España prevé una subida de impuestos que recaudará cerca de 7.000 millones extra

Se trata de una cifra récord de ingresos para el país que equivaldrá al 40 por ciento del PIB (producto interior bruto) español

El Gobierno de España comunicó a Bruselas el borrador de su Plan Presupuestario para 2021, que prevé una subida de impuestos para recaudar un total de 6.847 millones de euros adicionales el próximo año.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez trasladó a la Comisión Europea su intención de elevar en 33.447 millones de euros los ingresos con respecto a 2020 gracias a la subida de impuestos y el rebote económico tras la crisis derivada de la pandemia.

«El Gobierno del Reino de España ha decidido adoptar una serie de medidas de ingresos para incrementar la recaudación agregada con el objetivo de ir acercando los niveles de tributación de España a la media de los países de nuestro entorno», recoge el documento publicado por el Ministerio de Hacienda.

En concreto, España promete al Ejecutivo comunitario unos ingresos públicos de alrededor de 494.000 millones en 2021, parte de los cuales serán gracias a la recaudación adicional mediante nuevas figuras fiscales.

Se trata de una cifra récord de ingresos para el país que equivaldrá al 40 por ciento del PIB (producto interior bruto) español.

Una de las medidas en materia fiscal que contribuirá a este aumento de los ingresos públicos es la subida del IVA (impuesto sobre el valor añadido) de las bebidas azucaradas del 10 al 21 por ciento.

También entrarán en vigor en 2021 el nuevo impuesto sobre servicios digitales conocido como «tasa Google» y el que afecta a las transacciones financieras, denominado «tasa Tobin», que supondrán unos 1.800 millones de euros en conjunto.

El plan presentado a Bruselas contempla además una subida de los impuestos con relación al medioambiente que aportará 491 millones, con iniciativas como el impulso a la «fiscalidad verde» y la creación del impuesto sobre los envases de plástico de un solo uso.

Asimismo, el documento incluye sin detallar las subidas de los impuestos directos e indirectos, con un impacto de más de 2.500 y 1.700 millones respectivamente.

Aunque no lo especifica en el borrador, el Gobierno ya apuntó desde hace meses a un ascenso del gravamen para las rentas más altas del país.

«En este sentido, el Gobierno de España apuesta por medidas fiscales coordinadas en el ámbito de la Unión Europea en sectores relacionados con las transacciones financieras, la economía digital y la fiscalidad verde. En definitiva, un sistema tributario adaptado y moderno, a la par que justo y eficiente, que contribuya a la transformación del modelo de crecimiento económico y garantice el Estado del Bienestar», indica el texto remitido a Bruselas.

El Gobierno de Pedro Sánchez estima que el PIB rebote un 7,2 por ciento en 2021 tras el derrumbe provocado por la pandemia este año, que sitúa en un 11,2 por ciento.

Previsiones más pesimistas como la del Fondo Monetario Internacional elevan la caída de la economía española en 2020 al 12,8 por ciento.

La Comisión Europea se encargará en las próximas semanas de analizar el plan presentado por España para dar el visto bueno o solicitar las modificaciones que crea convenientes en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea.

No es el mismo documento que el de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, que el Ejecutivo prevé presentar ante el Congreso de los Diputados este mes, aunque sí que recoge datos que ya se anunciaron como las previsiones de techo de gasto y de déficit público.

Fuente: Sputnik

Continúa leyendo…

Compártelo

Comentarios