Comenzó en Caracas el diálogo para la «paz total» entre el Gobierno de Colombia y el ELN

Venezuela, sede del diálogo, participa como país garante junto a Cuba y Noruega, mientras que como acompañantes del proceso se encuentran Chile y España

Diálogo-Colombia-paz

Las delegaciones del Gobierno de Colombia y de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) iniciaron este lunes 21 de noviembre las negociaciones de paz que acordaron reanudar el pasado mes de octubre.

El director de la Fundación Paz y Reconciliación de Colombia (Pares), León Valencia, publicó en Twitter una foto con los delegados que participan en la mesa de diálogo instalada en Caracas, Venezuela, en la que ambas partes trabajarán por alcanzar un acuerdo para la llamada «paz total» de Colombia.

Venezuela, sede del diálogo, participa como país garante junto a Cuba y Noruega, mientras que como acompañantes del proceso se encuentran Chile y España, que se suman al jefe adjunto de la Misión de Verificación de Naciones Unidas, Raúl Rosende.

El canal estatal venezolano VTV detalló que el encuentro se realiza en el Hotel Humboldt, en la cima del parque nacional Waraira Repano, lugar en el que los voceros ofrecerán una rueda de prensa para dar detalles sobre el reinicio de este proceso.

Por su parte, el medio colombiano El Tiempo precisó que las partes, que buscan poner fin a un conflicto de más de medio siglo, prevén definir durante esta jornada el procedimiento y metodología de las conversaciones, así como la duración que tendrá en Venezuela y los temas que abordarán.

Otros de los asuntos a resolver será la ratificación a los países garantes, así como el papel que desempañarán España y Chile como acompañantes del proceso. El alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda, explicó previamente que todas las decisiones se harán efectivas cuando ambas partes las aprueben.

El ministro para la Comunicación y la Información de Venezuela, Freddy Ñáñez, publicó la declaración conjunta que firmaron este lunes los delegados del Gobierno colombiano y del ELN en Caracas, en la que suscribieron cinco puntos para avanzar hacia el proceso de paz.

En la declaración, llamada «Waraira Repano», ambas partes acordaron reanudar el diálogo con «plena voluntad política y ética»; construir la paz «a partir de una democracia con justicia», mediante la participación de toda la sociedad, especialmente de los sectores «históricamente marginados y abandonados»; agradecer «el compromiso y la persistencia» de los países garantes del diálogo, así como de la ONU y la Iglesia católica por el respaldo «moral, político, jurídico» a las conversaciones.

Del mismo modo, en la declaración, los firmantes consideran que «la construcción de paz como política de Estado trasciende la temporalidad con compromisos permanentes y verificables», por lo que apuestan por un cambio de fondo «que permita la superación de la violencia política y sus causas».

Por último, el texto suscrito llama a asumir valores universales como «el respeto de todas las formas de vida y su dignidad«. En esa misma línea, el documento reitera la coincidencia de las partes en la «necesidad de responder a las diversas dimensiones de la vida colectiva», lo que contempla el cuidado del planeta como «casa común».

Fuente: RT.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬