Colegio de Tiltil publicó anuario que trata de «fleta» y «maraca» a una estudiante: profesor se ampara en la libertad de expresión

Según señalan desde el establecimiento, el profesor jefe habría desobedecido las órdenes de la dirección de eliminar dichos epítetos para "respetar" la libertad de los estudiantes.

Una grave controversia sacudió a la comunidad del colegio Saint Louis School de Tiltil esta semana, luego de que el padre de una alumna denunciara que el anuario que se le entregó a los estudiantes de cuarto medio incluía insultos homofóbicos contra su hija.

“En el anuario, que nos entregó el colegio a modo de regalo, se refirieron a mí de forma inadecuada, llamándome «fleta» e incluso «maraca» (…) Jamás había sido directamente discriminada por mi orientación sexual”, declaró al Movilh la menor afectada, identificada como M.P. (17 años).

Según informan desde la organización, el padre de la joven denunció el hecho ante la Superintendencia de Educación y presentó un reclamo formal contra el profesor jefe, Alejandro Soto. Sin embargo, la respuesta del docente fue insólita:

“Tu papá me expresó su molestia por algunos términos usados en el anuario de 4to medio que consideró discriminatorios (…) yo no quise censurar por respeto a la libertad de ustedes y a que había muy poco contenido fotográfico”, respondió Soto vía correo electrónico.

La situación escaló hasta la dirección del establecimiento, desde donde se comprometieron a requisar todos los anuarios entregados a los estudiantes y a imprimir otros nuevos. La directora del colegio, María Teresa Figueroa, asegura que se le había instruido directamente al profesor jefe eliminar los insultos homofóbicos hacia la alumna antes de difundir el material, orden que habría sido ignorada por el docente.

“Los hechos descansan en un gravísimo error cometido por el profesor jefe de curso, quien en pos ‘de la libertad de expresión’ no censuró el texto del anuario, a pesar de que la directora del establecimiento instruyera en el proceso de eliminar todos los epítetos referidos en la revisión previa a la impresión”, señaló el establecimiento al Movilh.

“La dirección revisó en papel lo escrito y borró expresamente los conceptos y palabras inapropiadas que se referían no sólo a la alumna afectada, pero la orden no fue ejecutada en su totalidad, y no se modificaron todos los cambios realizados momentos previos a la impresión, por lo que el establecimiento educacional ya ha iniciado el proceso sancionatorio para los responsables de esta situación”, añadieron.

Según informó el Movilh, además del proceso sancionatorio hacia los responsables y el retiro de los anuarios entregados a los estudiantes, el colegio también se comprometió a capacitar a todos los funcionarios o trabajadores en materia de igualdad, no discriminación, derechos humanos y diversidad sexual y de género.

“Reiteramos nuestro pesar por lo ocurrido como institución educativa, ya que jamás se tuvo la intención de exponer a una alumna a un agravio, por el contrario, solo se pensó en otorgar a nuestros alumnos el mejor recuerdo de su último año escolar, situación que lamentablemente no se logró. Ofrecemos una vez más nuestras más sinceras disculpas”, finalizó el colegio.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬