Siria exige al Consejo de Seguridad poner fin a masacres de la coalición gringa

El Gobierno de Siria exigió al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tomar acciones para poner fin a los reiterados ataques perpetrados en la provincia de Deir Ezzor por parte de la coalición de guerra que lidera Estados Unidos.

La agencia SANA informó que el Ministerio de Exteriores sirio envió dos cartas a la ONU en las que denunció los ataques aéreos que ejecutaron Washington y sus aliados este lunes, los cuales dejaron un saldo de más de 60 civiles muertos.

«El Ministerio de Exteriores remite dos cartas, una al Secretario General de la ONU y otra al Presidente del Consejo de Seguridad, en relación al crimen perpetrado por los aviones de la coalición norteamericana en la aldea de Al Shaafa», detalló SANA.

En la misiva que remiten al Consejo de Seguridad le exigen «emprender acciones inmediatas que pongan término a los ataques y matanzas (…) y diseñar un mecanismo independiente internacional para investigar esos crímenes y castigar a los culpables».

La alianza internacional agrupa a más de 70 miembros y sus actividades no están autorizadas por Damasco ni por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, reseñó Sputnik.

A finales de octubre, la coalición bombardeó con fósforo blanco la ciudad siria de Hayin, en la misma provincia, pese a que su uso está prohibido por las convenciones internacionales.

El Gobierno de Bashar Al-Assad ha denunciado en reiteradas ocasiones el uso de munición con fósforo blanco en los ataques de la coalición, que desde 2014 realiza incursiones aéreas en su país.

EE. UU. y sus aliados de guerra bombardean con fósforo blanco una ciudad siria

Terroristas preparan un nuevo montaje de ataque químico en Siria

4,207,033FansMe gusta
130,067SeguidoresSeguir
289,394SeguidoresSeguir
16,414SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Un cohete explotó cerca de la embajada de Estados Unidos en...

El pasado miércoles, alegando motivos de seguridad, Estados Unidos ordenó evacuar al personal no esencial de su embajada en Bagdad.

Edición Impresa El Ciudadano