Apple, Sony y Samsung: Lo que esconden los gigantes de la electrónica

La ONG Amnistía Internacional junto a la organización Afterwatch, presentaron en enero de 2016, un informe en el cual afirman que los gigantes de la industria como Apple, Samsung y Sony utilizan piezas en sus aparatos electrónicos, fabricadas a través del trabajo de niños de tan sólo siete años.

El material utilizado en las piezas de sus costosos aparatos, que resultan ser tan demandados por la ciudadanía, es el cobalto, el cual es extraído en la República Democrática del Congo (RDC), en África central.

Los niños en ese país, son obligados a trabajar una vez que tienen siete años. Forzados a estar en las minas durante doce horas, en condiciones deplorables: inhumanas, todo para extraer el material –tan necesario– para las empresas.

De acuerdo a la investigación de las organizaciones defensoras de los derechos humanos, los acaparadores compran cobalto en la República Democrática del Congo, luego lo revenden a la empresa Congo Dongfang Mining, compañía subsidiaria a Huayou Cobalt, mega industria metalúrgico chino. La empresa lo refina y transporta a los fabricantes de piezas de autos en China y Corea del Sur, pero también los recibe Sony, Samsung, Apple y Microsoft.

“Millones de personas pueden permitirse el lujo de disfrutar de las tecnologías avanzadas, pero no se preguntan cómo se produjeron sus dispositivos”, mencionan en el informe.

Finalmente, los pequeños dijeron a Amnistía Internacional que trabajaban hasta doce horas al día en las minas. En 2014 aproximadamente eran 40.000 los niños que trabajan, muchos de ellos en la minería de cobalto, según la UNICEF, mientras que las sociedades contemporáneas están alienadas, sumergidas en los teléfonos celulares con internet móvil…

Por Francisca Arriagada.
El Ciudadano

4,205,942FansMe gusta
129,558SeguidoresSeguir
289,437SeguidoresSeguir
16,413SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano