Denuncian tala ilegal por parte de empresario al bosque nativo en Pucón afectando a tres cementerios mapuche

Movimiento Ambiental Cultural denunció el procedimiento ilegal en tierras pertenecientes a la Comunidad Marta Cayulef. Las obras se realizaban bajo la custodia de Carabineros, pese a que no cuenta con los permisos correspondientes.

El Movimiento Ambiental Cultural (MAI) denunció a través de sus redes sociales una tala de bosque nativo dentro de tierras pertenecientes a la Comunidad Marta Cayulef, en Pucón. La obra fue ordenada por Empresas Eltit, un holding minorista que controla siete supermercados repartidos en Villarrica y Pucón, pese a que no cuenta con los permisos municipales ni con la autorización de CONAF para la intervención de bosque nativo.

En conversación con El Ciudadano, Jimena Sanhueza, miembro de la organización e Inspectora Ambiental Ad Honorem, aseguró que las obras comenzaron a principios de la semana pasada y que fue contactada el viernes 9 de abril por la lagmien Ana María Quiñenao por la tala del bosque atrás de su propiedad, colindante con el Supermercado Eltit. “Este lugar es importante para ella, porque hay cementerios, además de que ahí está el lugar donde ellos hacen su guillatún.

En su labor como Inspectora Ambiental (que es extendido a los miembros del MAI por parte de la Municipalidad de Pucón), asistió al lugar para asegurarse de que la obra contara con los permisos necesarios para ese tipo de intervenciones. Se encontró con trabajadores de la empresa escoltados por cinco funcionarios de Carabineros, quienes no validaron su credencial de inspectora.

Nos informan que no podemos estar ahí, que debemos retirarnos o nosotras seremos detenidas”, aseguró Sanhueza. Ella insistió que debían solicitarle los permisos de obra a la empresa, pero de todos modos se retiró del lugar. En ese momento, le informaron desde la Municipalidad que las obras no contaban con los permisos: “Ellos habían ingresado un plan de manejo, pero había sido rechazado por la CONAF.”

Las obras fueron, por ese momento, detenidas, ante la llegada de la Dirección de Obras de la Municipalidad. “Al cabo de una hora nos llama la lagmien de nuevo: las máquinas habían vuelto”, relató Jimena Sanhueza. Retornó al lugar y pudo constatar que las maquinarias habían retomado sus labores. “Fueron al menos 500 metros los que avanzaron.”

La situación se repitió durante la jornada del sábado 10, ocasión en la que mas miembros del movimiento se hicieron parte para intentar detener la acción de la empresa. Carabineros nuevamente llegó al lugar, para que continuaran las obras hasta la llegada de los inspectores municipales, quienes debieron reiterar que no contaban con los permisos para intervenir en el bosque.

La mañana de este lunes 12 de abril, la CONAF acudió al lugar para verificar el daño realizado al bosque nativo y comenzar el procedimiento para poder cursar los partes correspondientes por realizar obras sin la autorización necesaria. “Si no hubiéramos estado ahí, ya habrían tenido todo un camino. A lo que ya abrieron antes, le pusieron ripio.”

La construcción tendría por finalidad abrir un camino para aliviar la congestión vehicular que se genera en el área, pero para Jimena Sanhueza, quien interpondrá una denuncia ante la Fiscalía por las acciones de Carabineros de permitir el desarrollo de una obra sin sus permisos, esto no tiene sentido. “El taco no se produce desde la rotonda hacia abajo”, afirmó.

View this post on Instagram

A post shared by MAI (@mov_ambiental_intercultural)

Compártelo

Comentarios