Caos en Balenciaga: Influencers de todo el mundo queman sus productos tras acusar a la marca de promover la pedofilia

La marca española está en el ojo del huracán tras una campaña publicitaria en la que mostraron menores de edad posando con artículos BDSM.

La marca de ropa de lujo Balenciaga ha estado envuelta en una fuerte polémica las últimas semanas, esto tras ser acusada de promover la pedofilia a través de una reciente campaña publicitaria. La controversia ha escalado a un punto tal que incluso la modelo Kim Kardashian señaló públicamente que se encuentra reevaluando su relación con la compañía.

Si bien la marca española es una de las más populares del mundo y sus artículos de lujo suelen ser utilizados y promocionados por influencers de distintos países, su última campaña encendió todas las alarmas al mostrar niños pequeños posando con accesorios BDSM.

En las imágenes difundidas por las cuentas oficiales de Balenciaga, se puede apreciar a menores de edad cargando osos de peluche con arneses de cueros y documentos que hacen referencia a un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos acerca de pornografía infantil.

A raíz del escándalo, durante los últimos días comenzaron a circular en redes sociales videos de cómo lucen diferentes tiendas de la marca en la actualidad. Y si bien la marca suele contar con una gran afluencia de público, los registros muestran sucursales vacías y muros vandalizados con rayados contra la empresa.

Otras personas han sido más radicales: además de llamados a boicotear a la empresa y no comprar sus productos, ellos mismos han compartido en redes sociales cómo queman, destruyen o tiran a la basura las prendas que compraron a la empresa.

La modelo Kim Kardashian, una de las principales colaboradoras de Balenciaga, también se pronunció públicamente respecto a la polémica, asegurando que se encuentra reevaluando su relación con la marca.

«Actualmente estoy reevaluando mi relación con la marca, basándome en su disposición a aceptar la responsabilidad por algo que, para empezar, nunca debería haber sucedido, y las acciones que espero verlos tomar para proteger a los niños», declaró la modelo.

Balenciaga, por su parte, emitió disculpas públicas a sus seguidores a través de sus redes sociales y reconoció que los bolsos «no deberían haber sido presentados con niños». La empresa recalcó que los productos promocionados fueron retirados de las tiendas y las imágenes, eliminadas.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬