Declaran inocente a joven detenido durante el estallido social, gracias a videos que demostraron mentira de Carabineros

La Corte de Apelaciones de La Serena sobreseyó finalmente a joven detenido en una manifestación social en Coquimbo, tras estar imputado por una acusación por parte de Carabineros que finalmente resultó finalmente falsa

La Corte de Apelaciones de La Serena sobreseyó finalmente a joven detenido en una manifestación social en Coquimbo, tras estar imputado por una acusación por parte de Carabineros que finalmente resultó finalmente falsa. 

En el contexto del “estallido social”, el estudiante universitario Patricio Araya (26), fue detenido en Coquimbo acusado de desordenes públicos y -según la versión de la institución uniformada- haber agredido a un capitán de Carabineros, en el marco de una manifestación que se realizaba en la Ruta 5, frente al Hospital de Coquimbo, el 2 de diciembre de 2019.

Puedes leer: Los presos de la revuelta: El silenciado drama que ha dejado la represión de Piñera

Según el parte policial, el joven habría propinado un golpe de puño en la cara al capitán de carabineros Ricardo Luengo Aracena, huyendo luego, para posteriormente ser alcanzado y detenido por otros funcionarios policiales.

Araya permaneció detenido una noche en la Comisaría de Coquimbo y pasado a la justicia al día siguiente. En la audiencia de control de detención en el tribunal de garantía, se evidenció severas lesiones en su rostro y piernas, producto de golpes de pies y puños recibido por parte de los policías. En esa oportunidad el juez declaró su detención ilegal.

“El juez declaró ilegal la detención. Se exhibió un video donde se apreció que cuando mi defendido grababa con su celular, sin motivo alguno el capitán Luengo injustificadamente trató de detenerlo”, explica Alejandro García, abogado de la Defensoría Penal Pública que tomó el caso.

Araya, en conversación con el medio local Diario de La Región de Coquimbo, recuerda: “Me  estaba  manifestando  sólo con expresiones verbales, cuando el capitán va directamente hacia mí y me toma. Pero yo me suelto y me arranco, y detrás del hospital veo a un piquete de carabineros que se viene encima, también el furgón. Me tiraron al suelo, me patearon, me dejaron el ojo morado, y de ahí me pusieron las esposas y me tiraron para adentro».

Sin embargo, diversos registros audiovisuales y fotográficos fueron claves para demostrar la inocencia de Patricio Araya, quien estuvo detenido y fue ilegítimamente imputado por desórdenes públicos y maltrato en contra del capitán de Carabineros Ricardo Luengo, quien actualmente cumple prisión preventiva como inculpado en distintos hechos por apremios ilegítimos, tortura, detención ilegal, falsificación de instrumento público y obstrucción a la investigación.

Las causas por la que está formalizado Luengo, son por haber herido con un disparo percutado por su arma a un joven de 28 años que grababa las manifestaciones (octubre 2019), y por un segundo caso ocurrido dos días después, cuando controló a un periodista con excesivo uso de la fuerza, mientras el profesional realizaba un despacho en vivo para una radio local.  

“Me privaron de libertad por algo que no había hecho, por una tincada del carabinero, que después supe era el capitán Luengo, a quien ni siquiera molesté. Ahora ya no voy a las marchas, porque no quiero que esto me pase de nuevo”,  afirma Araya.

De este modo, Araya fue finalmente declarado inocente y su causa sobreseída.


Comparte 👍

Comenta 💬