Pablo Iglesias de Podemos: «Los candidatos de las derechas no comprenden España»

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, asistió al programa radial de entrevistas «La Pizarra», conducido por Alfredo Serrano Mancilla, director de Celag. En la conversación, el dirigente se refirió a las elecciones del próximo 28 de abril y a la relación de su coalición con los medios de comunicación españoles.

Asimismo, también tuvo palabras para Bolivia, Argentina, y el panorama político internacional. A continuación, compartimos algunas de las impresiones de Iglesias en su conversación con Serrano.

Sobre series de televisión

Para mí es terapéutico ver series. Creo que hay muchas series que se quedaron en el análisis de los políticos y no necesariamente tratan sobre la política. Ahora estoy viendo una muy interesante que se llama “The Good Fight”, que entra de lleno en el momento Trump en EE.UU., con una visión muy interesante. Trata tópicos como el feminismo, la posverdad, los fake news, etc.

Recomiendo mucho la serie “Counterpart”, es una genialidad y tiene una estética de guerra fría. Es una serie que reflexiona sobre el antagonismo consustancial a la política: dos mundos que son lo mismo y se hacen guerra a sí mismos. Lo mismo “Snowfalk”, que tiene relación con la injerencia de la CIA en América Latina, en particular en Nicaragua.

También la serie “The Leftovers” que trata la figura del rapto que es algo así como muy del protestantismo, a partir de ahí el carácter existencialista que nos plantea una distopía muy interesante de cómo la gente trata de buscar la normalidad en un contexto de anormalidad.

Babylon Berlin” es una delicia, es un retrato de la República de Weymar. Recomiendo también la serie “Borgen” porque tiene la capacidad de demostrar muy bien las situaciones humanas que hay en la práctica más mediocre de la política. El personaje de Birgitte me parece que está muy bien hecho, con mucha sensibilidad.

Si se hiciera una serie sobre la política en España elegiría una sobre “las cloacas”. Creo que serviría para explicar la estructura del poder en España; una estructura de poder que no solamente habla de policías corruptos y del Ministerio del Interior, sino de medios de comunicación y pseudo periodistas que forman parte de tramas criminales y sobre todo de poderes económicos.

Sobre la política y la trama montada contra Podemos

Lo que había montado (José Manual) Villarejo es básicamente un aparato empresarial para vender sus servicios a sectores empresariales; unos servicios que tenían una eficacia política inmediata. Si grandes poderes económicos no pueden comprar a formaciones políticas, pues ahí está Villarejo que les fabrica pruebas falsas y lo que haga falta, y esa es la historia del poder en España. Por eso cuando a nosotros nos dicen que en realidad no se pueden cambiar las cosas, que todo está atado y bien atado, si fuera así los que tienen dinero no se preocuparían tanto de comprarse políticos para llevarlos a sus Consejos de Administración y no nos montarían a nosotros la operación que nos montaron. Saben que el gobierno tiene sus límites para cambiar las cosas pero que hay algunas cosas que se pueden cambiar y por eso han trabajado con uñas y dientes para que nosotros no entremos allí.

Es gravísimo lo que está ocurriendo en nuestro país… En la cuarta economía del euro vemos a policías corruptos trabajando a las órdenes del Ministerio del Interior, aliados con periodistas y con grandes empresarios para fabricar información falsa que ha abierto telediarios para convencer a los españoles de que Podemos ha sido financiado ilegalmente, y todo es mentira. Los tribunales han tenido que archivar y rechazar todo porque es mentira. Eso revela que tenemos una democracia enormemente limitada, y que hay poderes que están por encima de la Ley y que hay elementos de impunidad amplísimos.

Sobre los medios de comunicación españoles y su relación con Podemos

A nosotros nos perdonarían cualquier cosa menos no decir la verdad. Las redes sociales son espacios en los que la gente se defiende de la mentira y de la manipulación. Tuve una discusión con el director de La Sexta, Antonio García Ferreras, con el que tengo buena relación pero discutiendo a propósito de Eduardo Inda, que es alguien que fabrica noticias falsas y a quien se le ha abierto una puerta mediática permanentemente. Fue un momento televisivo que tuvo gran repercusión en las redes sociales. La gente no es idiota, estamos en una sociedad que aprecia mucho las verdades.

Es muy difícil establecer qué piensa la ciudadanía en general sobre la manipulación de los grandes medios de comunicación, pero creo que hay una sensación muy amplia en la gente de desconfianza. El ser críticos con la calidad de la información es un tema que nosotros hemos logrado colocar en esta campaña. Hasta hace un tiempo quien denunciaba la manipulación enseguida era acusado de atacar la libertad de prensa.

El periodismo tiene que estar para limitar y para controlar al poder. Si el poder se puede comprar a los medios de comunicación, si hay millonarios que pueden comprar periódicos deficitarios para influir políticamente, es porque se está poniendo en cuestión la función democrática del periodismo que es controlar al poder.

Creo que en los nuevos tiempos se ha abierto un debate, (sobre el periodismo) por ejemplo sobre las fake news. Esto responde a que hay cada vez más gente que entiende que le pueden estar tomando el pelo. La gente entiende que los medios tienen una línea editorial; hacer periodismo nunca deja de ser hacer política con la información, pero al menos que haya una mínima calidad, con informaciones contrastadas, con la deontología periodística que se cumpla, y luego que los medios tengan su propia orientación editorial.

Con todos nuestros errores y todos nuestros fallos, creo que hemos sido capaces de decir verdades que nadie se había atrevido a decir en España; verdades sobre cómo funciona el poder y es evidente que no nos lo van a perdonar. No solo que era una obligación por nuestra parte sino que además es políticamente inteligente. Creo que cada vez hay más gente que está harta de tonterías y de lo “políticamente correcto” y creo que ha sido muy bueno que nosotros dijéramos que vamos a ponerle el cascabel al gato: que los dueños de las multinacionales mandan más que los diputados; que los dueños de las eléctricas mandan más que el gobierno; que los propietarios de los medios de comunicación mandan más que la cámara que representa teóricamente la soberanía popular, porque estamos diciendo la verdad y esto no ha sido capaz de rebatírnoslo nadie.

Sobre las elecciones y los partidos políticos

Podemos ha sido capaz de trascender unos ciertos estilos identitarios de la izquierda, diciendo que lo más importante no es tanto el símbolo como el contenido. Nosotros aspiramos a ser mayoritarios porque pensamos que lo que decimos es mayoritario y yo creo que esa es nuestra esencia fundamental.

Es mentira que la esencia de Podemos fuera la bondad de decir lo que la gente quería oír, todo lo contrario, es decir lo que pensábamos sobre cómo funciona el poder en unos términos en los que todo el mundo lo pudiera entender construyendo una mayoría social a través de nuevos significantes. No se trataba de sustituir al PSOE, somos una fuerza política con una voluntad transformadora y mayoritaria.

El 15M fue una de los primeros síntomas de que se iba a producir una transición en el sistema político español y ya lo que nadie duda es que se ha producido una transición en el sistema de partidos.

Hay cinco formaciones políticas que, según todas las encuestas, vamos a tener una representación en el Congreso no testimonial, una representación muy importante que va a determinar que en España ya no vaya a ver nunca más un gobierno de partido único, sino un gobierno de coalición para el cual hay diferentes fórmulas.

De lo que pase el día 28 (de abril) y de los acuerdos que vengan después podrá determinarse el futuro de nuestro país en los próximos años. Si algo hemos aprendido en los últimos años es que las cosas se cambian desde el gobierno.

Estamos en una época de éxito de lo reaccionario. Paradójicamente cuando nosotros mostramos la máxima responsabilidad en la defensa del Estado de derecho lo que tenemos es que ha surgido una nueva extrema derecha reaccionaria a un tiempo neoliberal, machista y grosera: el inconsciente desatado de una derecha. Había una derecha que siempre pensaba así pero que se escondía y que no se atrevía a decir ciertas cosas porque las entendía como impresentables y que, sin embargo, ahora las normaliza y no le va mal necesariamente en lo electoral.

El “trumpismo” es un poco eso, nadie se podía imaginar que una figura como Donald Trump pudiera llegar a ser Presidente de los Estados Unidos. Estábamos horrorizados con Sarah Palin y el Tea Party y llegó Donald Trump, es una época llena de oscuridades…

La emergencia de Vox es fundamentalmente un síntoma del Partido Popular, pero también la crisis en Catalunya, el fenómeno Trump en los EEUU, también lo que significa el franquismo de las élites. Vox es una formación muy “trumpista” pero que no deja de ser una escisión del PP, formada por un exdirigente del PP que estuvo viviendo del chiringuito que le montó Esperanza Aguirre en Madrid, y que se nutre además de votantes del PP porque representa muy bien a ese inconsciente que en momentos de crisis de sistema se está expresando.

España es una realidad plurinacional y eso preexiste a la izquierda y a la derecha. No es ajustado decir que Podemos fue una suerte de espacio político de convergencias de las izquierdas; al contrario, nosotros lo que planteamos era que había que construir un proyecto de transformación social al que invitar a todo el mundo sin obsesionarnos por los símbolos. Cuando la gente ve a España a través de Madrid no ve a España, España es mucho más que Madrid.

Sobre Argentina

Lo de Macri es el desastre neoliberal, yo creo que cuanto más insisten más se demuestra que el neoliberalismo reformulado, con otros estilos, sigue siendo un desastre para las mayorías sociales. Son políticas incapaces de asegurar el funcionamiento de los servicios públicos, que haya una sanidad digna, unos servicios educativos dignos, creo que es una política de clase que representa a una clase social muy concreta y minoritaria.

(Cristina Fernández) es muy grande, muy grande. Hay personas que andan y personas que avanzan y Cristina avanza cuando camina. A mi me impresionó mucho su personalidad, me pareció una mujer muy inteligente y con una enorme autoridad.

Sobre Bolivia

Los datos de los resultados económicos y sociales del gobierno de Evo son evidentes. Yo creo que lo mejor que les puede pasar a los bolivianos es que Evo Morales siga gobernando pero el desgaste político es inevitable y todos los que hacemos política tenemos que asumirlo, incluso aunque lo hagamos muy bien el desgaste político siempre va a llegar.

Últimas confesiones

En esta parte, Iglesias dijo que compartiría unas copas con Pablo Casado, con quien confiesa tener empatía en las distancias cortas por la solidaridad demostrada por el Secretario General del PP tras el nacimiento de sus hijos prematuros.

Creo que Pablo Casado no se cree el 80% de las cosas que dice, creo que no es de tan extrema derecha como parece. Creo que yo soy el más español (de los 4 candidatos) porque precisamente una de las características de las derechas es que no comprenden a España; España no es solamente Madrid, España no es solamente una identidad nacional, España es plurinacional, es un país en el que se hablan diferentes idiomas, en el que hay diferentes culturas y creo que el que no entiende eso y no respeta eso no entiende a España. Ser más español no es envolverte en una bandera y darte golpes en el pecho, creo que el más español de todos soy yo.

Link de la nota:

https://soundcloud.com/radiolapizarra/pgm-20-04-19-bloque-bajar-la-guardia-pablo-iglesias/s-5dmXG

4,207,661FansMe gusta
130,131SeguidoresSeguir
289,387SeguidoresSeguir
16,412SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Fernández-Fernández, la dupla electoral que promete castigar a Macri por su...

La profunda crisis social y económica que atraviesa Argentina por la aplicación de políticas neoliberales ha provocado que Mauricio Macri tenga un rechazo del...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -