#CareRaja Supremo: Enrique Correa -el paladín del «no es ilegal»- vinculado con aportes irregulares a la política

Cuando el Pinochetismo estaba álgido, aunque ya muriendo, y comenzaron las concentraciones de personas que se atrevieron a protestar bajo el grito de ¡Y va a caer, y va a caer! la emoción que existía en ese grito era estremecedora. Era un desahogo y la expresión de un sueño.

Y ahora en «democracia», donde hemos aprendido a desencantarnos de ese concepto que anhelamos por 17 años de dictadura, hay otros personajes siniestros que han ido generando esa sensación en nosotros de gritar «y va a caer, y va a caer», después de comprender que nunca fuimos una democracia, que la mayoría los políticos nos vendieron y, se escudaron en consignas que para nosotros eran importantes para llenarse los bolsillos de plata.

De esos hay varios, pero hoy me quiero centrar en el asesor favorito del poder; al que se pasea a todos los políticos y los perrea como quiere. Me refiero al reconocido, famoso y nunca bien ponderado:

 Enrique Fernando Correa Ríos

(Más conocido como el «Guatón Correa»)

Enrique_Correa_Ríos


Algunas conexiones

Según lo que aparece en Poderopedia, es un consultor y político chileno. Actualmente es un tata de 70 años, que nació en Noviembre de 1945; es militante del Partido Socialista y es considerado uno de los lobbystas que hay que temer en Chile.

Es socio y presidente del directorio de la agencia de comunicación estratégica Imaginacción Consultores, que es la empresa de lobby y manejo de crisis más importante del país. Este «oficio» es el que le permite tener muy amplias redes, ojos y oídos en diversos espacios de poder. {destacado-2}

Luego del golpe de estado de 1973 se asiló en la embajada de Perú y luego viajó a la Unión Soviética y a la República Democrática Alemana. Perteneció en su juventud a la Democracia Cristiana (Ese dato es importante ya que por historia, parece explicar tantas cosas) llegando a ser presidente de la JDC. Posteriormente fue parte importante del MAPU. Durante la década de 1980 fue el coordinador general del Comando del No, que gestionó la campaña para el plebiscito, cambiándose al Partido Socialista. Posteriormente trabajó en la campaña de Patricio Aylwin, y una vez electo, éste ocupó el cargo de ministro secretario general de Gobierno (1990-1994). En ese cargo, se encargó de desactivar los comandos juveniles, los sindicatos y las organizaciones que estaban activas en las poblaciones. La finalidad era que los políticos tomaran las riendas del país. En este marco, se dedicó a negociar con Pinochet para conseguir la desactivación de los grupos armados. También dedicó parte de su tiempo a «endulzar» al diario El Mercurio. También vale la pena mencionar que convenció a Fidel Castro para que pusiera orden con el Frente Patriótico Manuel Rodríguez.  Durante el período de transición realizó y formalizó acuerdos con la derecha y los empresarios. Concluida su pega, se retiró a cumplir funciones en la Flacso y desde ahí observó pacientemente la política Chilena. En el año 2004 renunció a su militancia al Partido Socialista, por conflictos ligados al royalty a la minería. Pidió su reincorporación a la tienda en septiembre de 2009. {destacado-1}

no-portada

Catalina Bau
Catalina Bau

Cabe mencionar que Correa es ex esposo de Catalina Bau quien ha tenido varios cargos de gran importancia en el Estado durante los gobiernos de la Concertación en la Subsecretaría de Hacienda, Registro Civil, Conaf y que en 2009 estando como directora ejecutiva de Conaf, fue acusada de tráfico de influencias  y de ejercer presiones en la aprobación del satánico proyecto de Alto Maipo.

Alto maipo

Además trabajó junto a otras compañeras en “Chadwick, Bau y Asociadas Limitada” empresa compuesta por María Soledad Coca; la presidenta del directorio del Museo de la Memoria, María Luisa Sepúlveda; la experta en temas de género de las Naciones Unidas, Teresa Rodríguez Allendes; y por supuesto, por María Teresa Chadwick Piñera (Prima de Sebastián Piñera y hermana de Andrés Chadwick, quien a su vez trabajó con Michelle Bachelet en la subcomisión de drogas del comando de campaña junto a la hoy ministra Javiera Blanco.)

Pero volvamos a Correa, para que podamos hacernos una idea, a través de sus propias palabras, de quién es este gordito cachipurri que se las sabe todas.

Recientemente ha salido una entrevista en La Tercera que es fantástica. El tipo lo dice todo con una carerrajeidad que da un poco de nervio y pudor, y que voy a ir analizando.

Si disientes conmigo, pues me lo haces saber en los comentarios.

Entendiendo que el tema es medio complicado y que las conexiones se vuelven más enredadas que cachipún de pulpos, pero es bueno que intentes hacer el esfuerzo de entender lo que pasa, porque te va a cambiar la perspectiva de lo que creías saber de Chile


Enrique Correa La Tercera

Por la boca muere el pez

Quisiera comenzar con esta pregunta y respuesta, que voy a citar textual (más arriba está el link por si te quieres entretener leyendo la entrevista completa):

En este clima de desconfianza dentro del país, ¿cuán costoso o beneficioso es para alguien como usted el aparecer vinculado como asesor en los casos de alto impacto, consolidando la imagen de que es el amigo de los más poderosos del país?

Trabajamos en una actividad regulada, bajo una normativa que nosotros mismos contribuimos a construir y en la que esperamos que haya más regulaciones. Nosotros hacemos nuestro trabajo profesional. No andamos por los pasillos pensando en lo poderoso o no que somos.

Es muy graciosa la soltura con que larga semejante afirmación. Es como que Karadima dijera que abusar de menores no es pecado, porque él participó en un concilio vaticano y ayudó a construir el código que determina las sanciones morales para la pederastía y ahí se determinó que no es pecado. ¿Me explico?

Otro ejemplo. Si eres senador o diputado, tienes el poder de aprobar o no las leyes. Entonces es como si los políticos dijeran que no es ilegal recibir plata de las empresas porque ellos hicieron una ley de financiamiento de campañas y que, por lo tanto, lo que hicieron no es ilegal. ¡SANTO CIELO! ¡NO ES UN EJEMPLO! ¡Exactamente eso es lo que pasó! Esa es la estrategia que están usando todos ahora para defenderse de lo indefendible. Desde Fulvio, Hasta ME-O, todos están usando la «Estrategia Correa» para sacarse los balazos.

Fulvio Rossi
Fulvio Rossi

La entrevista sigue así:

¿Cree que la gente entiende lo que es su trabajo como lobbista?

Estamos en una fase de acomodo y coincidió con una etapa de desconfianza difícil, pero ya se normalizará.

NOOOOOO!! No se debe normalizar esta actividad, ni debemos naturalizar la desconfianza. Cómo tanto poder para, tranquilamente, cagarte de la risa asegurando que vas a seguir haciendo los chanchullos de ayer y hoy, porque somos todos tan idiotas que, después de ver todo lo que ha pasado, no va a cambiar nada y va a seguir pasando lo mismo.

Lo que ocurre es que Enrique Correa es un loquillo.

¿Cómo ve usted, que ha estado acostumbrado a trabajar con esos dos mundos-sobre todo en temas de crisis-, las posibilidades para revertir el escenario de desconfianza que se ha instalado?

Efectivamente, tenemos una crisis de confianza grande al interior de las élites y de la ciudadanía respecto de las élites. Siento que hay que reconstruir la confianza del empresariado hacia el gobierno. La confianza entre el empresariado y el gobierno es la madre de todas las confianzas y tiene un impacto en la gente. Cada vez que se ha trizado, se ha debilitado o derechamente se ha quebrado, es el país el que ha sufrido.

Es raro el alcance que hace Enrique, señalando que «La confianza entre el empresariado y el gobierno es la madre de todas las confianzas y tiene un impacto en la gente.» Se nota que para Correa, lo que piense la gente, no es más que un efecto colateral y de poca importancia real para la situación país. Pareciera que los periodistas en los medios estamos perdiendo tiempo entonces con informarte cosas en las que tú no tienes pito que tocar porque la ciudadanía, haga lo que haga, en realidad no tiene ningún impacto. El movimiento social, claramente para este sujeto, vale callampa.

Porque si el empresariado y el gobierno no confían entre ellos, dejan la cagá en el país. Pero si tú no confías en el empresariado ni en el gobierno en realidad no le importa a nadie. ¿Te quedó claro?

A mí me quedó clarísimo. Hasta me acabo de desmoralizar un poco. Pero voy a seguir de puro hinchapelotas.

Hay otras preguntas que vale la pena leer, pero me detendré en esta por lo absurdo de la respuesta:

Usted, que se ha especializado en manejo de crisis y que ha participado directamente en el control de algunos de estos casos, ¿ve realmente espacios para restaurar la imagen de empresarios y dirigentes políticos en la opinión pública? 

Se requiere un esfuerzo consciente, sistemático, deliberado y constante, tanto del mundo privado como del sector público, por restablecer las confianzas. Pero hay un punto básico de esta confianza, y que es confiar en el que el país está en un rumbo sensato. Y aunque se requiere una legislación más severa para enmendar, lo cierto es que el mundo empresarial tiene altos estándares de decencia.

Parece que acá tenemos un error de conceptos. Luego de ver Penta, Caval, SQM, la Colusión de los Pollos, de las farmacias, del papel para el poto, y ahora, potencialmente en la leche y el trigo, yo ni en pedo (ni borracha) me atrevería a decir que el empresariado tiene estándares de decencia. Menos me atrevería a afirmar que son altos. Los casos que sabemos es porque alguien se despechó y soltó la sopa.

Pero ciertamente no se ha investigado a todas las empresas y, si hubiese una brigada de delitos económicos más amplia, con más personal y más efectiva, creo que la posibilidad de sentarse a pensar en un final como el del «Club de la Pelea» (para los que no han visto la peli, es un buen momento de que la vean), no parecería tan descabellado en realidad.

Lamentablemente no podemos confiar en las fuerzas de orden del país, porque sabemos están cooptados por quienes tienen el poder y la carga histórica que tienen no desmiente en absoluto lo que estoy diciendo. El ejemplo más cercano que tenemos es la dictadura, pero al mirar más atrás sólo podemos encontrar más de lo mismo.

A modo personal, yo no cargaría un uniforme ni aunque me pagaran ya que se me caería la cara de vergüenza. Y es completamente lícito que uno sospeche ya que ni los perros muerden la mano que le da de comer.

La próxima pregunta de la entrevista no puedo dejar de ponerla, porque creo que representa a «Cavalidad» el espíritu histórico de la Concertación y de la Nueva Mayoría, que está encarnada en este oscuro personaje:

¿Cree que hay voluntad política en los distintos sectores a fin de asumir las responsabilidades?

Para crecer más se necesitan más confianzas. Desde ese punto de vista, la economía chilena sólo va a mejorar sobre la base de la inversión, y la inversión requiere confianzas. Podrá haber poca voluntad, pero la necesidad tiene cara de hereje, así que o nos ponemos de acuerdo o tendremos que conformarnos con niveles de crecimientos muy mediocres.

Y es que así es la vida. Y uno no sabe si linchar a este tipo o agradecerle la honestidad brutal y descarnada.

Finalmente alguien se atreve a decir que los ideales se los pasan por el orto porque el crecimiento económico es más importante.

Y lo que nos tiene que importar -después de esto- es si queremos que siga siendo esta la gente que nos gobierna; que crea nuestras leyes, que nos explota, que maneja la economía, etc. Y si la respuesta es negativa, entonces tenemos que buscar qué hacer para cambiar el paradigma.

En fin. La entrevista es eterna, pero hay una parte que quisiera destacar para finalizar esta parte del reportaje y es la siguiente:

«Hay una distinción muy profunda que hacer en lo que entendemos en el lenguaje común como corrupción y el tema del financiamiento de la política. Es claro que el financiamiento de la política debe ser reformado, que debemos cerrar definitivamente esos espacios que permitieron formas irregulares, engañosas, informales-póngale el nombre que quiera- de financiamiento político, pero no es corrupción. La corrupción supone el intento de enriquecimiento personal ilícito y eso es distinto a lo que pasó en los casos de financiamiento de campañas. No estoy diciendo que las cosas estuvieron bien hechas, ni que no se debe legislar para cambiarlas. Pero habernos autoinferido este daño como país al decir que todo esto era corrupción, el que la propia elite transmitiera a la gente que todos son corruptos, fue un gran error.

¿La cooptación de dirigentes políticos por parte de empresarios mediante el financiamiento de sus campañas no es acaso corrupción?

En muchos países hay financiamiento privado de la política. Y para los casos de cooptación por parte de privados, de políticos o funcionarios públicos existe otra figura penal que sanciona esos hechos y es el cohecho. Pero son casos distintos. Por eso, insisto, el que nosotros mismos nos autoinferimos un daño muy grande al permitir que se asimilara los casos de financiamiento irregular de la política a corrupción. Fue un error muy grave.»

Y es justamente con lo anterior que se ha ganado el título de #CareRaja Supremo. Es que nadie puede ser tan re chanta.


 Vamos a las definiciones

cohecho

El cohecho es un delito que consiste en que una autoridad o funcionario público acepta o solicita una dádiva (favores, plata, beneficios, etc) a cambio de realizar u omitir un acto inherente a su cargo. Esto se conoce también como Soborno, Coima o Corrupción.

Un ejemplo de cohecho es el siguiente: una compañía constructora puede sobornar a un funcionario para conceder un contrato. Una empresa pesquera puede financiar la campaña de un diputado para que apruebe una ley que le de la explotación del suelo marítimo, etc.

corrupcion

La corrupción política se refiere al mal uso del poder público para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente de forma secreta y privada.  Las formas de corrupción varían, pero las más comunes son el uso ilegítimo de información privilegiada, el patrocinio, y también los sobornos, las extorsiones, los fraudes, la malversación, la prevaricación, el caciquismo, el compadrazgo, la cooptación, el nepotismo y la impunidad.

No se si me estoy volviendo loca, pero una cosa propicia la otra y son como lo mismo. Parte de un circuito que se retroalimenta y es lo que hemos podido ver este último tiempo. De cualquier forma, están siendo investigados por la fiscalía, lo que implica delito.

Que ya lo tengan todo cocinado y que salgan con menos pena de la que le dan a un mechero es otra cosa. Pero me parece que hay que tener la cara bien dura y muy poca vergüenza como para alegar inocencia y querer hacer pasar una cosa como algo muy distinto de la otra, cuando en realidad son lo mismo.

Para que lo entiendas de otra forma: es como si un tipo inculpado de violación alegara inocencia señalando que no fue penetración vaginal, sino que te dio por el culo y que, por lo tanto, no es la «clásica violación» sino que fue otra cosa. (Bien tuja mi ejemplo, pero creo que se entendió).

Y bueno, bajo esta consigna le dio argumentos a cuanto chanta anda por el mundo de nuestra política chilensis alegando que no se hizo «nada ilegal» cuando en realidad ninguno de nosotros se puede sentar de tanto que nos dieron.


Justicia divina

Pero, afortunadamente, todavía quedan personas que investigan, empleados despechados, políticos que no se quieren ir a pique solos y periodistas que saben interpretar datos. En Ciper, se destapó hace algunos días una papita hermosa que se titula de la siguiente manera y voy a poner el título porque cuando lo vi, hasta me emocioné: «Pagos irregulares del Grupo Said: a Piñera y Frei se suman Enrique Correa y ministro del TC»

El artículo está buenísimo, pero es extenso (como esta nota) y con muchos nombres que, si no vas papel en mano, te pierdes como cuando lees por primera vez «Cien años de soledad», con las generaciones familiares de los Buendía. Es complejo si uno no tiene el treining de relacionar nombres y reconocer las relaciones político-empresariales. Así que voy a resumir y a explicar con paciencia:

Uno de los grandes grupos económicos es el Grupo Said.

De sus empresas, hay dos que son tema en el artículo: Caburga S.A y Newport. Ambas empresas rectificaron sus pagos ante el SII por casi 750 millones de pesos. Eso quiere decir que no los habían pagado en impuestos y que tuvieron que rectificar sus libros y dar explicaciones.

La no concordancia de esta platita tiene que ver con nuevos y viejos nombres involucrados ya en financiamientos irregulares de la política. Los que más brillan (en orden alfabético) son: Andrés Zaldivar de la Democracia Cristiana; Cristián Letelier, ministro del Tribunal ConstitucionalFrancisco Chahuán, de Renovación Nacional; Laurence Golborne, que ya no se cómo explicar quién es ya que está metido en todo: desde los escándalos de Cencosud, pasando por Penta, fue ministro de Sebastián Piñera y candidato a la presidencia) y acordándonos del rey de Roma, el otro involucrado es justamente don Piñi.

Resulta que, en el marco de estas investigaciones fue que saltó el nombre de Enrique Correa ya que Inversiones Caburga incluyó directamente en su rectificación un pago por $15.000.000 realizado en 2014.

Y ojo, que mi tocayo de apellido, Fernando Barraza -cabeza del Servicio de Impuestos Internos- dio todas las manos para que las rectificaciones de boletas y facturas por parte de las empresas involucradas «marquen un camino de salida» desde el punto de vista de la justicia tributaria. Vale decir, es una estrategia para intentar frenar los escándalos por aportes irregulares a la política. O sea que don Barraza, está jugando por el bando de los políticos para que no se siga visibilizando la corrupción en el país, porque no entiendo otra razón para que quiera tirarle tierra a un tema tan importante a nivel nacional. Es una conjetura completamente infundada, pero con sentido común. ¿O no? (Esto se pone cada vez más feo).

Fernando Barraza

Vale recordar, nada más como un dato, que otras mpresas que han rectificado frente al SII y que han aparecido dándole platita a los políticos son:  Aguas Andinas, CorpBanca, Caburga, Copec, Inversiones El Bosque, Eurocorp, Celulosa Arauco y Alsacia.

Y bueno, la sorpresa de hoy es que El Mostrador señala que la Fiscalía pidió a SQM los contratos que tienen vinculación con la empresa de Enrique Correa y que, por primera vez, Imaginacción -cuyos clientes se encuentran dentro de los secretos mejor guardados- aparece en la investigación de la fiscalía. Cito textual:

En las carpetas de investigación de la Fiscalía también están los antecedentes que SQM envió el 23 de noviembre, y que arrojan luces sobre la asesoría comunicacional y legislativa que Imaginacción le presta. En total son 41 documentos que la empresa de Correa envió a la minera entre 2010 y 2013. Cada uno aborda distintas temáticas como análisis de actualidad sobre encuesta CEP, la encuesta Adimark y también un documento llamado ‘claves de la semana’.

Otros antecedentes que adjuntó SQM son correos desde Imaginacción con requerimientos de prensa hacia la minera, análisis del mensaje presidencial de Sebastián Piñera el 2012, documentos con la agenda legislativa, las ‘claves políticas’, reportes de redes sociales, así como un informe sobre temas indígenas.

Es la primera vez que Imaginacción aparece en la investigación de platas políticas. Aunque su dueño, Enrique Correa, ya figuraba por pagos recibidos del grupo Said.

Y bueno, ya me estoy extendiendo mucho, entonces quiero sintetizar en el hecho puntual de que, si Chile fuese una telaraña, Enrique Correa es el que la viene tejiendo desde hace mucho. Su red de poder es tan inmensa, que difícilmente uno pudiera haber imaginado que, con lo arreglado que está todo, hubiese aparecido en la palestra. Para graficar esto, quisiera citar otro artículo Publicado en Punto Final, edición Nº 844, 8 de enero 2016 y que apareció publicado de forma on line en El Mostrador (está muy bueno) que se titula: «Los mil y un tentáculos de Enrique Correa»:

Entre sus clientes se han contado CTC y otras empresas de telecomunicaciones, Colbún, Corpora Tres Montes, Soprole, el proyecto Trillium, Almacenes París, American Monarch, CMS, Colmena, las pisqueras, las tabacaleras, el grupo Luksic, el grupo Urenda, el grupo Said, el grupo Penta, el grupo Saieh, Julio Ponce Lerou y SQM, Madeco, Consalud, AFP Habitat, Citibank, Banco del Desarrollo, Banco Santander, CAP, Agunsa, TVN, Nextel, Puerto de Antofagasta, Cemento Melón, Cruz Verde, Cruz Blanca, Blanco y Negro, SMU, Corp-Group, ADT, Universidad Santo Tomás, las asociaciones de Isapres, de Notarios y Conservadores, de Municipalidades, de Avisadores A.G. (ANDA), de Mutuales de Seguridad, la Asociación de Desarrolladores de Video Juegos de EE.UU. (ESA), la Asociación Chilena de Seguridad y Clínicas de Chile, entre otras muchas compañías.

Nada más por complementar con algunos datos para finalizar, quisiera recordar que hace pocos meses, por dar un ejemplo, fue parte esencial y un actor importante en triunfo de Isabel Allende en conseguir la presidencia del Partido Socialista.

Además, en junio pasado, dos amigos suyos –Marcelo Díaz y Jorge Insunza– arribaron al palacio de La Moneda en calidad de ministros de la presidenta.

No podemos olvidar también que durante los meses finales del año pasado, manifestó gran interés frente a la idea de que Ricardo Lagos Escobar y José Miguel Insulza se presentaran como candidatos en las futuras elecciones presidenciales. Tanto Lagos como Insulza son cercanos a Correa.

Si las policías y la fiscalía hacen bien la pega y logran que Imaginacción -y por consecuencia lógica Enrique Correa- sea investigada podemos anticipar que 2016 va a ser un desastre de proporciones de apocalípticas.

Por lo pronto y dimensionando, los antecedentes chilensis dicen que no pasará nada. Pero ¿quién sabe?

Lo último que se pierde es la esperanza.

Artículo anteriorPara los amantes de los tacones
Artículo siguienteGato pokémon
4,205,000FansMe gusta
129,193SeguidoresSeguir
289,451SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano