«Chino Cotelé»: El caso de Juan Garay, niño asesinado durante el estallido social, y que el Ministerio Público decidió cerrar

Un niño de 13 años fue atropellado deliberadamente cuando participaba de una barricada en Arica, en medio de manifestaciones durante el estallido social. Las instituciones que debieron dar justicia a su muerte, por negligencia o falta de interés, fallaron. Ahora, con un nuevo abogado, su familia busca justicia para el pequeño "chino cotelé".

Por Daisy Alcaíno:

Nosotros re- planteamos el caso, para sostener que hubo un homicidio calificado, con orientación anti- manifestación, dado el contexto social y político donde Sebastian Piñera declaró que estábamos en guerra, y que había un enemigo interno.” Abogado actual de la familia Pedro Sagardia.

“Chino Cotelé” o Juan Garay, tenía 13 años cuando fue atropellado en medio de una barricada por Luis Milla, conductor de la única empresa minera de cobre de Arica, Pampa Camarones, empresa demandada por el Estado en 2017, y multada por la Corte Suprema por daños ambientales irreparables, incluyendo manejo de residuos peligrosos en una zona protegida por Monumentos Nacionales, la misma fue condenada a una millonaria multa en 2018 y en la actualidad se encuentra a la venta. 

“Cuando tratamos de hablar con ellos  sobre la responsabilidad de la empresa” -El atropello se originó en una de sus camioneta institucionales – “Nos dijeron que Luis Milla ya no trabajaba en este lugar y que ellos no tenían relación con esta persona”, indicó el abogado.

El asesinato tuvo lugar el 21 de noviembre de 2019 en la Ciudad de Arica, en pleno estallido social, y en el contexto de manifestaciones que convocaron a millones de personas y también al «Chinito Cotelé», que con sus primas y otras personas, se congregaron para manifestarse cortando la Ruta 5 Sur, a la salida de la ciudad.

“Esta carretera que va hacia el Cerro Sombrero, tiene un desvío hacia la derecha que todos los autos toman, pero Luis Milla no lo hizo, decidió pasar por encima de la barricada, que aún no estaba prendida, asesinando a mi hijo y lesionando a otro vecino que logró sobrevivir. Esto no fue un accidente, él iba a 140 kilómetros por hora y aceleró con el fin de atropellar a la gente que estaba ahí protestando…”, relata su madre, Ingrid Alvarado. 

“Él iba a todas las marchas con sus profesores y compañeros del Colegio “República Argentina” de Arica, no era un delincuente, él había sido elegido presidente de curso en su colegio hace poco tiempo.”, cuenta orgullosa y por primera vez sonríe.. pero su alegría es breve;

“Yo pensé en venirme para acá con mi hijo para tener una vida mejor y más tranquila, nunca pensé que al venirme para acá iba a pasar esto… él era mi único hijo hombre…” 

A Juanito le decían “Chino Cotele”, apodo que recibía en honor a su padre y por la canción de Reggaeton “Dele Cotelé” que al niño le encantaba bailar, era un niño muy sociable y alegre que se crió entre 15 hermanos que hoy lo extrañan. Su habitación aún se mantiene intacta y guarda en cada rincón sus juguetes, recuerdo de su feliz infancia.  La casa familiar aún guarda su presencia en cada rincón, como un homenaje a su breve vida:  “Mira acá están sus autitos”, cuenta con nostalgia su madre:

Altar de sus juguetes en la casa de su madre.

La familia y su actual abogado Pedro Sagardia Narváez, denuncian que el caso de Juan Garay fue cerrado por orden directa del Ministerio Público, y que los abogados querellantes desestimaron la causa.

“El presidente Piñera hizo unas declaraciones donde aseguró que en Chile había una guerra, lo cual provocó e incitó a que muchas personas anti manifestaciones se tomaran la atribución de asesinar y atropellar gente. Estas personas tienen una ideología política más cercana al fascismo o a la ideología neonazi. Aca en Arica,  como en otros lugares del país, se cometieron este tipo de atropellos fascistas que en este caso terminó con la vida de Juan Garay. Sin embargo el INDH y todas las instituciones del Estado acá hablan de un solo caso de violaciones a los DDHH”, indica el abogado de la familia.

Quien tomó el caso en primera instancia, fue el Fiscal Bruno Hernandez Tuñon, pero según indica el abogado actual de la familia, este no habría realizado las diligencias oportunas, lo cual impidió que el caso fuera catalogado como “Homicidio”. Al respecto, el abogado de la madre de Juan Garay manifiesta: 

Aquí no se adoptó la tesis del homicidio porque en ese tiempo las víctimas estaban siendo manipuladas para ser llevadas a la asesoría de abogados del Estado”- y agrega: 

“en el caso de Juan Garay los dos abogados que se querellaron en un comienzo, pertenecen jerárquicamente al gobierno de Chile y por ende responden a los criterios y parámetros de ellos…” 

Las instituciones del Estado que no cumplieron su rol:

La ex abogada de la familia, Estefani Urzúa, les señaló que el Ministerio Público había decidido no prosperar con la causa por lo cual se cerraba el caso. Esta decisión permitió que Luis Milla (el autor material del hecho), no fuese formalizado, debido a que el caso fue cerrado sin investigación que justificara esta decisión. El fiscal Hugo Hernandez Tuñon traspasó el caso al fiscal Cristian Sanhueza Novoa, quien ahora está a cargo de esta investigación, y es quien decide la voluntad de no perseverar con la investigación.

 Respecto de esto, el actual abogado de la familia indica; Esto fue posible debido al mal trabajo de los abogados querellantes que no hicieron diligencias, porque cuando los abogados querellantes están interesados en encontrar justicia, solicitan diligencias, lo mismo la defensa de los imputados, porque cuando esta defensa quiere demostrar que no participó en el delito se acompañan informes cientistas criminalistas, citación de testigos, que se remitan las Cámaras de seguridad, etc. Pero nada de esto ocurrió…”, sentencia Sagavia.

Hasta la fecha no hay responsables por el terrible crimen que le arrebató la vida al niño Juan Garay y destruyó la vida de su familia. A la falta de justicia se le suman los ataques de grupos desconocidos que el año pasado destruyeron su animita que recordaba al pequeño, razón por la cual han debido renovarla.

Actualmente se espera el nuevo informe forense exigido por el actual abogado, el cual seria determinante para buscar responsabilidades, y sobre el cual la defensa presentará una nueva querella por este caso. 

Lo único que quiero es poder hacer justicia,  yo se que nunca podré quitar este dolor de que mi hijo no volverá conmigo,  pero quiero que se termine tanta injusticia y que no haya más ‘chinito cotelé’, ni más niños asesinados como Juan Garay ni más madres sufriendo como yo”, concluye su madre.

Video: Recuerdo familiar de Juan «chino cotelé» Garay:

Compártelo

Comentarios