Donald Trump le pidió a un juez que obligue a Twitter a reactivarle su cuenta

Los representantes legales del ex mandatario afirman que al censurarlo le infringieron a Trump los derechos previstos en la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

El expresidente norteamericano Donald Trump le pidió a un juez federal en Florida, que obligue Twitter a devolverle su lugar en la red social, la cual utilizaba con el nombre @RealDonaldTrump.

La compañía decidió en el mes de enero de 2021, bloquear la cuenta al ex presidente de Estados Unidos y luego tomó la decisión de cancelarla por considerar que incitaba a la violencia, reseñó Clarín.

En este sentido, los abogados de Trump presentaron una moción ante una Corte federal en Miami, con el objetivo de buscar una orden preliminar no sólo contra Twitter, sino también contra su director general, el desarrollador de software, Jack Dorsey.

En la petición presentada, los representantes de Trump afirman que al censurarlo le infringieron los derechos previstos en la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

La enmienda trata de las libertades de los individuos, como la libertad de expresión que incluye los derechos a la libertad de palabra, de prensa, de reunión y de petición, entre otros.

Además, los abogados aseguraron que esta no es la primera vez que lo hacen: durante su presidencia también lo habrían censurado tras catalogar sus publicaciones como información dudosa o alertando que violaba las reglas de la plataforma.

Tras la difusión de la medida solicitada por el ex mandatario, Twitter se negó a dar declaraciones.

El inicio del conflicto

El conflicto entre Donald Trump y Twitter comenzó a principios del 2021 cuando la compañía le canceló la cuenta en la que contaba con 89 millones de seguidores, tras el violento asalto de algunos de sus votantes al capitolio de Estados Unidos.

En aquel entonces, intentaron impedir que el Congreso certificara la victoria presidencial de Joe Biden.

Para ese momento, el ex presidente aseguraba que él era el ganador de las elecciones presidenciales del país norteamericano, pero que estaban favoreciendo a su contrincante. A causa de su enojo y en un intento por intentar revertir los resultados, el empresario realizaba múltiples publicaciones y declaraciones denunciado lo sucedido.

Luego de los incidentes ocurridos en enero, Twitter afirmó que le preocupaba que Trump pudiera incitar a más violencia, teniendo en cuenta el impacto que generaban sus palabras en sus seguidores. Además, también le cerraron sus cuentas en Facebook y en YouTube debido a problemas similares.

En el caso de la red creada por Mark Zuckerberg, se le suspendió el perfil por dos años, hasta el 7 de enero de 2023, y después anunciaron que revisarán la medida. YouTube vetó al exmandatario de manera indefinida.

En julio, Trump presentó demandas contra las tres compañías y sus directores generales, ante la corte federal del distrito sur de Florida, en que afirmó que él y otros políticos conservadores fueron censurados en forma injustificada.

La moción para una orden preliminar fue presentada como parte del caso de Trump contra Twitter.

Otras noticias de interés:

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬