes que se presentan: ¿Qué harán con el virus?, ¿cómo podrían desaparecerlo después de ser creado? y ¿quién se hace responsable de las personas fallecidas durante el estudio?.

Más casos de virus Keystone podrían aparecer en Florida

4,206,656FansMe gusta
129,820SeguidoresSeguir
289,426SeguidoresSeguir
16,412SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano