El embajador chino en Londres advierte al Reino Unido de «no seguir los pasos de EE.UU.»: «La ‘independencia de Taiwán’ significa una guerra»

"Cualquier movimiento que viole el principio de una sola China […] o que cruce la línea roja de la parte china, traerá graves consecuencias para las relaciones bilaterales", afirmó el alto diplomático.
Publicado en

Actualidad / Mundo

0 0


El embajador chino en Reino Unido, Zheng Zeguang, lanzó una advertencia sobre las «graves consecuencias» a las que se puede enfrentar Londres en caso de cruzar la «línea roja de la parte china» sobre Taiwán, y aconsejó a esa nación que no siga las políticas de Estados Unidos al respecto.

En un artículo de opinión publicado este martes en The Guardian, el alto diplomático escribió que Washington, a lo largo de los años, «ha jugado la ‘carta de Taiwán’ para contener a China» mediante la autorización de la venta de armas a la isla, así como desarrollando sus relaciones con las autoridades locales e infringiendo el principio de una sola China.

«El caso de Taiwán es una importante cuestión de principios. No hay ninguna razón para que el Reino Unido ignore este asunto y siga los pasos de Estados Unidos», declaró Zeguang.

El embajador también señaló que los supuestos llamamientos a apoyar a Taipéi en su lucha por la independencia «son extremadamente irresponsables y perjudiciales».

Advertencia

«Cualquier movimiento que viole el principio de una sola China […] o que cruce la línea roja de la parte china, traerá graves consecuencias para las relaciones bilaterales. No debe haber ningún error de cálculo al respecto», subrayó el representante de Pekín en Londres.

«El pueblo chino salvaguardará firmemente, a cualquier precio, su soberanía nacional y su integridad territorial. La «independencia de Taiwán» significa una guerra y conducirá a un callejón sin salida», afirmó Zeguang, e instó a «derrotar tales intentos» para garantizar «la paz y la estabilidad en la región».

Las declaraciones de Zeguang se produjeron mientras Pekín realizaba una nueva ronda de ejercicios militares, en respuesta a una breve visita de un grupo de legisladores estadounidenses a Taipéi a principios de esta semana. El hecho tuvo lugar menos de dos semanas después del viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, que desencadenó maniobras militares sin precedentes por parte de China.  

El diplomático chino justificó la reacción de su Gobierno, condenada por Reino Unido.

«Es natural que China tome las medidas necesarias en respuesta. Estas medidas tienen como objetivo oponerse a la injerencia de EE.UU. en los asuntos internos de China», declaró Zeguang. «La parte estadounidense y las fuerzas separatistas de la ‘independencia de Taiwán’ deben asumir toda la responsabilidad por sus actos ilícitos», manifestó el embajador.

Fuente RT

Te puede interesar


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬