Científicos desarrollan el primer método del mundo para detectar el tinnitus, un constante ruido en la cabeza

En todo el mundo hasta un 20% de personas adultas experimentan un ruido crónico en los oídos conocido como tinnitus, que afecta su calidad de vida y puede llegar a causar depresión
Publicado en

Actualidad / Salud

0 0


Utilizando una técnica de imágenes no invasiva y no radiactiva, los científicos han desarrollado el primer método del mundo para detectar y medir objetivamente el tinnitus, una condición debilitante en la que un sonido constante se reproduce en la cabeza de una persona.

Investigadores del Instituto Biónico y de la Universidad Deakin, en Australia, utilizaron la espectroscopia funcional de infrarrojo cercano (fNIRS) para medir los cambios en los niveles de oxígeno en sangre dentro del tejido cerebral en áreas que se sabe que se corresponden con estímulos auditivos externos y en las que puede desarrollarse el tinnitus, según un estudio publicado en la revista científica de acceso abierto PLOS ONE.

Se trata de una enfermedad debilitante que afecta entre el 10% y el 20% de los adultos y puede deteriorar gravemente su calidad de vida, ya que los enfermos perciben un zumbido agudo, un silbido, un rugido o un zumbido en los oídos. Esto puede tomar la forma de tonos únicos o múltiples, que pueden crear un sonido disonante constante en la cabeza del paciente.

En casos extremos, puede causar niveles elevados de estrés, depresión y deterioro cognitivo.

No ha habido un método clínicamente utilizado para detectar y medir la gravedad de la afección, y esta se ha venido midiendo con métodos subjetivos como el Inventario de Discapacidades de Tinnitus (Tinnitus Handicap Inventory).

Los investigadores intentaron solucionar esta carencia desarrollando una metodología para medir objetivamente la condición. Para ello recopilaron datos de escaneos cerebrales de 25 personas con tinnitus crónico y los compararon con 21 controles sanos, emparejados por edad y pérdida auditiva, mientras los participantes estaban en reposo y mientras estaban sujetos a estímulos auditivos y visuales.

En comparación con los 21 controles sanos, los pacientes con zumbidos crónicos o temporales en los oídos mostraron una conectividad significativamente mayor entre las regiones temporal, frontal y occipital del cerebro estando en reposo.

Luego se aplicó un algoritmo de aprendizaje automático a los datos que, finalmente, fue capaz de distinguir la gravedad de esa enfermedad con una precisión del 87,32%. 

Los autores del método sostienen que la fNIRS puede ser una forma de no solo evaluar objetivamente el tinnitus, sino también de monitorizar la efectividad de tratamiento de un paciente.

Con información de RT

Continúa leyendo…

Compártelo

Comentarios