Prefieren sexo antes que dormir

Estudian comportamiento de marsupiales macho que se aparean hasta morir en Australia

La falta de descanso durante la temporada de reproducción puede contribuir a la mortandad masiva anual de machos marsupiales

Por Anais Lucena

01/02/2023

Publicado en

Actualidad / Animales

0 0


Los quolls machos del norte de Australia, un género de mamíferos marsupiales que se encuentra en peligro de extinción, se están apareando hasta morir después de una temporada de reproducción, un comportamiento que está siendo estudiado por científicos.

De acuerdo a una nueva investigación, en la que se rastreó la actividad de los marsupiales carnívoros en Groote Eylandt, frente a la costa del Territorio del Norte, esta especie parece sacrificar el sueño a favor de tener relaciones sexuales, lo que podría ser responsable de sus muertes prematuras.

La falta de descanso durante la temporada de reproducción puede contribuir a la mortandad masiva anual de machos, mientras que las hembras de la especie se reproducen una vez pero viven hasta cuatro años.

Según reseña el diario The Guardian, los quolls del norte, que están en peligro de extinción en el continente australiano, son los mamíferos más grandes que se sabe que exhiben semelparidad, una estrategia de reproducción en la que un organismo muere después de reproducirse por primera vez. 

Los investigadores que publicaron su estudio en la revista Royal Society Open Science, encontró que los quolls machos descansaban solo alrededor del 8% del tiempo, mientras que las hembras descansaban tres veces más (24% del tiempo). 

Luego de ser rastreados durante siete semanas en la temporada de reproducción, utilizando acelerómetros contenidos en mochilas de fieltro en miniatura, encontraron también que los machos pasan más tiempo en movimiento. Dos de los siete observados, viajaron 10,4 km y 9,4 km respectivamente en una noche, el equivalente humano a caminar entre 35 y 40 km, estiman.

“Los machos están invirtiendo toda esta energía en… buscar a las hembras, porque así es como maximizan su rendimiento reproductivo. Pero simplemente no están descansando en el medio”, dijo el Dr. Christofer Clemente, coautor del estudio y profesor titular de ecofisiología animal en la USC.

En el análisis los científicos aseguran que no pueden decir con certeza si la falta de sueño es la culpable, pero creen que explicaría el deterioro gradual y la eventual muerte de los machos, ya que se convierten en presas fáciles, no pueden evitar las colisiones o mueren por agotamiento.

“Al final de la temporada de reproducción, estos quolls se ven terribles (…) Comienzan a perder su pelaje, comienzan a no poder arreglarse de manera eficiente, pierden peso y… también están peleando constantemente entre ellos”, agregan.

Vale mencionar que investigaciones anteriores han demostrado que los roedores privados de sueño presentan problemas similares.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬

Sigue Leyendo