Amarillos por Chile lo pierde todo: Ximena Rincón y Carlos Maldonado anuncian que no se unirán a la colectividad y formarán su propio partido político

Los motivos tendrían que ver con que la colectividad de Cristian Warnken es vista desde las regiones como un nicho de la élite santiaguina. También pesa la poca capacidad de influencia que tendrían Rincón y Maldonado en un movimiento que ya se encuentra constituido y en camino a ser partido político.
Publicado en

Actualidad / Chile / Política / Portada

0 0


Esta semana la Democracia Cristiana atraviesa uno de sus momentos más álgidos en los últimos años, esto luego de que los senadores Ximena Rincón y Matías Walker entraran en estado de reflexión acerca de su militancia. Esta mañana, sin embargo, los parlamentarios anunciaron la creación de un nuevo partido político que vería la luz en octubre de este año.

Según informa La Tercera, durante la jornada de hoy, Rincón y Walker se reunieron vía Zoom con Carlos Maldonado, ex presidente del Partido Radical, y Sergio Solís, de Amarillos por Chile. En dicha instancia, los dirigentes anunciaron que no se unirán a la colectividad de Cristian Warnken, que en este momento intenta constituirse como partido político.

Los líderes de la Centroizquierda por el Rechazo informaron a Solís que, lejos de unirse a los Amarillos, como se había especulado estas semanas, se encuentran alistando el lanzamiento de una nueva colectividad que verá la luz en octubre.

Según consignó el medio, los miembros de este nuevo partido miran con distancia al grupo liderado por Cristian Warnken. Esto ya que en regiones es visto como un mero punto de encuentro de la élite santiaguina, además del rechazo que causan en personeros DC las figuras de Mariana Aylwin o Gutenberg Martínez, quienes renunciaron a la falange con duras críticas al partido.

Sin embargo, otra de las razones para constituirse como colectividad aparte tendría que ver con un cálculo político: dado que fueron invitados a unirse cuando los Amarillos ya se encuentran consolidados y camino a ser un partido, los renegados de Socialismo Democrático ya no tienen mucho espacio para incidir dentro del naciente espacio.

Por el momento, desde el incipiente partido señalaron que no hay apuro en este proceso, dado que las siguientes elecciones son en 2024. Por el momento, apuntan a ampliar su base de apoyo a otras figuras de la ex Concertación que estarían desafectadas por el giro a la izquierda que ha tenido la coalición.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬