El alarmante Informe de expertos científicos ONU sobre cambio climático que algunos gobiernos quieren manipular

El crecimiento económico de las grandes potencias y transnacionales extractivistas es incompatible con la lucha contra el cambio climático

Por Minga

Publicado en

Actualidad / Chile / Mundo / Portada

0 0


En agosto de este año, comenzaba a trascender, meses antes de que los científicos expertos en cambio climático de la ONU presenten un informe, diversos contenidos filtrados ante el temor de manipulación. Los antecedentes son categóricos: Los países desarrollados y tipos de industrias contaminantes tienen que dejar de crecer a nivel económico si aspiran a atajar el cambio climático y sus devastadores efectos.

Ver 5 revelaciones del informe de la ONU sobre cambio climático y qué dice sobre América Latina (BBC)

A las puertas de la celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) que tendrá lugar del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021 en Glasgow (Reino Unido), la cadena británica BBC ha revelado que varios Estados han pedido a la ONU una mayor flexibilidad en los compromisos para frenar el cambio climático y mantener el calentamiento global en 1,5 grados.

En este marco, una nueva filtración ocurrió, compuesta por más de 32.000 documentos, sin embargo, esta tiene relación con una manipulación ya que varios países opinaron que no es necesario reducir el uso de combustibles fósiles de manera tan rápida, tal y como recomienda el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático). En concreto un asesor del ministerio del Petróleo de Arabia Saudí llegó a exigir que se eliminaran frases como «son necesarias acciones urgentes y aceleradas de mitigación a todos los niveles» del informe.

La doctora Marta G. Rivera, científica del IPCC -Intergovernmental Panel on Climate Change-, es una experta en cambio climático de la ONU que no pertenece al grupo que ha filtrado el informe, ha señalado a medios internacionales que decrecer resulta fundamental. «El decrecimiento es muy importante, tiene un papel muy vital que sigue siendo casi tabú en el contexto político», sentencia la experta.

Asimismo, el informe de científicos pide que no se abra ninguna nueva planta de carbón ni gas y las emisiones de dióxido de carbono lleguen a cero neto antes de 2050.

Otro mensaje preocupante que deja es que las nuevas tecnologías no nos van a salvar del cambio climático y que en este momento las energías renovables también son insuficientes para hacerlo.

Algunos de los contenidos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU

El IPCC en su informe,  afirma que el calentamiento global es generalizado, avanza con rapidez y se intensifica. También subraya la urgencia de reducir de forma sustancial, rápida y sostenida las emisiones de gases de efecto invernadero.

El informe también deja claro que la influencia de la actividad humana en el sistema climático es indiscutible, a la vez que pone de manifiesto que las medidas que se tomen pueden todavía determinar el curso futuro del clima y apunta a la reducción sustancial y sostenida de las emisión de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero para frenar la contaminación atmosférica, con beneficios inmediatos para la salud, y estabilizar la temperatura media mundial en el plazo de dos o tres décadas.

El informe destaca una serie de daños ocasionados por el cambio climático que podrían evitarse si el límite de calentamiento global se estableciera en 1,5ºC en lugar de 2ºC, o más. Por ejemplo, para 2100 el aumento del nivel del mar a nivel global sería 10 cm más bajo con un calentamiento global de 1,5°C. Las probabilidades de tener un Océano Ártico sin hielo durante el verano disminuirán a una vez por siglo, en lugar de una vez por década, con el máximo en 1,5ºC si el límite se establece en los 2ºC. Los arrecifes de coral disminuirían entre un 70 y 90% con un calentamiento global de 1,5 °C mientras que con 2ºC se perderían prácticamente todos (el 99%).

Este informe también indica que limitar el calentamiento global a 1,5°C requeriría transiciones «rápidas y de gran calado» en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades. Las emisiones netas mundiales de CO2 de origen humano tendrían que reducirse en un 45% para 2030 con respecto a los niveles de 2010, y seguir disminuyendo hasta alcanzar el «cero neto» aproximadamente en 2050.


Comparte ✌️

Comenta 💬